EL MUNDO › EL ALCALDE NO QUIERE ELECCIONES ANTICIPADAS EN ITALIA

Veltroni negocia otra Unión

 Por Laura Lucchini *

Desde Milán

El centroizquierda italiano no quiere ir a elecciones anticipadas, pero ya está pensando en su futuro líder. El ahora ex primer ministro Romano Prodi aseguró que no volverá a presidir un gobierno, dejando a La Unión sin un sucesor claro. El líder del neonato Partido Democrático, Walter Veltroni, se ha consolidado como nueva referencia de la izquierda, aunque todavía no cuenta con el apoyo de los comunistas, un sector que demostró ser volátil durante los 20 meses de gobierno de Prodi. El alcalde de Roma se perfila como la única esperanza electoral de La Unión.

Walter Veltroni rompió el silencio y propuso su receta para hacer frente a la crisis: “Las elecciones anticipadas dejarían ahora el país en una situación de crisis dramática. Es necesario evitarlas”. El secretario del Partido Democrático apeló “al presidente de la República y a su sabiduría” para encontrar una solución e indicó su inclinación hacia un gobierno institucional, es decir, un Ejecutivo guiado por un funcionario de alto nivel, que suele ser el presidente del Parlamento o el presidente del Senado, y que goza de la confianza de ambas partes políticas. Según los analistas italianos, Veltroni no quiere quemar sus barcos en una elección, en la que todos los sondeos dan como ganador a Silvio Berlusconi.

El Partido Democrático nació en octubre con la intención de agrupar, por primera vez, a toda la izquierda no comunista. Después de unas elecciones primarias que le confirmaron el liderazgo del nuevo partido, Veltroni emprendió una intensa actividad diplomática para lograr un acuerdo sobre una nueva ley electoral. Antes de los eventos de las últimas semanas, también había logrado un tímido apoyo de Silvio Berlusconi.

Con más razón ahora, Veltroni intentará forzar cualquier opción para ir a las urnas en 2009 con un nuevo sistema electoral, ya que el actual, que combina proporcional y mayoritario, le obligaría a formar una coalición variopinta como fue la de Prodi, algo imposible dado que él no tiene el apoyo de la izquierda extrema. En cambio, con un sistema electoral proporcional, Veltroni podría correr solo.

Silvio Berlusconi es el favorito, si las elecciones se celebran en breve y con el viejo sistema. Los sondeos indican que tiene entre 10 y 12 puntos porcentuales de ventaja. “Romano Prodi obtuvo dos efectos: destruyó la mayoría y consolidó la oposición, también en la indicación del líder, que es Berlusconi”, dijo Beppe Pisanu, ex ministro de Interior de Il Cavaliere. En esta situación, está claro que Berlusconi está muy lejos de querer una nueva ley electoral: “Elecciones ya, no a maniobras de palacio”, dijo una y otra vez, y puso fecha: “El 13 de abril, y con esta ley electoral, sin modificaciones”.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared