ECONOMIA › EMPLEADOS DENUNCIAN LA MANIPULACION DE ESTADISTICAS Y PERSECUCION

Un año después, el Indec sigue en crisis

 Por David Cufré

Empleados desplazados, hostigamientos, sumarios, eliminación de plus salariales, congelamiento de equipos completos y hasta intimidación física son las denuncias que coronan un año de conflictos en el Indec. Pasado mañana se cumple el primer aniversario del inicio de ese proceso, que provocó un grave daño a la credibilidad en las estadísticas oficiales, en particular en el índice de inflación. El 29 de enero de 2006 era corrida de su puesto la funcionaria a cargo del Indice de Precios al Consumidor, Graciela Bevacqua, para designar en su lugar a Beatriz Paglieri, quien responde directamente al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, virtual interventor del Instituto. Como una bola de nieve, la crisis se fue extendiendo a otras áreas y les costó el cargo a tres directores generales –Lelio Mármora, Mario Krieger y Alejandro Barrios–- y hasta fue detonante de un recambio de ministro de Economía, con la salida de Miguel Peirano, crítico de la línea oficial.

La comisión interna de ATE en el Indec organizó para pasado mañana un acto frente a la sede del organismo, con la participación anunciada de las autoridades del gremio a nivel nacional y del secretario general de la CTA, Hugo Yasky, y de su antecesor, Víctor De Gennaro. También estarían presentes organismos de derechos humanos –Madres de Plaza de Mayo, Hijos, Familiares, APDH y Serpaj– y empleados públicos de otras reparticiones. De ahí, marcharán al Palacio de Hacienda para entregar un documento al ministro Martín Lousteau, detallando la ocurrido en los últimos doce meses y la situación actual en el Indec. Además, se presentará una estimación de cuánto habría sido la inflación en 2007 si no se hubiera modificado la metodología de cálculo.

El grupo de trabajadores que realizó las denuncias por “manipulación” de las estadísticas y llevó adelante distintas medidas de fuerza –la más seria fue un paro de 45 días a mitad de año, que impidió recabar la información en el área metropolitana para la última medición del desempleo– dice haber sufrido graves consecuencias. Cynthia Pok aseguró en diálogo con este diario que existe una persecución de esos empleados. Pok es una reputada profesional que estaba a cargo de la estratégica área que realiza la Encuesta Permanente de Hogares, de donde surgen los indicadores de pobreza e indigencia. Cerca de mitad de año, Pok se negó a calcular las canastas de pobreza e indigencia con el IPC que le entregaba Paglieri –a menor inflación, la cantidad de pobres e indigentes también sería más baja– y eso determinó su desplazamiento.

“Llamo hostigamiento a un grupo de 30 personas que nos esperan en la planta baja cuando bajamos del ascensor y forman un pasillo para que pasemos por el medio, mientras nos dicen cosas o nos miran mal”, describió Pok un hecho de hace diez días. Lejos de resolverse, la tensión dentro del Indec es cada vez mayor. Página/12 consultó la posición del otro gremio que interviene en el Indec, UPCN, que reconoció que el clima “no es el mejor”, pero consideró que todo el conflicto “es político, no gremial”. En este sindicato aseguran que las metodologías de cálculo anteriores necesitaban una renovación y que, en todo caso, el error del Gobierno fue no haber explicado oportunamente cómo iba realizando esos cambios.

Además del IPC, las autoridades del Indec produjeron correcciones en el área de cuentas nacionales –mide el crecimiento económico–, en el IPC Nacional –hasta que la mayoría de las provincias adoptó el criterio establecido en Buenos Aires–, en la medición de precios de supermercados y en el estimador industrial. El ministro Lousteau demoró la aplicación de una metodología renovada para estimar la inflación, tratando de que el nuevo índice tenga consenso y empiece a resolver una crisis que hoy sigue siendo grave.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared