EL PAIS › UN REPRESOR DE LA ARMADA QUE SIGUE EN FUNCIONES

Un asesor con prisión domiciliaria

El contraalmirante retirado Roberto Pertusio figura como consejero del jefe de la Armada en el Centro de Estudios Estratégicos. Fue arrestado en noviembre de 2006 por su participación en crímenes de lesa humanidad y está preso en su casa de Olivos.

 Por Nora Veiras

En noviembre del 2006 la Justicia de Mar del Plata ordenó la detención del contraalmirante retirado Roberto Pertusio por homicidios, secuestros y torturas. Desde entonces el marino, que cumplirá 75 años el 6 de febrero, está preso en su casa de Olivos. El breve derrotero sería equiparable al de los casi 350 represores detenidos por delitos de lesa humanidad salvo por un detalle: Pertusio es uno de los “consejeros” del jefe de la Armada, Jorge Godoy, en el Centro de Estudios Estratégicos, uno de los organismos que funcionaban en el emblemático edificio de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) que fue desalojado y transformado en Museo de la Memoria.

La página web del centro lo tiene a Pertusio en el rango de miembro consejero permanente. En distintos links del área académica encargada de indagar y proponer debates estratégicos al almirantazgo figuran obras de Pertusio como asesor en temas militares. Para corroborar las otras especialidades del contraalmirante hay que remitirse a las causas judiciales abiertas tras la anulación de las leyes de punto final y obediencia debida. El sitio oficial de la Armada no remite a esos antecedentes.

En Mar del Plata el nombre de Pertusio volvió a escucharse apenas comenzaron los testimonios en el Juicio por la Verdad que reconstruye la represión en la base naval de la ciudad. El contraalmirante era el segundo jefe del centro clandestino de detención que funcionó en ese lugar. Según figura en el expediente –que tramitó el juez Alejandro Castellanos y ahora está a cargo de Rodolfo Pradas– tenía entre sus funciones informar a los familiares sobre la situación de los detenidos.

El 16 de septiembre del ’76 fueron secuestradas y alojadas en la base naval Nora Inés Vacca y Lilia Elena Renzi. En la causa se adjunta la nota enviada por Pertusio a Reinaldo Vacca, padre de Nora, en la que dice que por orden del contraalmirante Carlos Malugani le informa que si bien el procedimiento de secuestro de los bienes fue realizado por personal bajo su cargo, no fue la Marina la que ejecutó el operativo en el cual fueron secuestradas las propietarias de esos bienes. Argumentos semejantes utilizó con Leónidas Roldán, padre de Omar Tristán, también secuestrado. Pertusio dijo desconocer el paradero del joven pero admitió que la Marina hizo el operativo para trasladar a la base sus bienes.

Pertusio supo reciclarse como docente especializado en temas de estrategia militar hasta que la reapertura de los juicios le transformó en presente su pasado. Fue detenido por privación ilegítima de la libertad, imposición de tormentos agravado por la persecución política de Nancy Carricabur, Stella Maris Nicuez, Liliana Retegui, Liliana Iorio, Patricia Lazzeri y el matrimonio de Tristán Roldán y Delia Garaguso, que estaba embarazada de tres meses. También está acusado de homicidio doblemente agravado en el caso de Iorio, Retegui, Lazzeri, Roldán y Garaguso.

El abogado Carlos Bozzi, sobreviviente de La Noche de las Corbatas, el operativo militar que tuvo como objetivo el exterminio de prestigiosos laboralistas en la ciudad balnearia, recordó que “Roberto Luis Pertusio por los años ‘76 era capitán de fragata y jefe de la Fuerza de Submarinos asentados en la Base Naval Mar del Plata. Varios testimonios lo sindican como el encargado de los operativos en los que la Marina, bajo directivas del Grupo de Defensa de Artillería Antiaérea 601, secuestró a diversas personas, con posterior desaparición de las mismas. En 1984, según registros de la propia Armada nacional, aún seguía siendo el jefe de la Fuerza de Submarinos”.

Los vínculos de Pertusio parecen seguir gozando de fortaleza a pesar de su situación procesal. A mediados del año pasado fue trasladado a Mar del Plata para recalar en el juzgado. Miembros de la Asociación HIJOS comentaron a Página/12 que “lo llevaron en una camioneta, sin esposas, como uno más, para evitar que lo escracháramos”. Si se desconocen las andanzas del contraalmirante durante la dictadura también pasa inadvertido como integrante del Centro de Estudios Estratégicos de la Armada.

La muchachada

El centro de investigación se financia con presupuesto de la Marina. Presidido por el jefe de la fuerza, está integrado por oficiales en actividad y retirados. Quienes dejaron sus funciones reciben viáticos por participar de las reflexiones estratégicas. En el caso de Pertusio se supone que por su condición de detenido no tendrá esos gastos.

En ese destino se reencuentran viejos camaradas y no tanto. El contraalmirante retirado Miguel Troitiño, habitué en cuanta tribuna monten los defensores de la dictadura para justificar su “misión patriótica”, es uno de los investigadores permanentes del Centro de Estudios Estratégicos. Troitiño fue uno de los altos oficiales sancionados por el propio Godoy a poco de asumir como jefe de la Armada durante el gobierno de Néstor Kirchner. El motivo del arresto fue la publicación de una solicitada crítica hacia la política oficial para el sector en la que, con otros, manifestó su “clara oposición” a una eventual extradición de militares por causas de violaciones a los derechos humanos. Por entonces, julio del 2003 no se habían anulado las leyes de impunidad y los únicos juicios que prosperaban eran los que se realizaban en el exterior.

En el Centro de Estudios Estratégicos también encontró conchabo el capitán de navío Hugo Santillán, que fue desplazado de la dirección del Liceo Naval por la depredación que sufrió el edificio que ocupaba la escuela antes del traslado de la ESMA, en setiembre pasado. Literalmente, se llevaron hasta las canillas. Godoy sancionó a Santillán por el exabrupto. Todos, sin embargo, vuelven a reencontrarse en los escritorios del centro que ahora funciona en tres pisos del edificio de Reconquista 385.

Compartir: 

Twitter
 

El jefe de la Armada, Jorge Godoy.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared