EL PAIS › DESDE OLIVOS, RAFAEL CORREA CONFIRMO QUE IMPULSAN A NESTOR KIRCHNER PARA EL ORGANISMO

“Es el hombre ideal para la Unasur”

Tal como anticipó Página/12, el ex presidente cuenta con buenas chances de asumir la secretaría general de la Unasur. Luego de reunirse con Cristina y Néstor Kirchner, lo reveló el ecuatoriano Correa. El anuncio podría hacerse en Asunción.

 Por Martín Piqué

Y la sorpresa de muchos dejó de serlo. Una vez que el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, lo confirmó en conferencia de prensa desde la quinta de Olivos, ya no hubo dudas. Como Página/12 anticipó en exclusiva el domingo pasado, el ex presidente Néstor Kirchner será impulsado como secretario ejecutivo de la Unión Sudamericana de Naciones (Unasur). La confirmación llegó directamente a través del mandatario ecuatoriano. “Néstor Kirchner es el hombre ideal para sacar adelante la Unasur y potenciar esa secretaria (ejecutiva). Y más aún, para cambiar los estatutos de la entidad regional”, aseguró Correa ante la consulta de una periodista. La candidatura de Kirchner para encabezar Unasur tiene el apoyo de Luiz Inácio Lula da Silva y Hugo Chávez, y se descuenta que también logrará el aval de Evo Morales, Fernando Lugo y Tabaré Vázquez. Como la asunción de Lugo en Asunción reunirá a todos los mandatarios de Sudamérica, será la ocasión perfecta para cotejar el consenso que despierte la designación de Kirchner en la secretaría ejecutiva.

En la edición de ayer, Página/12 había informado que Correa estaba evaluando pedir el traslado de la sede permanente de Unasur de Quito a Buenos Aires y que pensaba proponer a Kirchner como secretario ejecutivo del organismo. El pronóstico se confirmó a las pocas horas, luego de que el mandatario ecuatoriano compartiera un desayuno con la Presidenta y su esposo. Tras reunirse por dos horas con el matrimonio presidencial, Correa apareció ante un grupo de periodistas dispuesto a responder preguntas. Enseguida le consultaron por la posibilidad de que Kirchner fuera designado al frente de Unasur.

“Ecuador ha dicho desde un inicio que tienen que revisarse esos estatutos, y dada la renuncia de (Rodrigo) Borja, siempre pensó que el hombre ideal para sacar adelante Unasur, para potenciar esa secretaría, para realmente darle poder y llevar adelante la integración, es el ex presidente Néstor Kirchner”, ratificó Correa.

Los estatutos de los que habló el presidente ecuatoriano determinan el reglamento constitutivo de Unasur y sus autoridades. Unasur está compuesta por un presidencia pro témpore, que está a cargo de un mandatario en ejercicio de algún país de la región (hoy a cargo de la chilena Michelle Bachelet) y una secretaría ejecutiva, en la que debe ser nombrado un ex presidente democrático. El primero en ser designado fue Borja, quien gobernó Ecuador entre 1988 y 1992. Al constatar las pocas atribuciones que tendría su función, Borja presentó velozmente la renuncia. Su cargo nacía vacío de contenido porque debía convivir con una junta de delegados compuesta por un representante de cada país. Ahora Correa propone modificar los estatutos de Unasur para que la secretaría ejecutiva tenga más poder de decisión.

El eventual nombramiento de Kirchner en la secretaría ejecutiva de Unasur alimentará una de esas paradojas tan frecuentes en la política. Kirchner podría asumir una responsabilidad importante en el organismo que él mismo desatendió mientras fue presidente. Fue hace cuatro años, cuando por el impulso de Lula los presidentes sudamericanos se reunieron en la ciudad peruana de Cuzco para lanzar la Comunidad Sudamericana de Naciones. Aquella vez Kirchner declinó la invitación, y la Argentina estuvo representada por Daniel Scioli. Otro de los asistentes fue Eduardo Duhalde, quien ya era un ferviente defensor de la iniciativa de Lula de unificar el Mercosur y la Comunidad Andina en un bloque subcontinental. “Estoy dispuesto a hacer todos los viajes que sean necesarios para cumplir el sueño de la integración”, prometió entonces Lula.

La Comunidad Sudamericana de Naciones se transformó oficialmente en Unasur –nombre elegido por Chávez– en la reciente cumbre de Brasilia, en mayo último. El organismo está integrado por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela. Los reuniones de Unasur siempre suponen cierto nivel de discusión: la presencia de Colombia, aliado extra OTAN de Estados Unidos y principal destinatario de su ayuda militar, garantiza la polémica en torno a temas puntuales, como la presencia de la IV Flota en la región, el Banco del Sur y la iniciativa brasileña de crear una Junta de Defensa Regional, que ya despertó resistencias en el gobierno colombiano de Alvaro Uribe.

Habrá que ver si Kirchner logra unificar a todos los países cuando en el horizonte inmediato asoma una agenda bastante conflictiva. A pesar de que nunca dio señales de disfrutar mucho la política internacional (la excepción fue la Cumbre de las Américas de Mar del Plata, donde fracasó una ofensiva por el ALCA), Kirchner ahora quiere un destino latinoamericano. “Esta es una Sudamérica distinta a la de 2004. Está Bolivia, con Evo fortalecido con el 67 por ciento de los votos, Paraguay con Lugo y Ecuador con Correa”, argumentaron desde el Gobierno para explicar los cambios de opinión del santacruceño.

Ayer, Correa anticipó que en la asunción de Lugo en Paraguay habrá novedades. “Próximamente tendremos concreciones al respecto, noticias que realmente son buenas para la región y en especial para Unasur”, deslizó con cierto misterio.


CFK viaja y queda Cobos

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner volará hoy a la tarde en el Tango 01 a Paraguay para asistir a la asunción de Fernando Lugo, el ganador de las elecciones del pasado 20 de abril. Poco después de su llegada está prevista la realización de un acto de juventudes y movimientos sociales a los presidentes, pero no está confirmado que Cristina Kirchner participe. En cambio, es seguro que vaya a la cena que ofrecerá el presidente saliente, Nicanor Duarte Frutos, en el Palacio de Gobierno. El viernes a las 8 se llevará a cabo la sesión solemne en el Congreso, y a las 9.30 jurará Lugo. Una hora después será la transmisión de mando y la jura de ministros. Pasado el mediodía, está previsto que Cristina Kirchner emprenda el regreso a Buenos Aires, donde quedará por un día el vicepresidente Julio Cobos a cargo del Ejecutivo nacional.

Compartir: 

Twitter
 

Rafael Correa, Cristina Fernández y Néstor Kirchner desayunaron en la Quinta de Olivos.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared