EL PAIS › CRISTINA FERNANDEZ DE KIRCHNER GANO EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

La primera entre los porteños

La Presidenta mejoró su desempeño con respecto a las primarias y superó la barrera del 35 por ciento. También se impusieron sus candidatos al Congreso. Detrás suyo quedó el socialista Hermes Binner. El macrista Federico Pinedo salió segundo a Diputados.

 Por Santiago Rodríguez

Cristina Fernández de Kirchner hizo historia ayer por la cantidad de votos con los que consiguió su reelección, por la diferencia que les sacó a sus adversarios y, en el caso particular de la ciudad de Buenos Aires, por el simple hecho de ganar. Desde el retorno a la democracia en 1983, ningún otro presidente peronista había ganado una elección en la Capital Federal y ella no sólo lo consiguió sino que, además, traccionó de tal forma la boleta del Frente para la Victoria que también llevó al triunfo a sus candidatos a diputados, encabezados por Roberto Feletti. El socialista Hermes Binner repuntó entre los porteños del mismo modo que a nivel nacional y salió segundo, pero quienes lo acompañaron en la lista del Frente Amplio Progresista para la Cámara baja no pudieron seguirle el tranco y terminaron terceros, detrás de la boleta PRO de Federico Pinedo.

El resultado de las primarias abiertas anticipaba un triunfo que Cristina Kirchner ratificó ayer con creces en la elección general: el 35,20 por ciento de los porteños la votó para que siga otros cuatro años en la Casa Rosada.

El 14 de agosto pasado a CFK la había votado el 29,62 por ciento de los electores de la Ciudad. En los dos meses que transcurrieron desde aquella ronda preliminar hasta la definitiva, Cristina Kirchner logró incrementar su caudal electoral y superó por casi ocho puntos a Hermes Binner, quien se llevó el 27,73 por ciento de los votos.

El candidato del Frente Amplio Progresista ascendió un puesto con respecto a las primarias y desbancó del segundo lugar del podio a Eduardo Duhalde. El ex presidente interino y candidato de Unión Popular terminó con el 10,22 por ciento y dejó cuarto a Alberto Rodríguez Saá, quien a la cabeza de la boleta de Compromiso Federal obtuvo el 9,86 por ciento. A Ricardo Alfonsín lo votó el 9,43 por ciento de los porteños, casi los mismos que hace dos meses. La que perdió aun más de lo que ya había perdido con respecto a sus ya lejanos días de gloria fue la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, quien ayer obtuvo el 4,26 por ciento.

Esta vez no hubo milagros para el candidato del Frente de Izquierda y los Trabajadores, Jorge Altamira: quedó último, con el 3,29 por ciento de los votos.

El de mayor crecimiento de las primarias a las generales fue Bi-nner, que casi duplicó su caudal electoral. El socialista aumentó su base de votantes básicamente a costa de Duhalde, que el 14 de agosto pasado obtuvo el doble de votos que ayer.

La Presidenta también creció y ganó otra vez con comodidad en la zona sur de la Ciudad. Su mejor registro lo consiguió una vez más en la Comuna 8 (Soldati, Lugano y Villa Riachuelo), donde la votaron la mitad de los que allí pasaron por el cuarto oscuro. El norte, en cambio, volvió a darle la espalda: perdió en la Comuna 2 (Recoleta), la 13 (Núñez, Belgrano y Colegiales) y la 14 (Palermo). En esas zonas acomodadas, la estrella fue Binner, que sumó otro barrio porteño a su palmarés: Caballito (Comuna 6).

La ola que generó CFK en la Ciudad también llevó a buen puerto a los candidatos a diputados del Frente para la Victoria. La boleta encabezada por Feletti –a quien en su discurso triunfal en el Hotel Intercontinental la Presidenta felicitó por su desempeño electoral– no escapó al filo de las tijeras cada vez más habituales en las carteras de las damas y los bolsillos de los caballeros. Aun así hizo la mejor elección legislativa de la historia del kirchnerismo: consiguió el 29,26 por ciento de los sufragios.

El viceministro de Economía se manifestó “contento de devolverle la Ciudad al proyecto nacional”. María del Carmen Bianchi, quien lo acompañó en el segundo lugar de la lista, se sumó al festejo y definió la de ayer como “una jornada histórica, porque se reafirma el apoyo ciudadano al programa de libertad e igualdad que representa Cristina Fernández de Kirchner”. Además de Feletti y Bianchi, el próximo 10 de diciembre ingresarán a la Cámara de Diputados en representación del kirchnerismo porteño el secretario general de La Cámpora, Andrés “Cuervo” Larroque; y el director del Centro Cultural de la Cooperación, Juan Carlos Junio. En el kirchnerismo no descartaban que en función del reparto de bancas que determina el sistema D’Hont también entrara la pedagoga Mara Brawer.

El mayor beneficiario del corte de boleta fue Federico Pinedo, que no por nada hizo campaña tijera en mano junto a Mauricio Macri. Sin un candidato presidencial que tirara delante suyo, el jefe de la bancada PRO alcanzó el 19,61 por ciento de los votos (tres puntos más que en las primarias) y se aseguró una nueva temporada en Diputados. También desembarcarán en el Congreso los macristas porteños Cornelia Schmidt-Liermann y Pablo Tonelli.

Claudio Lozano, en cambio, padeció la guadaña. La boleta de diputados del Frente Amplio Progresista liderada por el economista sacó 16,85 por ciento, o sea, diez puntos menos de los que tuvo Bi-nner. Por la alianza encolumnada detrás del santafesino también seguirá en Diputados el socialista Roy Cortina. Cristina Calvo, del GEN, peleaba por una banca.

El corte de boleta también dejó fuera de juego a Martín Redrado. El ex presidente del Banco Central y candidato a diputado de Unión Popular obtuvo el 5,77 por ciento de los porteños; es decir, la mitad de los que consiguió Duhalde. Carlos Campolongo, candidato de Rodríguez Saá, le ganó por unas décimas: sacó el 5,81 por ciento.

El Frente de Izquierda y los Trabajadores y la Coalición Cívica hicieron, en cambio, mejor elección a Diputados que en el rubro presidencial. Gabriel Solano obtuvo el 5,62 por ciento, con lo que casi duplicó a Altamira, y Patricia Bullrich sacó el 6,56 por ciento, dos puntos más que Carrió.

Bullrich era una de las que aguardaba el reparto de las 12 bancas en juego por la Ciudad para ver si sigue en Diputados o debe buscarse otro destino. Mejor posicionado que ella, con el 7,07 por ciento de los votos, también el ex fiscal Manuel Garrido esperaba con expectativa la posibilidad de llevarse al menos un premio consuelo para el radicalismo.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared