EL PAIS › LAS ELECCIONES PARA GOBERNADOR

Amplio voto a candidatos K

El oficialismo se impuso en siete de las ocho provincias. La sorpresa fue Mendoza, donde la UCR no pudo llegar.

El gobernador kirchnerista

Triunfo de Jorge

El kirchnerista Oscar Jorge seguirá gobernando La Pampa. El mandatario, que aceptó ir por la reelección luego de que el ex senador Carlos Verna renunciara a su candidatura, tenía al cierre de esta edición un 42,62 por ciento de votos, veinte puntos más que el Frente Pampeano Cívico y Social, la alianza de radicales y socialistas que se presentó con la fórmula encabezada por el senador Juan Carlos Marino, que obtuvo el 22,62 por ciento. Tercero fue el voto en blanco, por el que optaron el 13,39 por ciento de los pampeanos. Jorge obtuvo casi 15 puntos menos de los que consiguió en La Pampa la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

En una jornada a pleno sol, las tres principales fuerzas que compitieron por la gobernación denunciaron irregularidades. “Están robando boletas del PJ a mansalva en varias localidades”, denunció el propio Jorge después de votar. El también kirchnerista Nuevo Encuentro, integrado por el Partido Humanista más el EDE sabbatellista, denunció roturas de boletas en Santa Rosa. El senador Juan Carlos Marino, del Frepam, denunció que “el hijo de la candidata a intendente de La Maruja, Adrián Varale, junto a dos militantes radicales, fueron interceptados cuando se dirigían a votar y les sustrajeron los documentos”. Luego se supo que los damnificados recuperaron sus DNI y pudieron votar.


Continuidad de Peralta

El pago chico K

Con apenas el 23 por ciento de las mesas escrutadas, el kirchnerista Daniel Peralta conseguía anoche su reelección como gobernador de Santa Cruz. El mandatario, que compartió fórmula con el intendente de Caleta Olivia, Fernando Cotillo, obtenía al cierre de esta edición el 57,41 por ciento de los votos. En segundo lugar, con un 39,59 por ciento, quedaba el frente Unión para Vivir Mejor, una alianza entre la UCR, la Coalición Cívica, el Partido Socialista, Nuevo Movimiento y el Partido Unidos por Santa Cruz, que postulaba como candidato al radical Eduardo Costa. Mientras Peralta evitaba anoche celebrar por anticipado, algunos radicales aseguraban que la tendencia a su favor podía revertirse.

Peralta votó pasado el mediodía en la Escuela 55 de Río Gallegos. Luego relató que el sábado estuvo con la presidenta Cristina Fernández, a quien describió como “una mujer formidable” con “una enorme tristeza por la falta de su compañero”. “Mañana retomamos el trabajo en lo institucional”, aseguró el gobernador. Destacó que “lo más importante es ratificar la democracia en cada acto eleccionario” y recordó al ex presidente Néstor Kirchner al afirmar que “falta consolidar mucho de lo que él inició en 2003. A pocos días del aniversario de su muerte, tenemos una mezcla de cosas, estamos esperanzados por esta democracia y tristes por su ausencia”. El gobernador destacó “la exigencia” que representa “trabajar y dormir” en los mismos lugares en que lo hizo Kirchner mientras gobernó Santa Cruz, porque dejó “una vara muy alta” de medición, dijo.

Los dos principales candidatos opositores coincidieron en criticar la ley de lemas que se utiliza para los cargos de intendente, diputados y concejales en Santa Cruz, que retrasó el recuento. El radical Costa pidió “una mejora del proceso electoral para facilitarle la elección a la gente, como fueron las primarias” de agosto, y consideró que “hay que eliminar la ley de lemas” porque “este sistema confunde a la gente”. El candidato de Encuentro Ciudadano, Marcelo Cepernic, que obtuvo el 2,14 por ciento de los votos, dijo que “la enorme cantidad de boletas que contiene el cuarto oscuro significa una degradación de la práctica democrática y una falta de respeto a la ciudadanía”, destacó el hijo del ex gobernador Jorge Cepernic, y apuntó que sólo en Río Gallegos había más de 500 candidatos a concejales.

En un lejano cuarto lugar terminó la candidata del Partido Obrero, Norma Villamayor, con el 0,8 por ciento de los votos.

La presidenta Cristina Fernández, en tanto, se imponía con el 81,33 por ciento de los votos en la provincia donde tiene residencia.


Logró la reelección

Festejo de Urribarri

Sergio Urribarri obtuvo con comodidad su reelección como gobernador de Entre Ríos. Encolumnado con el gobierno nacional, con su actual ministro de Desarrollo Social, José Cáceres, como compañero de fórmula, el mandatario consiguió el 56,97 por ciento de los votos (con el 78,9 por ciento de las mesas escrutadas), casi cuarenta puntos por encima del Frente Progresista Cívico y Social que postuló al radical Atilio Benedetti, que obtuvo el 19,44 por ciento. Tercero se ubicó el Frente Entrerriano Federal del ex gobernador Jorge Busti, que no acompañó a ninguna fórmula presidencial, con el 17,4 por ciento de los votos.

“Estoy muy contento por lo que ha pasado en el país, en Entre Ríos y en Paraná, donde ganó el Frente para la Victoria”, expresó Urribarri. “Ha sido una elección histórica que supera todo lo vivido hasta ahora en la vida democrática argentina”, aseguró. No obstante, anticipó que se profundizará “lo hecho hasta ahora en el Gobierno porque falta muchísimo por hacer”. “Además ratificaremos la cooperación que hemos tenido en estos años de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, porque ella es la que conduce con un éxito inédito este proceso en la Argentina”, completó.

Durante casi toda la jornada, la lluvia afectó a gran parte de la provincia y dificultó el desplazamiento de los votantes, que en muchos casos llegaron a las escuelas a última hora. Urribarri votó a media mañana en Concordia y, tras anticipar la victoria, se la dedicó al ex presidente Néstor Kirchner. Anticipó que junto a otros gobernadores están organizándose para viajar el jueves a Río Gallegos “para brindarle un merecidísimo homenaje” a Kirchner, en el primer aniversario de su fallecimiento.

Durante la tarde se reportó un faltante de boletas del candidato presidencial de la Udeso, Ricardo Alfonsín, y errores en la distribución de papeletas del kirchnerismo y el PRO en algunas localidades. El jefe de la UCR provincial, José Antonio Artusi, afirmó que la boleta de Alfonsín y la que postulaba a Benedetti no habían llegado a varias localidades de la provincia. En tanto, dirigentes del Frente para la Victoria y del PRO denunciaron que aparecieron boletas cambiadas de distrito, con los nombres correctos de los candidatos nacionales, pero con candidatos locales de otras ciudades.


En Mendoza ganó el FpV

Batacazo de Pérez

El radicalismo perdió la oportunidad de recuperar el gobierno de Mendoza. Lejos del panorama esbozado al momento de definición de candidaturas, el kirchnerismo tendrá a su cargo el Ejecutivo provincial durante los próximos cuatro años, ya que la fórmula propuesta, integrada por Francisco “Paco” Pérez y Carlos Ciurca aventajó en poco más de diez puntos a la radical compuesta por el ex gobernador Roberto Iglesias y el cobista Juan Carlos Jaliff. “Uno puede pelear y luchar hasta que la gente habla”, reconoció así la derrota Iglesias, luego de felicitar a la fórmula ganadora. Al cierre de esta edición, y con el 37,9 por ciento de las mesas escrutadas, Paco Pérez lograba un 39,5 por ciento superior al 28,6 por ciento del binomio radical. A última hora de la noche, agradeció “a todas las mendocinas y mendocinos” por la victoria, aunque atribuyó a su “fe” haber ganado la elección. “Siempre dije, digo y diré que Dios me ha dotado de una virtud y esa virtud es la fe, y la fe es la que nos ha llevado hoy a estar aquí festejando, feliz, junto a todos ustedes”, expresó.

La influencia de la elección presidencial en la decisión relativa a las autoridades locales explica, en gran parte, los resultados de los comicios de ayer en una provincia cuyo gobierno se mantuvo en alternancia equilibrada entre fuerzas justicialistas y radicales desde el regreso de la democracia. A Paco Pérez, el amplio apoyo que los mendocinos propiciaron a la fórmula que permitió la reelección de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, y que ubicó al actual ministro de Economía, Amado Boudou, en la vicepresidencia, le jugó a favor.

Por el contrario, la caída en picada de la fórmula de la Udeso, integrada por Ricardo Alfonsín y Javier González Fraga, le sumó un peso insostenible a Iglesias, que pasó de aventajar en más de 20 puntos al Frente para la Victoria cuando lanzó su candidatura, a estar más de diez puntos abajo del oficialismo nacional. Ni siquiera le sirvió dar un último manotazo de ahogado, al alentar a sus votantes a que cortaran boleta para apoyar tanto la reelección de la Presidenta como su fórmula. Tras reconocer su derrota, Iglesias deseó a la fórmula kirchnerista “el mayor de los éxitos por el bien de los mendocinos”.

Las últimas mesas de Mendoza cerraron a las 20 de ayer. A las 17 faltaba sufragar poco más del 30 por ciento del padrón.


Triunfo K en Jujuy

La vuelta de Fellner

“Tuvimos un triunfo contundente.” Pasada la medianoche, y con más del 30 por ciento de las mesas escrutadas, el actual presidente de la Cámara de Diputados nacional, el kirchnerista Eduardo Fellner, así definió la resolución de la elección que se desarrolló ayer y que lo convirtió en el nuevo gobernador de Jujuy. La Alianza Frente para la Victoria, que lo llevó como candidato, obtenía, al cierre de esta edición, el 56,52 por ciento de los votos. Quien lo precede en el cargo, Walter Barrionuevo, representará a la provincia en la Cámara de Diputados nacional. Poco tiempo después de cerrados los comicios, pero cuando aún faltaban algunas horas para la publicación del escrutinio oficial, varias decenas de jujeños comenzaron a concentrarse en la céntrica Plaza Belgrano de la capital provincial, para “festejar las elecciones, festejar la democracia”.

“Nos acompañó más de la mitad más uno del padrón electoral jujeño”, se jactó el mandatario, que cumplirá su tercer período al frente de la provincia –la gobernó en 1998 y 2007–. Desde la sede del Partido Justicialista (PJ), Fellner también destacó “el acompañamiento mayoritario y la participación importante del electorado jujeño” al tiempo que realizó una “ratificación absoluta del compromiso de llevar a la provincia adelante entre todos, con este proyecto nacional, popular, de inclusión y de contemplación para los que están excluidos y marginados”, remarcó.

A través de un comunicado, la organización barrial Tupac Amaru convocó junto a otra decena a festejar en la plaza central el cierre de los comicios “gane quien gane”. El espacio comenzó a llenarse no bien cerradas las mesas electorales y entrada la noche actuaron los grupos América, Coroico, Los Izquierdos de la Cueva, Flor de Piedra, Grupo Sentimiento Los Kalpas y la Banda Azul. “El motivo es festejar estos años de democracia y la voluntad popular de emitir libremente el voto”, agregó el comunicado.

El diputado nacional Mario Faid, a quien se le vence su mandato el 10 de diciembre, encabezó la fórmula de Udeso, que cosechó un 27,45 por ciento de los sufragios. El magro 9 por ciento que obtuvo la candidatura de la ex diputada Carolina Moisés, que se presentó por el Frente Primero Jujuy, demostró que el corte de boleta en la provincia fue menor al de otros distritos del país.


El delfín de los Saá

Un cambio que sigue

Claudio Poggi, jefe de gabinete del gobernador puntano Alberto Rodríguez Saá, se imponía anoche para sucederlo con el 57,4 por ciento de los votos, seis puntos más de los que el propio Alberto obtuvo como candidato presidencial en su terruño. A partir de diciembre, por primera vez desde el retorno de la democracia, asumirá en San Luis un gobernador electo distinto de los hermanos Rodríguez Saá. La peor noticia del día para los Rodríguez Saá no fue el cuarto puesto de Alberto, sino la posible derrota en la capital provincial. Al cierre de esta edición, con poco más del 23 por ciento de las mesas escrutadas, el kirchnerista Enrique Ponce, del Frente para la Victoria, se imponía a Alicia Lemme, del oficialista Compromiso Federal, por 46,1 contra 44,2 por ciento. El abogado Ponce, que patrocinó a las familias de las víctimas de la dictadura en el primer juicio por delitos de lesa humanidad en San Luis, consiguió 15 puntos más que la presidenta Cristina Fernández, otra vez segunda en San Luis.

A más de treinta puntos de la fórmula encabezada por Poggi, se ubicó la alianza Frente para la Victoria, encabezada por Alfonso Vergés, con el 26 por ciento de los votos. Tercero terminó José Riccardo, del Frente Unidos por San Luis, con el 15,5 por ciento. Poggi votó en Merlo, a 200 kilómetros de la capital provincial. Después de emitir el voto dijo desconocer las denuncias contra su partido por presunta violación a la veda electoral formuladas tanto por Riccardo como por el senador Daniel Pérsico, del Frente para la Victoria. Pérsico informó después de votar que denunciaría judicialmente la ruptura de la veda y advirtió que “es muy difícil ser oposición en San Luis”.

Alberto Rodríguez Saá, consultado sobre la elección provincial, destacó que “es otra generación la que va a tomar las riendas”. “Eso me entusiasma mucho porque significa un gran avance”, aseguró, e instó a los puntanos a que “se unan en proyectos y sueños”. “Si yo era motivo de enojo, eso no va a existir porque yo ya no voy a estar”, advirtió. Adolfo Rodríguez Saá gobernó San Luis durante cinco períodos consecutivos, el último interrumpido para asumir como presidente interino tras la crisis de 2001, cuando su vice Lemme completó el mandato. En los dos períodos posteriores gobernó Alberto.


Con 50 puntos de diferencia

Gioja, reelecto

Tal como lo anunciaron las primarias, el gobernador sanjuanino, José Luis Gioja, obtuvo un amplio respaldo a su reelección. Los datos oficiales comenzaron a llegar pasadas las 21 y clavaron el redondeo de votos a su favor en cerca del 70 por ciento que logró en agosto pasado. El candidato por el Frente Unión, Producción y Trabajo –una alianza alineada a la candidatura presidencial del gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá–, Roberto Basualdo, obtuvo poco más del 19 por ciento. “Lo que viene es un mejor país, con la presencia de un Estado que promueve y con un Estado solidario, que es la base de todo este proyecto político que los argentinos han apoyado masivamente en la jornada democrática de hoy”, se despachó el mandatario reelecto.

Pasadas las 21, Gioja confirmó su victoria haciendo referencia a la de la Presidenta. “Ha hecho una gran elección. Estoy seguro de que gobernará con mucha prudencia y mucha fuerza, con muchísima dedicación, como lo ha hecho hasta ahora”, se refirió a lo cosechado por la fórmula presidencial oficialista. En la provincia cuyana, y con el 50 por ciento de las mesas escrutadas, el binomio Fernández de Kirchner-Boudou había cosechado el 66,38 por ciento de respaldo popular. Con ese porcentaje de mesas contabilizadas, Gioja rasguñaba el 69 por ciento.

Más temprano, y con los resultados de boca de urna en el aire, Gioja había expresado estar “muy contento” y calificó a los comicios como “una fiesta de la democracia”. En tanto, reflexionó: “Los sanjuaninos han visto que juntos hemos trabajado mucho. Nos hemos dedicado a progresar, con el apoyo de la Nación, con la que tuvimos mucha coordinación”.

Según los datos esbozados por el candidato reelecto, cerca de un 80 por ciento del padrón emitió su voto ayer: “Estamos muy contentos. Somos optimistas porque hemos recorrido las escuelas, hemos dado besos y abrazos y hemos visto muy bien a nuestra gente”, destacó.

No obstante, los festejos en forma de tweets comenzaron un par de horas antes de que el escrutinio oficial empezara a diseñar los porcentajes en cada rincón de la Argentina. “Dicen que ganó Gioja. Dicen que ganaron los pobres, que están más incluidos que nunca en la historia”, chicaneó el gobernador, pero no fue todo: “Dicen que ganaron nuestros senadores y diputados. Dicen que ganó cada uno de los 19 candidatos que presentamos en los 19 departamentos”. No se equivocó.


Insfrán arrasó

El quinto mandato

La población de Formosa se mantuvo firme en su apoyo al actual gobernador, Gildo Insfrán, y repitió el porcentaje de votos a su reelección que expresó en las primarias de agosto. Al cierre de esta edición, y con poco más del 15 por ciento de las mesas escrutadas, el respaldo formoseño al gobernador kirchnerista sobrepasaba el 73 por ciento de los votos, una cifra un punto más alta que la obtenida entonces. Allí, la fórmula presidencial oficialista que llevó a la presidenta Cristina Fernández a la reelección, obtuvo más del 77 por ciento de los votos, seguida de lejos por los binomios Alfonsín-González Fraga y Binner-Morandini.

El conteo de votos en la provincia del norte argentino fue uno de los más lentos de todo el territorio nacional. Esa, tal vez, sea la razón de la demora que demostraron los candidatos competidores en hablar públicamente. Pasada la medianoche, ni el favorito ni Francisco Nazar, candidato por el Frente Amplio Formoseño, la segunda fuerza y opción que más se acercó a la cosecha kirchnerista en las urnas –en la misma etapa del escrutinio alcanzaba el 25,57 por ciento– asomaron de sus bunkers.

Con tal porcentaje cosechado, Insfrán accede a su quinto mandato y rompe la marca histórica de consecución al mando de un poder provincial, hasta ayer ostentado por el puntano Adolfo Rodríguez Saá. Cuando complete su mandato, el formoseño habrá cumplido veinte años en la gobernación, sin descanso.

La última vez que ambos hablaron con la prensa local fue al momento de emitir sus votos. En horas del mediodía, Insfrán se expresó “confiado” en lograr su cuarta reelección al asegurar que los formoseños “saben elegir”. Tras el cierre de las mesas, el mandatario se refugió en la Casa de Gobierno a la espera de los resultados de la victoria. Así como Insfrán obtuvo un amplio respaldo a su reelección, no tuvieron igual suerte la mayoría de los intendentes que buscaban el mismo rumbo. A nivel municipal, los formoseños optaron por un cambio a sus oficialismos.

Los centros electorales cerraron a las 18 con problemas menores, ya que se registró faltante de boletas e inconvenientes entre fiscales en algunos sitios, en especial provocados por el sistema de lemas que rige en la provincia. En muchos casos, los propios vecinos de los poblados de los pueblos originarios cerraron los accesos para evitar la presión de los dirigentes de los partidos políticos, que se acercaban con promesas a buscar el voto de la gente.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared