EL PAíS › MARTIN INSAURRALDE Y SERGIO MASSA COINCIDIERON EN VISITAR BAHIA BLANCA

El mismo día, la misma ciudad

Al primer candidato del FpV lo acompañaron Daniel Scioli y otras figuras del oficialismo. Hubo cruce de declaraciones.

Imagen: DyN.

El kirchnerismo desembarcó ayer en Bahía Blanca para continuar con la campaña electoral. “Para que se pueda vivir mejor, dejamos nuestros egos y nuestros proyectos individuales para abrazarnos a un proyecto colectivo que nos dé mayor cantidad de oportunidades para todos”, señaló Martín Insaurralde, primer candidato a diputado por la lista del Frente para la Victoria (FpV), en una alusión al intendente de Tigre Sergio Massa, aunque sin nombrarlo. El líder del Frente Renovador coincidió en su paso por territorio bahiense.

“En estos tiempos que vienen es bueno que los dirigentes no tengan miedo porque en esta Argentina que estamos viviendo los dirigentes, y quienes elegimos gobernar y tomar decisiones, cuando tenemos miedo le va muy mal a la inmensa mayoría de la población”, aseguró Insaurralde –citando a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner– en el Palacio Municipal local. Kirchneristas y massistas se cruzaron por pocas horas en la ciudad para mostrar sus propuestas en el interior bonaerense. Massa se reunió con su gente en la Casa de la Cultura, adonde arribó para participar de una charla sobre violencia de género, aunque no dejó pasar la oportunidad de atacar al oficialismo al señalar que, “cuando analizamos la capacitación, infraestructura y legislación de los últimos años, nos encontramos con que no hubo una política”.

A pesar de que la campaña electoral comienza oficialmente hoy, los partidos políticos ya desplegaron hace días sus estrategias. Así fue como el candidato del kirchnerismo desembarcó en Bahía Blanca para una reunión en el marco del Plan Más Cerca, y fue acompañado por sus principales acompañantes en la boleta y dirigentes del oficialismo. Insaurralde llegó con la jefa del bloque de diputados del FpV, Juliana Di Tullio, y segunda en la lista. También estuvo presente el vicepresidente Amado Boudou, el gobernador Daniel Scioli y el presidente de la Cámara de Diputados Julián Domínguez.

Por su lado, Massa hizo lo propio con la excusa de una jornada de debate: llegó con sus candidatos Felipe Solá, ex gobernador bonaerense, y el ex titular de la Unión Industrial Argentina, Ignacio de Mendiguren.

Scioli aseguró que los intendentes Insaurralde y Gustavo Bevilacqua son “justos y agradecidos” porque “entendieron que, como dijo el general Perón, nadie se realiza en una comunidad que no se realice, ningún municipio puede crecer sin un programa nacional y una provincia que acompañe”. El gobernador aparece más comprometido en la estrategia electoral desde que cerró filas con el kirchnerismo y su presencia en los distritos bonaerenses parece ser una fija. Boudou fue el más incisivo a la hora de apuntar contra Massa, al asegurar que “hay dos tipos de gobiernos: los que responden a las corporaciones y el que encabeza Cristina Kirchner, que escucha y gobierna sin preguntarle a ninguna embajada y ningún banquero qué hacer”.

El intendente de Tigre no quiso confrontar con el kirchnerismo a pesar de pasar por la misma ciudad con diferencia de algunas horas. A pesar de sus precauciones, el tono netamente opositor fue el que imprimió a su discurso. “Cuando vemos la discusión del poder, por ejemplo entre Estado y empresa, notamos que en la gran mayoría de los casos no tienen nada que ver con nuestra agenda”, sostuvo apuntando a las iniciativas del kirchnerismo en el Congreso. “Hay dos realidades y queremos trabajar para encontrar la solución de los problemas. No hay que esconder la basura debajo de la alfombra, hay que endurecer las penas para los violadores”, destacó el primer candidato por el Frente Renovador.

El cruce fue tenue pero promete repetirse en algún otro distrito bonaerense cuando la campaña comience a calentarse un poco más. Los dos espacios que encabezan las encuestas en la provincia de Buenos Aires tienen una pequeña porción de electorado en común que obligará a profundizar algunas definiciones políticas y de proyecto. “Con el modelo se está o no se está. Una mujer no puede estar medio embarazada”, había señalado Scioli el miércoles con Massa entre ceja y ceja.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.