EL PAíS

Una ley cuestionada

El titular de la Defensoría General de la Ciudad de Buenos Aires, Mario Kestelboim, afirmó que la Ley de Libertad de Expresión que presentó el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y que él denunció la semana pasada, “defiende las empresas de medios y es inconstitucional en varios de sus artículos”. “Lo que realmente hace esta ley es proteger a los grupos económicos dominantes en materia de medios de comunicación”, consideró Kestelboim en referencia a la norma que denunció por inconstitucional el pasado viernes. La ley fue impulsada por el Ejecutivo porteño, según Macri “para garantizar la libertad de prensa en territorio porteño”, aprobada por la Legislatura de la Ciudad y puesta en vigencia en junio pasado. En ese sentido, el defensor opinó que es “injusto” el nombre que el gobierno de Macri le puso a la ley ya que “para los que hemos vivido muchos años, sabemos que no han existido tiempos de mayor amplitud en la libertad de expresión que éstos”. La norma que rige en territorio porteño cuenta con otra denuncia por inconstitucionalidad además de la de Kestelboim, que presentó a principios de esta semana la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual. Por último, el defensor criticó a la Justicia al mencionar que “los tribunales superiores de Justicia y de provincia no tienen tiempo límite para dictar sus resoluciones, y eso no es justo ni legítimo para los reclamantes”. Además, agregó que “esto es uno de los aspectos de la reforma judicial que se está planteando” desde el oficialismo nacional.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.