EL PAíS › CRISTINA FERNANDEZ VA A NUEVA YORK A HABLAR EN EL CONSEJO DE SEGURIDAD DE LA ONU

Para hacer oír la voz de la región

La Presidenta encabezará el martes el debate del Consejo. Propondrá impulsar la cooperación entre las Naciones Unidas y las organizaciones regionales para mantener la paz. Mañana se reunirá con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

 Por Victoria Ginzberg

La cooperación entre las Naciones Unidas y las organizaciones regionales y subregionales para el mantenimiento de la seguridad y la paz internacionales. Este es el tema que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner propondrá para el debate abierto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que encabezará el martes, mientras la Argentina ejerce la presidencia de ese importante órgano internacional. El evento implicará abrir las puertas del principal foro mundial sobre seguridad, conducido por las cinco potencias de la posguerra, a representantes de Unasur y Celac, que nunca participaron como tales en el Consejo y que son reflejo de un momento de gran integración en la región. A la vez, la presencia de 14 cancilleres y vicecancilleres de distintos países del mundo significará un reconocimiento a la Argentina y un respaldo en esta función diplomática.

La Argentina asumió el jueves la presidencia en el Consejo de Seguridad. Se trata de un cargo que rota todos los meses entre los miembros de ese organismo. La integración del Consejo está dada de la siguiente manera: cinco miembros permanentes, que tienen derecho a veto (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Gran Bretaña), y diez miembros no permanentes. La Argentina fue electa el año pasado para ocupar una de esas bancas durante 2013 y 2014. Fue el único país propuesto por el bloque de América latina y el Caribe. Guatemala, que también es miembro, fue elegida un año antes para el período 2012-2013. Los otros países que actualmente forman parte del Consejo de Seguridad son Togo, Marruecos, Ruanda, Corea, Pakistán, Azerbaiján, Australia y Luxemburgo.

El año pasado, CFK también tuvo una presencia poco usual en la ONU; es decir, además de la habitual participación en la Asamblea General. En junio habló ante el Comité de Descolonización, donde la Argentina discute todos los años su reclamo por la soberanía de las islas Malvinas. En esa oportunidad, la Presidenta llevó como acompañantes a senadores y diputados de distintas fuerzas políticas para mostrar que las Malvinas son una cuestión de Estado. Esta vez, la comitiva local será reducida: el mensaje estará dado por los cancilleres de distintos países que participarán. Estarán, además de representantes de Unasur y Celac, los de la Liga de Países Arabes y la Unión Africana. “La cooperación entre los organismos regionales y subregionales figura en el capítulo VIII de la Carta de las Naciones Unidas y siempre se ha trabajado allí cooperando en la solución de conflictos en especial con la Unión Africana y la OEA. La presencia de Unasur y de Celac es muy auspiciosa, pues se trata de organismos nuevos que reflejan un momento de integración muy profundo e importante y que de algún modo se están ‘estrenando’ en el escenario del Consejo”, señaló a Página/12 un diplomático conocedor del organismo internacional. “Que acudan varios ministros y la Presidenta con un discurso unificado y a la vez con un mensaje pacífico y de reforzamiento del multitaleralismo y la cooperación para prevenir conflictos no puede ser subestimado”, agregó.

La Presidenta iniciará su actividad en Nueva York el lunes con un encuentro con el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon. La mayor expectativa está puesta en su intervención del martes. Allí abrirá el debate, en el que luego podrán participar todos los representantes de los países que hayan acudido al evento. Finalmente, las conclusiones se reflejarán en una resolución, que –el dato no es menor– será consensuada con todos los miembros del Consejo de Seguridad. Esto quiere decir que, por ejemplo, no habrá menciones a Malvinas, más allá de las alusiones que la Presidenta pueda o no hacer durante su intervención. La embajadora argentina ante la ONU, Marita Perceval, ya adelantó que el ámbito de discusión de este tema es el Comité de Descolonización, además de ser uno de los asuntos centrales que CFK plantea todos los años en la Asamblea General.

En la última cumbre del Mercosur, llevada a cabo el mes pasado en Uruguay, se trataron con especial énfasis el espionaje de Estados Unidos sobre países de la región y la retención del avión del presidente boliviano Evo Morales en el aeropuerto de Viena ante la sospecha de que transportaba al ex contratista de la Agencia Nacional de Seguridad Estadounidense Edward Snowden. “La prevención del crimen así como la represión a los delitos transnacionales, incluso el terrorismo, debe enmarcarse en el estado de derecho y la estricta observancia del derecho internacional”, señaló en esa oportunidad el documento del Mercosur. También se propuso solicitar ante la ONU “mecanismos de prevención y sanción” ante las acciones de espionaje y se mandató a la Argentina para que lleve el tema al Consejo de Seguridad. El 22 de julio pasado, Venezuela, que tiene la presidencia pro témpore del Mercosur, presentó las resoluciones de la Cumbre de Montevideo ante el Consejo de Seguridad. Y el lunes, el canciller Héctor Timerman y sus pares del Mercosur mantendrán una reunión con Ban Ki-moon para analizar este tema. Pero resta ver en qué términos podrá mencionarse durante el encuentro del martes. En general, las intervenciones estarán acotadas al tema convocante, que se refiere a las organizaciones regionales y el mantenimiento de la paz.

En la agenda oficial de Ban Ki-moon que aparece en la página de Naciones Unidas figura el encuentro con Timerman, junto a los también cancilleres Antonio Patriota (Brasil), Luis Almagro (Uruguay) y Elías Jaua Milano (Venezuela), para las 11.15 del lunes. Y el de la Presidenta para las cinco de la tarde. Es llamativo que, en el medio, el secretario general recibirá a los representantes de Estados Unidos, Francia y el Reino Unido. Durante la presidencia de la Argentina en el Consejo se realizará otro debate –ya sin la Presidenta– sobre la protección de civiles en conflictos armados. A la vez, durante todo el tiempo, el organismo se encuentra monitoreando especialmente la situación generada por la guerra civil en Siria y el conflicto de Medio Oriente.

Esta es la novena vez que la Argentina integra el Consejo de Seguridad y la decimoquinta que preside el cuerpo. La primera fue en 1948, cuando Estados Unidos cedió su lugar al frente del organismo por ser parte del conflicto que debía tratar, el bloqueo de la Unión Soviética a Berlín. La última vez que el país integró el organismo fue en 2005-2006, durante la presidencia de Néstor Kirchner.

Compartir: 

Twitter
 

CFK vuelve a Nueva York, esta vez para encabezar el debate abierto del Consejo de Seguridad de la ONU.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.