EL PAíS › FERRER, KLIKSBERG Y ESPAñOL EXPUSIERON SOBRE LA ECONOMíA Y LOS DESAFíOS DE LA REGIóN

Ideas para el desarrollo e inclusión

Español, candidata a senadora del FpV, destacó la “transformación” de la última década y dijo que la clave “fue crecer con superávit comercial”. Kliksberg advirtió que el modelo neoliberal genera pobreza y desempleo. Ferrer llamó a fortalecer la presencia del Estado.

“En Argentina cerca de 1,4 millón de personas salieron de la categoría de NBI (necesidades básicas insatisfechas) en los últimos diez años. Y aún falta que salgan 9 por ciento de hogares. Este es el principal desafío hacia adelante”, planteó Abraham Gak, referente del Plan Fénix y moderador del encuentro. A partir de ese enunciado Aldo Ferrer, Bernardo Kliksberg y Paula Español empezaron a hacer un repaso de la situación económica y de “Los desafíos para América latina en el contexto de crisis internacional”, tal el título de la charla que los tuvo por protagonistas. Fue en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA y cada uno aportó ideas para avanzar en dirección a un mayor desarrollo y una mayor inclusión.

La primera en exponer fue Español, la doctora en Economía que acompaña a Daniel Filmus en la boleta de candidatos al Senado por el Frente para la Victoria en la Ciudad de Buenos Aires. De entrada, reflexionó sobre la crisis e incertidumbre que atraviesan las potencias maduras. Por caso, señaló los niveles de desempleo en la Zona Euro. En promedio, esta región computa una tasa de desocupación del 10 por ciento, mientras que en países como Grecia se registran cifras por encima del 20 por ciento. “Recuerdan a la Argentina de hace una década”, dijo Español. Y agregó que a diferencia de esos tiempos, el país vivió un proceso de transformación en los últimos años. También explicó que una clave de este cambio fue crecer con superávit comercial, porque es lo que genera empleo y divisas necesarias para evitar que la restricción externa (faltante de dólares) frene el crecimiento económico con inclusión social.

Entre los elementos que permitieron sostener año a año los saldos favorables del comercio, Español mencionó las exportaciones industriales de alto valor agregado. Estos despachos, donde se destacan rubros del software, medicamentos, bienes de capital, entre otros, tienen alto contenido tecnológico, por lo que demandan mayor trabajo y mejor remunerado. La venta de estos productos ascendió desde 1000 hasta 3500 millones de dólares. “La industria se puso de pie. Cuando se hacen críticas lo que no se ve son los números. Pero los datos son fundamentales para tomar decisiones y dar la discusión en todos los ámbitos”, enfatizó.

Español destacó medidas del sector público, como la recuperación de la petrolera YPF, para conservar hacia adelante el superávit de las cuentas externas y abordar el problema de la restricción de divisas. “El Estado tiene un rol relevante en el proceso de transformación”, afirmó la funcionaria, para concluir que “hoy puedo decir con orgullo que la economía está puesta al servicio de un proyecto político que avanza hacia el desarrollo con inclusión social”.

Ferrer dijo que existen fuertes tensiones en el mundo, como evidencia la profunda crisis de la Zona Euro y el estancamiento de la economía de Estados Unidos. Sin embargo, consideró que los principales inconvenientes para encarar el desarrollo de la región latinoamericana vienen de adentro de sus países y de su propia historia. “Desde los tiempos fundacionales los poderosos locales operaron como comisionistas de los grupos transnacionales; no hubo inversión en innovación; existió vulnerabilidad institucional y se leyó el mundo desde la visión hegemónica”, apuntó. Según el ex embajador en Francia, es necesario recuperar estos elementos que hacen a la “densidad nacional para reparar los agravios de la historia”.

Además de explicar que para desarrollarse la clave es avanzar en la inclusión social, defender la soberanía y fortalecer la presencia del Estado, el economista indicó que hacerlo genera fuerte resistencia entre los sectores de la vieja estructura de poder. “Una prueba clara está en el disgusto que le generó al mercado financiero internacional el proceso de desendeudamiento de Argentina en los últimos años”, dijo y agregó: “Nada se construye en el desorden. La gestión de la transformación tiene que tener solvencia. Esto es lo que nos permitirá pararnos sobre recursos propios y vivir de lo nuestro”, cerró.

Kliksberg, pionero en ética para el desarrollo, marcó que el modelo neoliberal que proponen países avanzados no funciona porque genera pobreza y desempleo. “Para la economía de España el mejor de los pronósticos es del FMI y dice que en tres años empezará a descender la tasa de paro desde 27 por ciento”, ejemplificó. A su vez, graficó que en la campaña electoral de uno de los lugares más prósperos de Estados Unidos, la ciudad de Nueva York, uno de los candidatos denunció recientemente que existen 45 por ciento de pobres en este distrito.

A partir de esos indicadores, el economista dejó en evidencia el fracaso del sistema. Sin embargo, aclaró que, si bien la receta del libre mercado no aporta a la humanidad, un pequeño sector de poder (uno por ciento de la población) se resiste a cambiarla debido a que acumuló enorme riqueza. Los 300 más ricos del planeta tienen actualmente más dinero que 3000 millones de personas. Entre las causas de esta polarización, Kliksberg destacó la especulación financiera y también las bajas remuneraciones que se pagan en el mundo. “Hemos vuelto a la época de los salarios más baratos de toda la historia del sistema capitalista. Por caso, existen 5 millones de operarios textiles en Bangladesh que ganan 37 dólares por mes. Esto es trabajo esclavo.”

En cuanto a la Argentina, indicó que el impacto del estancamiento de las economías desarrolladas fue menos profundo en materia de desigualdad. El país aplica una de las inversiones sociales más fuertes de la historia. “Esto nos protege, pero si se pierde esta política para volver al neoliberalismo directamente quedaríamos a la intemperie”, dijo Kliksberg. También agregó que lo que ocurra a nivel local incidirá en el mundo, porque Argentina es uno de los tantos escenarios en donde se da una lucha global por la continuidad del libre mercado. “Se trata de una disputa entre la codicia del uno por ciento de la población contra el resto del género humano y hay que dar una pelea sistemática contra estas propuestas neoliberales”, concluyó.

Informe: Federico Kucher.

Compartir: 

Twitter
 

Paula Español, durante su exposición, junto a Aldo Ferrer y Bernardo Kliksberg.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.