EL PAIS › DANIEL RAFECAS RECHAZO EL PEDIDO DE REACTIVAR LA DENUNCIA DE NISMAN CONTRA CRISTINA KIRCHNER

Caso cerrado por inexistencia de delito

El juez federal no accedió al pedido que realizó el fiscal Gerardo Pollicita. Recordó las razones por las que hace un año dispuso el cierre de la causa y remarcó que aquel fallo “ha quedado firme en razón de haberse agotado las instancias recursivas”.

La denuncia que Alberto Nisman había presentado cuatro días antes de morir contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y algunos funcionarios de su gobierno por un presunto encubrimiento en la causa AMIA permanecerá cerrada tras la decisión del juez federal Daniel Rafecas, quien reiteró su negativa a impulsar una investigación judicial al respecto. El magistrado rechazó un planteo del fiscal Gerardo Pollicita basado en la confirmada inconstitucionalidad del memorándum con Irán, un acuerdo con ese país que el gobierno de Fernández había impulsado con el objetivo de destrabar la investigación sobre el atentado a la mutual judía. “El expediente ha sido terminado y archivado a raíz de la desestimación de la denuncia por inexistencia de delito”, afirmó el Rafecas en un escrito difundido ayer, en el que resaltó que su fallo “ha quedado firme en razón de haberse agotado las instancias recursivas”.

Hace un año el mismo Rafecas había resuelto el cierre del caso y su decisión fue luego confirmada por los camaristas Jorge Ballesteros y Eduardo Freiler y también por el fiscal de esa instancia, Javier De Luca. Ahora el juez federal confirmó que por eso razón el planteo de Pollicita “no habrá de prosperar”.

La insistencia para intentar reimpulsar el planteo de Nisman, quien en enero de 2015 había denunciado a Fernández de Kirchner, su canciller Héctor Timerman, el diputado Andrés “Cuervo” Larroque, los piqueteros Luis D’Elía y Fernando Esteche, el supuesto agente Allan Bogado y el ex juez Héctor Yrimia por presunto encubrimiento de los funcionarios y ex funcionarios iraníes en la investigación del atentado no fue ocurrencia de Pollicita. El pedido llegó desde el tribunal de alzada, a través de su colega en ese fuero Raúl Pleé, en el marco de la causa que acabó en la inconstitucionalidad del Memorándum con Irán, y de su par en el fuero federal Carlos Stornelli.

A poco de tomar posiciones en el Ejecutivo, una de las líneas de trabajo de Cambiemos en el Ministerio de Justicia, con Germán Garavano a la cabeza, fue abandonar la batalla que el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner impulsaba para defender el acuerdo con Irán. Pleé fue el encargado, desde la corporación judicial, de velar para que esa defensa se desvaneciera: a mediados de diciembre del año pasado, solicitó a la Casación que desestimara el recurso de apelación que había presentado el Ejecutivo ante la respuesta adversa por avalar el acuerdo y exigió a la Cámara que declare su inconstitucionalidad. Entonces, también sostuvo la necesidad de enviar la documentación de esa causa a Pollicita, para que analizara su pertinencia en el marco de la denuncia de Nisman.

Cuatro días antes de morir, Nisman había acusado a Fernández y compañía de haberse asociado en un plan de encubrimiento a Irán por su responsabilidad en el atentado con la AMIA. Según Nisman, ese era el objetivo del Memorándum firmado en 2013 entre Argentina y el país persa. Pollicita tomó esa denuncia luego del fallecimiento del ex titular de la unidad con dedicación exclusiva al esclarecimiento del atentado en el que, hace más de 21 años, fallecieron 85 personas y otras decenas resultaron gravemente heridas.

En su caso, Stornelli aportó un escrito con el voto del juez de Casación Juan Carlos Gemignani guardado en una caja fuerte en el que ese magistrado se pronunciaba en contra del pacto con Irán. Según aseguraron fuentes judiciales, en aquel escrito de Gemignani también se acusaba de “traición a la Patria” a Cristina Fernández, Timerman y los demás señalados por Nisman en su denuncia por haber transferido la soberanía judicial argentina a Irán.

Aquel voto de Gemignani nunca llegó a conocerse oficialmente, porque hubo una serie de planteos en contra de la integración de aquella Sala de Casación: primero se apartó al juez subrogante Luis Cabral y luego se nombró a jueces sustitutos en esa instancia en base a una ley de subrogancia cuyos principales artículos fueron revocados luego por la Corte Suprema.

Compartir: 

Twitter
 

El juez Daniel Rafecas descartó, una vez más, avanzar con la denuncia de Nisman contra CFK.
Imagen: Joaquin Salguero
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.