EL PAíS › NéSTOR LEONARDO SOLICITó QUE MACRI FUERA ENVIADO A JUICIO ORAL

El ex cuñado lo quiere sentado en el banquillo

Néstor Daniel Leonardo, ex cuñado de Mauricio Macri, le pidió ayer a la Cámara Federal porteña que enviara a juicio oral al Presidente en la causa de las escuchas que sufrió, por considerarlo “el hilo conductor” de una organización que funcionó en el gobierno porteño para espiar a empresarios y dirigentes. “¿Quién organizó esta trama? ¿Quién tenía la capacidad intelectual para organizarlo? Queremos ir a un debate para que el pueblo vea que se puede enjuiciar a un presidente. Es muy difícil, la presión es mucha pero estoy convencido por las pruebas y por los dichos de (el ex fiscal de la UFI-AMIA Alberto) Nisman que Mauricio Macri conformó una asociación ilícita. Déjenme ir al debate”, sostuvo el abogado Luis Conde en representación de Leonardo.

Conde formuló el pedido durante una audiencia ante los camaristas de la Sala I, Eduardo Freiler y Jorge Ballestero, que deben resolver si confirman o no el sobreseimiento de Macri dictado por el juez federal Sebastián Casanello a fines de diciembre. En la audiencia estuvieron también los abogados de Macri, Alejandro Pérez Chada y Ricardo Rosental, quienes afirmaron que “no hay ni una sola prueba” que comprometa al jefe de Estado y presentaron un escrito pidiendo que se ratifique el sobreseimiento.

El caso conocido como “escuchas ilegales” –aunque habían sido autorizadas por jueces de Misiones– comenzó en 2010 con una llamada anónima a la casa de Sergio Burstein, miembro de una agrupación de familiares de víctimas del atentado a la AMIA. Una persona le avisó a la hija de Burstein que le estaban “pinchando” el teléfono de su casa y que el responsable era Jorge “Fino” Palacios, entonces jefe de la Policía Metropolitana y acusado en la causa del encubrimiento de la AMIA.

A partir del impulso del fallecido fiscal Nisman, el juez Norberto Oyarbide inició una investigación y el 15 de mayo de 2010 procesó a Macri, entonces jefe de Gobierno, por “violación de secretos, abuso de autoridad, falsificación de documentos públicos, en concurso con la participación en una asociación ilícita”. También fueron procesados Palacios, los jueces misioneros José Luis Rey y Horacio Gallardo, el ex ministro de Educación porteño Mariano Narodowski y el espía Ciro James, contratado como asesor en esa dependencia, entre otros, en tanto fue sobreseído el entonces ministro de Seguridad y hoy embajador en Uruguay, Guillermo Montenegro.

La Cámara Federal confirmó por unanimidad los procesamientos y el caso fue derivado al juez Casanello, que decidió elevar el caso a juicio oral con todos los involucrados excepto con Macri, sobre quien reclamó más pruebas. Cuando el empresario asumió como presidente sus defensores insistieron con el pedido de sobreseimiento. El fiscal federal Jorge Di Lello dio el visto bueno y Casanello coincidió en la “ausencia de prueba de cargo”.

Leonardo, que estaba casado con Sandra Macri (hermana fallecida de Mauricio), apeló esa decisión y ayer le reclamó a la Cámara que envíe al presidente a juicio oral. “Téngame paciencia o, como diría el Papa, misericordia”, dijo el abogado Conde al comienzo de la audiencia. El querellante aseguró que “el único conector” en esta causa “es Mauricio Macri” y “si no tenemos este hilo conductor se tienen que ir todos los demás”. Antes recordó el tiro que recibió Leonardo tras declarar en la causa, en un supuesto intento de robo que, a su criterio, “no fue casualidad”. Conde aseguró que la familia Macri buscó espiar a Leonardo cuando se le detectó un cáncer de huesos a Sandra Macri y “todos pensaron que se moría”. “Se agigantaron las necesidades de poder y realizaron las pinchaduras a Daniel” para “desheredarlo”, afirmó.

En todo momento Conde buscó dejar afuera de la acusación al empresario Franco Macri, padre de Mauricio y de Sandra, quien había declarado en la causa que fue él quien encargó la investigación sobre el hombre que estaba casado con su hija. “Esto era una torta muy rica con crema y cuando encontraron las escuchas de Leonardo, como cuñado de Macri, dieron con la frutilla del postre. Pero ahora separaron a la frutilla, la destruyeron y la hicieron una pasa de uva”, describió el abogado.

Compartir: 

Twitter
 

Leonardo, ex cuñado de Macri, víctima del espionaje ilegal.
Imagen: Rafael Yohai
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.