EL PAíS › LA CAMARA DE CASACION PORTEÑA ABRIO UN RECURSO PARA DEFINIR EL JUZGADO DE LA CAUSA NISMAN

Una investigación sin fuero definido

Aunque en Comodoro Py ya sortearon al magistrado que se haría cargo del expediente por la muerte del fiscal, todavía no está confirmado que el caso quede en el fuero federal. Casación analizará el tema.

 Por Irina Hauser

La Cámara de Casación porteña decidió admitir un recurso de Diego Lagomarsino en la causa donde se investiga la muerte de Alberto Nisman, con una resolución que contiene críticas severas a los jueces inferiores que mandaron el expediente al fuero federal después de más de un año de trámite, tal como reclamaba Sandra Arroyo Salgado, y después de la llamativa declaración testimonial del ex jefe de Operaciones de la ex Side Antonio Horacio Stiuso. Esta nueva situación implica que existen posibilidades de que la causa vuelva al fuero donde estuvo radicada desde un principio. Eso es lo que van a debatir ahora los jueces de Casación, aunque el desenlace se conocería recién después de la feria judicial. Por lo pronto, luego de pedir el expediente completo, evaluaron que podría haber garantías constitucionales en riesgo, como dilaciones indebidas en la causa y violación al derecho de defensa.

Casación, con las firmas de María Laura Garrigós de Rébori, Daniel Morín y Mario Magariños, cuestionó a la Sala VI de la Cámara de Crimen, el tribunal que había avalado que el caso Nisman pasara al fuero federal y que en la misma resolución se inclinó por la hipótesis del asesinato, que sostiene Arroyo Salgado, aunque ninguna de las pericias científicas va en esa dirección. Lagomarsino -quien está imputado por haber facilitado un arma a quien no era legítimo usuario- pidió que un tribunal superior revisara ese pronunciamiento, pero aquellos mismos camaristas le dijeron que no podía recurrir a Casación, que eso sólo era posible en un caso excepcional (en que la denegatoria se originara en el fuero federal). Casación tenía dos caminos: rechazar el planteo de plano o darle curso. Esto último fue lo que hizo. Refutó a la Sala VI, le señaló un “defecto de fundamentación” y advirtió que el reclamo debe ser admitido. Esto implica que, aunque ya se sorteó un juez en el fuero federal (que es Julián Ercolini) y que el fiscal Eduardo Taiano empezó a armar un equipo, se discutirá otra vez, pero ahora en el máximo tribunal penal, quién es el juez competente.

La investigación sobre la muerte de Nisman estuvo la mayor parte del tiempo a cargo de la fiscalía de Viviana Fein, quien se acaba de jubilar. La delegación en la fiscalía corresponde por norma cuando lo que se analiza es un delito de autor desconocido. A fines del año pasado, la jueza Fabiana Palmaghini decidió reasumir el caso y hacerse cargo de la pesquisa. En ese instante ordenó medidas, entre ellas citó a ampliar su declaración testimonial a Stiuso, quien estuvo muy cerca del fiscal durante la última década y marcó el paso del expediente del atentado a la AMIA. Después de que Nisman presentó la denuncia contra el gobierno de Cristina Kirchner por encubrimiento, el ex agente no le atendió más el teléfono. El sábado 17 de enero de 2015 (día previo a la muerte) registró varias llamadas perdidas del fiscal en su celular, que atribuyó a que tenía el teléfono en “silencio”, pero tampoco devolvió los llamados. Su primera testimonial duró un rato. La de marzo de este año, un día entero: allí de pronto dijo que a Nisman lo asesinaron y que detrás estuvo Irán.

Dado que el ex espía relacionaba la muerte con el trabajo de Nisman, sus dichos fueron el puntapié para el cambio de fuero. Su sumó otro fundamento curioso: que el contenido de las comunicaciones de Nisman, del teléfono y la computadora, había sido afectado, algo equiparable a la violación de correspondencia, que es un delito federal. Sin embargo es algo que se sabía desde las primeras semanas. Así las cosas, Palmaghini se declaró incompetente para dar el pase a la justicia federal, lo que fue confirmado por los camaristas de la sala VI Marcelo Lucini, Rodolfo Pociello Argerich y Mario Filozof. Los dos primeros recogieron los planteos y teorías de Arroyo Salgado, del fiscal Ricardo Sáenz y de la querella de la madre de Nisman, Sara Garfunkel y hasta llegaron a decir que “la hipótesis del homicidio es plausible”. Filozof argumentó que el expediente debía ir a Comodoro Py por tratarse de la muerte de un fiscal. Los camaristas habían rechazado antes los planteos de incompetencia, pero cambiaron de idea después que asumió el gobierno de Macri.

El abogado de Lagomarsino, Gabriel Palmeiro, pidió que esa decisión fuera revisada. Marcó que se vulneraba el derecho del informático a ser juzgado en un plazo razonable por distintas medidas dilatorias durante el expediente (por las que siempre denunciaron a la querella), que ya tiene sesenta cuerpos, y porque el cambio del fuero es una dilación más.

Casación había convocado a una audiencia previa a decidir si admitía o no el recurso para el 14 de julio. Los jueces esperaban tomarse la feria invernal para analizar el expediente. Pero ahora modificaron su resolución y abrieron el recurso de Lagomarsino. De todas formas, se tomarán más tiempo para ver si está bien que la causa esté en Comodoro Py o si vuelve al fuero ordinario y, en ese caso, si sigue Palmaghini. Antes de la definición, habrá una audiencia para discutir el fondo.

Compartir: 

Twitter
 

Todavía no está definido si la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman pasa al fuero federal.
Imagen: Arnaldo Pampillón
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.