SOCIEDAD › FALLO DE LA CORTE SUPREMA DE CALIFORNIA

Sí al casamiento gay

Luego de una polémica que lleva años, el máximo tribunal de California, Estados Unidos, declaró inconstitucional la prohibición de casarse a las parejas del mismo sexo.

La Corte Suprema de California declaró ayer inconstitucionales las leyes que prohíben el matrimonio entre parejas del mismo sexo. Así, el “Estado Dorado” se convirtió en el segundo estado de los Estados Unidos, junto a Massachusetts, en garantizar el derecho de matrimonio entre homosexuales. Con los votos a favor de cuatro de los siete magistrados, el tribunal sostuvo en los fundamentos del fallo que “permitir sólo a las parejas del mismo sexo acceso al nuevo y menos reconocido status de ‘unión doméstica’ infringe sus derechos constitucionales a casarse y tener la misma protección ante la ley garantizada por la Constitución californiana”.

La Corte hizo lugar así a una demanda planteada por la ciudad de San Francisco, organizaciones gays y más de veinte parejas homosexuales. “Limitar la designación de matrimonio a la unión ‘entre un hombre y una mujer’ es inconstitucional y debe ser retirado del estatuto”, consideró el presidente de la Corte, Ron George. “Es una medida grandiosa, pero tuvieron que haberla tomado hace muchos, muchos años atrás”, opinó Mónica, una mesera argentina de un restaurante y discoteca de West Hollywood, capital homosexual de Los Angeles.

En febrero de 2004, el entonces alcalde de San Francisco, Gavin Newson, permitió el casamiento entre homosexuales. Entonces, alrededor de cuatro mil parejas del mismo sexo se casaron en el ayuntamiento de la ciudad. Pero, un mes después, la Corte Suprema de California ordenó detener los casamientos y anular las bodas celebradas.

El 4 de marzo pasado, los magistrados de la Corte escucharon los argumentos de promotores y opositores del matrimonio homosexual. Durante ese encuentro, los defensores de las bodas gays cuestionaron la constitucionalidad de un artículo del código civil adoptado por referéndum en 2000 (la propuesta 22), que establece que “sólo un matrimonio entre un hombre y una mujer es válido y reconocido en California”. Y afirmaron que la propuesta 22 viola los derechos constitucionales de los ciudadanos, en particular la igualdad ante la ley.

En tanto, legisladores de California (en su mayoría demócratas) habían aprobado un proyecto de ley que permitía el matrimonio homosexual. Pero el proyecto fue vetado entonces por el gobernador republicano Arnold Schwarzene-gger. El gobernador había dicho que la Justicia debía pronunciarse sobre el tema. Ayer, tras conocer la decisión de la Corte, Schwarzenegger dijo que “no” apoyará “una enmienda a la Constitución destinada a anular la decisión de la Corte Suprema”.

Al respecto, grupos religiosos conservadores, que recogieron más de un millón de firmas para apoyar una iniciativa que apunta a modificar la Carta Magna de California para declarar inconstitucional el matrimonio entre personas del mismo sexo, buscan validar al menos 694.354 de estas firmas para que la propuesta sea votada en las elecciones presidenciales del próximo 4 de noviembre. Si la enmienda es aprobada, las decisiones judiciales anteriores quedarían anuladas.

A raíz del peso demográfico de California (allí viven unos 37 millones de personas, la octava parte de los habitantes de Estados Unidos), el fallo podría provocar un efecto dominó en el resto del país, que legalice el matrimonio entre parejas del mismo sexo. “Los ejemplos de la Corte Suprema de California son frecuentemente emulados y con frecuencia son una suerte de precedente”, señaló David Cruz, profesor de Derecho de la Universidad del Sur de California. En el siglo pasado, “California fue el primer estado en retirar las leyes contra el matrimonio interracial. Lo hicieron diecinueve años antes que la Corte Suprema de Estados Unidos”, recordó Cruz.

Compartir: 

Twitter
 

Militantes y dirigentes de la comunidad gay salieron ayer a festejar la victoria en la Justicia.
Imagen: AFP
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.