SOCIEDAD › LA MORTALIDAD INFANTIL ES EL DOBLE QUE EN LAS COMUNAS DEL NORTE

El drama de nacer en el sur

Por primera vez desde 2003, la mortalidad infantil aumentó en toda la ciudad. Villa Lugano y Villa Soldati son los barrios más desfavorecidos: la mortalidad llega a 12 por cada mil nacidos, mientras que el promedio de la Ciudad es de 8,3.

El bebé que nazca en Villa Lugano tiene más del doble de probabilidades de morir durante el primer año de vida que si hubiera nacido en Recoleta, Palermo, Belgrano o Caballito. Así lo muestra el detalle de los datos sobre mortalidad infantil en la ciudad de Buenos Aires, que Página/12 anticipó ayer. Por primera vez desde 2003, las muertes de chiquitos aumentaron en la ciudad, donde el año pasado llegaron al 8,3 por mil, contra un 7,3 en 2008. Pero en Villa Lugano o Villa Soldati la tasa supera el 12 por mil y en La Boca y Barracas se acerca al 11 por mil. En un pedido de informes al gobierno porteño, la diputada Gabriela Cerruti preguntó si se implementa o no el Plan Nacer, por el cual el Estado nacional otorgó a la ciudad una partida destinada al Seguro Materno Infantil.

Según el informe que dio a conocer la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires, las comunas donde más aumentó la mortalidad infantil son: Liniers-Mataderos-Parque Avellaneda, donde subió de 8,3 en 2008 a 11,3 por mil en 2009, y Agronomía-Chacarita-Parque Chas-Paternal-Villa Crespo-Villa Ortúzar, donde pasó de 4,6 a 8,5. La que tiene mayor valor absoluto es Villa Lugano-Villa Riachuelo-Villa Soldati, donde llega al 12,8, tras haber sido de 11,9 en 2008. Hubo comunas donde la mortalidad infantil bajó: Palermo, de 6,5 a 5,2; Balvanera-San Cristóbal, de 5,8 a 5,4; Caballito, de 6,4 a 5,9.

Para facilitar la comparación entre distintos barrios, el informe utiliza tasas promedio trienales. En el trienio 2007/2009, la mayor tasa de mortalidad infantil se registró en Villa Lugano-Villa Riachuelo-Villa Soldati, donde llegó al 12,1 por mil. Le sigue Barracas-Boca-Nueva Pompeya-Parque Patricios, con el 10,6 por mil. Liniers-Mataderos-Parque Avellaneda llega al 9,1 por mil. Constitución-Monserrat-Puerto Madero-Retiro (que agrupa zonas socioeconómicas muy diversas) tuvo el 9,0. Villa Luro-Villa Real, el 7,9. Almagro-Boedo, el 7,8. Villa del Parque-Villa Devoto-Villa General Mitre-Villa Santa Rita, el 6,8. Flores-Parque Chacabuco, el 6,5, igual que Palermo. Coghlan-Saavedra-Villa Pueyrredón-Villa Urquiza, el 6,3, igual que Agronomía-Chacarita-Parque Chas-Paternal-Villa Crespo-Villa Ortúzar. Balvanera-San Cristóbal, el 6,1. Caballito, el 6,0. San Nicolás-San Telmo, el 5,6. El mejor índice corresponde a Belgrano-Colegiales-Núñez, con 4,9 por mil.

El informe destaca que “en los últimos veinte años se registró en la ciudad de Buenos Aires una disminución sostenida de la tasa de mortalidad infantil, que, entre 1990 y 2009, se redujo en un 48 por ciento”, y admite “algunas oscilaciones coyunturales en el nivel de la tasa”, de las cuales menciona que “en 2002 y 2003 se registró un incremento” y que “en 2009 aumentó un punto por mil respecto de 2008”.

La diputada porteña Gabriela Cerruti presentó en la Legislatura un pedido de informes sobre “las causas por las cuales aumentó la tasa de mortalidad infantil”; en particular, pregunta por “la implementación del Seguro Materno Infantil en el marco del Plan Nacer”. La diputada explicó que “ese plan fue firmado a principios del año pasado con el Ministerio de la Salud de la Nación, que incluso dispuso una partida para subsidios: si no se llevó adelante, se trata de un grave incumplimiento del gobierno de la ciudad”.

Entre las causas probables del aumento del índice, Cerruti señaló “la falta de educación sexual y de respuesta a las adicciones, lo cual repercute en los embarazos adolescentes: lo que hace falta es acompañar a las madres vulnerables, las que tienen problemas de alimentación, las que no van al hospital a hacerse controles, las que no saben cómo alimentar a su bebé, nacido en un sistema de hospitales públicos que no funcionan. El aumento de la mortalidad infantil es indicio de colapso social y ausencia del Estado”.

El legislador Aníbal Ibarra vinculó el aumento de la mortalidad infantil con “haber dejado en lugar secundario las políticas sociales y haber dejado la salud pública en manos privadas para asignar los recursos a objetivos mediáticos y de coyuntura”. Página/12 se comunicó ayer con el Ministerio de Salud porteño, pero no obtuvo respuesta.

Compartir: 

Twitter
 

En los últimos veinte años se registró en la Ciudad una disminución sostenida de la tasa de mortalidad.
Imagen: EFE
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.