SOCIEDAD › INESPERADA NOVEDAD EN EL CASO DE LA MAESTRA

Pai umbanda detenido

La Policía Bonaerense detuvo ayer a un pai umbanda acusado de participar en el crimen de la maestra Silvia Prigent, asesinada de dos balazos en un basurero de Tigre en diciembre. Se trata de Jorge Ramón Bini, empleado del empresario Daniel Sfeir, viudo de Prigent, primer detenido en la causa. El pai, mano derecha del empresario en su empresa de recolección de residuos, se negó a declarar ayer ante el fiscal Cosme Iribarren, que lo acusa de ser coautor del homicidio. El fiscal solicitó el procesamiento con prisión preventiva de Sfeir como autor del homicidio calificado de su esposa. Su situación procesal se resolverá el próximo lunes en una audiencia oral ante el juez de garantías Ricardo Costa, en los Tribunales de San Isidro.

El pai umbanda fue arrestado por detectives de la DDI San Isidro en su casa de Del Viso. Fuentes de la investigación revelaron que, para el fiscal Iribarren, Bini era “empleado y mano derecha del viudo” en su empresa, y tuvo una participación activa en el asesinato, cometido el 29 de diciembre. Las mismas fuentes revelaron que lo comprometen escuchas telefónicas, el análisis de sus llamados y distintos testimonios. Bini habría sido filmado por las cámaras de seguridad de un comercio en una situación que lo vincula directamente con el crimen.

Prigent, de 50 años, fue asesinada de dos tiros en el lateral izquierdo de su cabeza el mismo día de su desaparición: 29 de diciembre. Tras diez días de búsqueda, un vecino encontró su cuerpo en un descampado a la vera de la ruta 26, en el límite ente Tigre y Escobar, donde se descarga basura. El viudo fue detenido el 13 de enero, luego de que el fiscal lo acusara de ser el autor del crimen y lo imputara por “homicidio calificado por el vínculo”, delito que prevé una pena de prisión perpetua. Las pruebas que llevaron a disponer el arresto de Sfeir fueron sus contradicciones en las cinco declaraciones que realizó, además de las cámaras de seguridad del municipio de Tigre y el análisis de su celular, que no lo ubican en los lugares que mencionó al declarar sino en la zona del dique Luján, cerca de donde apareció el cuerpo de Prigent.

Los investigadores sospechan que el móvil del crimen se vincula con la doble vida de Sfeir. Para el fiscal Iribarren existen dos declaraciones de testigos que son fundamentales y coincidentes: ambos dijeron que Sfeir le prometió a su supuesta amante que “antes de fin de año se iba a sacar de encima” a su mujer. Durante su indagatoria, Sfeir se declaró inocente y sugirió que el crimen podría ser una venganza de gente vinculada al negocio de la basura. El hombre tiene una flota de camiones recolectores que trabajan en countries de zona norte.

La situación procesal de Sfeir se resolverá el próximo lunes en una audiencia oral en la cual expondrá sus fundamentos el fiscal Iribarren, el defensor de Sfeir, Rubén Jones, y el abogado José Vera, representante de los padres de la víctima, que se verán cara a cara con el acusado. Fuentes judiciales revelaron que el hijo de 14 años de Sfeir y Prigent solicitó al juez ser particular damnificado, dato que Vera consideró “una estrategia de la defensa” de Sfeir, con la intención de contar con “una defensa paralela”.

Compartir: 

Twitter
 

El detenido trabajaba para el marido de la víctima, también preso.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.