SOCIEDAD › LA AFIP DETECTó EN MISIONES EXPLOTACIóN DE PERSONAS EN LA COSECHA DE YERBA MATE

Un operativo que dio vuelta La Hoja

En las localidades misioneras de Puerto Leoni y Capioví, sendos allanamientos de la AFIP detectaron a trabajadores en condiciones paupérrimas y hasta una niña de 13 años en una cuadrilla.

 Por Emilio Ruchansky

En carpas de plástico, sin energía eléctrica, ni gas, ni agua potable, ni baños y por un sueldo miserable, 59 tareferos “trabajaban” en dos campos de las localidades misioneras de Puerto Leoni y Capioví, según denunció ayer la AFIP. La agencia fiscal también constató que la mitad de los empleados estaba sin registrar y cosechaban hojas de yerba mate para la firma Demirol SA, que elabora la conocida marca La Hoja y factura 20 millones de pesos anuales. “Había una niña de 13 años que trabajaba en una cuadrilla, algunos extranjeros y también personas de comunidades ancestrales”, detalló una fuente de la AFIP. En diálogo con Página/12, el delegado tarefero Cristóbal Maidana pidió más controles “porque se está explotando de la misma manera en la mayoría de los campos yerbateros”.

Los operativos se realizaron el lunes y el martes pasados, luego de que el Juzgado Federal de El Dorado librara órdenes de allanamiento para ingresar a los establecimientos, “ya que la firma tiene los caminos bloqueados con tranqueras”, informó la AFIP en un comunicado. “Según relataron los trabajadores, tomaban el agua de un arroyo que atraviesa el predio y del que extraen para consumo, limpieza de utensilios y para higiene personal. Durante el relevamiento se pudo observar que los trabajadores se bañaban en un pozo repleto de agua estancada”, agregaron.

Puerto Leoni y Capioví son dos pequeños pueblos en el centro de la provincia, donde cientos de tareferos concurren a la zafra fina, en enero y febrero. Muchos van con sus familias, tal como constataron los agentes de la AFIP. “Incluso se hallaron casos de menores que habitaban ahí y que no tenían padres”, aseguraron desde esta agencia, cuyos agentes concurrieron al día siguiente con una ampliación de la orden de allanamiento, “una psicóloga y un asistente social de la Subsecretaría de Derechos Humanos”. Sin embargo, muchos tareferos se habían ido.

“Se van porque tienen miedo de que no los contraten más. Muchos recién van a conseguir trabajo en la zafra gruesa, entre marzo y octubre, con otros patrones”, aseguró Federico Chilavert, secretario de Organización de la CTA de la ciudad de Montecarlo, a 80 kilómetros de los campos allanados. Según él, los tareferos cobran 20 pesos por cada 100 kilos de hojas verdes, y con mucho esfuerzo levantan entre 300 y 400 kilos por día. “Hay que elevar el precio de la hoja verde”, pidió.

Los tareferos que “trabajaban” para Demirol les comentaron a los agentes de la AFIP que ganaban entre 1200 y 1600 pesos mensuales, mientras la empresa declaró que en 2011 ganó 20 millones de pesos vendiendo yerba mate, té y mate cocido. “La AFIP denunció penalmente a la empresa en la Justicia e informó al Ministerio de Trabajo de la provincia y de la Nación, aplicando la logística propia de la red de trabajo articulado en la lucha contra este flagelo”, informó la agencia.

A principio de este año, el Sindicato de Tareferos y Trabajadores Temporarios advirtió que “no permitirá el transporte de ningún paquete de yerba mate elaborado con trabajo esclavo”. Maidana, integrante de este gremio, reclamó más protección para los trabajadores por parte del Estado, luego de los operativos. “Desde el año pasado, cuando empezaron los operativos mejoró la situación en Montecarlo o El Dorado, pero en Puerto Leoni, Oberá, Apóstoles y Andresito, la explotación es brutal”, agregó Chilavert.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

La empresa yerbatera Demirol produce la yerba La Hoja.
Imagen: Sandra Cartasso
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.