SOCIEDAD › UN MATRIMONIO Y UNA AMIGA IRAN A JUICIO ORAL POR COMPRAR DOS BEBES VIA E-MAIL

Fueron de compras por Internet

El matrimonio es acusado de haber comprado una beba en abril de 2008 y otra un año después. El caso fue elevado a juicio luego de la denuncia de la madre real, que luego se arrepintió y relató el hecho. También irá a juicio la intermediaria.

Una pareja que, supuestamente, había adoptado una niña irá a juicio oral acusada de haber comprado a la chiquita y, además, de haber cometido el mismo delito con otra niña inscripta como su hija en abril de 2008. La acusación sostiene que la compra la realizaron a través de Internet y fue deschavada por la madre de la beba que luego de darla en adopción a través de un sitio en Internet se arrepintió y presentó la denuncia. Junto al matrimonio, también figura como acusada quien supuestamente intermedió en la compra, que se realizó contactando a través de la dirección de correo “[email protected]”.

El matrimonio, conformado por J. C. C. y N. T., fue acusado a partir de la denuncia presentada por la madre de una niña adoptada a través de Internet.

El 23 de diciembre de 2009, S. R. C. denunció que en abril de ese mismo año había dado a luz a una nena en la Maternidad Sardá. La mujer sostuvo que no tenía los “medios económicos” para mantenerla y que, por ese motivo, pensó en darla en adopción. Según la causa judicial, “decidió averiguar por Internet y se contactó a través de un correo electrónico, [email protected], donde luego de escribir recibió respuesta de una mujer que se presentó como Liliana”. El nombre era falso y la investigación determinó que se trataba de N. T., luego procesada y a quien se acusa de haber creado y administrado la cuenta de correo.

“Liliana” le dijo que “estaba interesada en adoptar a su hija” y después la madre biológica tuvo algunos encuentros con Silvia Mara De Carlo, amiga de Trotta, y que intermedió en la compra. Finalmente –declaró Hinostroza–, entregó a la chiquita en Camino Negro “a cambio del pago de cinco mil pesos”.

La investigación determinó que la pequeña fue trasladada hasta la provincia de Jujuy, donde fue anotada como hija de la pareja procesada Pereyra-Trotta, con un nombre diferente al de su verdadera identidad y con el que había sido inscripta tras nacer en la Maternidad Sardá. Para la inscripción en Jujuy presentaron un certificado de nacimiento domiciliario sin asistencia profesional, con información falsa, y otro certificado, también falso, de lactancia.

La partida de nacimiento original fue hallada por los investigadores durante un allanamiento realizado por la Justicia en la casa de Silvia de Carlo, la intermediaria, luego de que Hinostroza se arrepintiera de la operación y se decidiera a denunciar.

Para determinar si efectivamente todo era tal como lo había presentado la denunciante, se ordenó realizar estudios de ADN. Los expertos determinaron que no existían vínculos de parentesco con los supuestos padres, quienes la habían inscripto como propia.

Pero, para sorpresa de los investigadores, durante la recopilación de datos descubrieron que otra nena estaba en manos de la misma pareja desde el 6 de abril de 2008, que había sido obtenida en similares condiciones. En esa ocasión, la madre viajó desde el exterior especialmente para dar a luz en Argentina, fue a un Registro Civil a inscribir a la nena como su hija y del procesado Cabrera y luego volvió a su lugar de origen. Pero el estudio genético determinó que esta pequeña no era hija biológica de Cabrera ni de su mujer, Trotta.

“Existen pruebas suficientes para afirmar que Cabrera Pereyra y Trotta alteraron el estado civil de las víctimas reteniéndolas a sabiendas” de la ilegalidad de lo hecho, consideró en su fallo la Cámara de Apelaciones, con las firmas de los jueces Eduardo Farah y Horacio Cattani. Ahora, la pareja y la amiga, deberán enfrentar el juicio oral.

Este diario “gugleó” la dirección de correo [email protected] mail.com y la búsqueda remitió a la página de un foro en la que una mujer planteaba textualmente “Kiero adoptar y no se por donde empezar”. En dicho foro aparecieron diversas respuestas, desde consejos para recorrer el largo camino de la adopción, hasta la advertencia de que no aceptara negocios de parte de nadie. Entre las respuestas del foro, apareció una que decía: “Hola, Yo toy dispuesta a dar un bebe en adopcion. nace en mayo del 2011, si lo quieres escribeme podemos hacer los tramites no vas a tener ningun inconveniente conmigo no chantajes. oajla podamos conversar = me gustaria saber mas de ti y de tu familia. saludos. Carla”.

Inmediatamente después de ese mensaje, es decir, como respuesta a este último, aparece un mensaje que dice bajo el título de “adopción”, “estamos interesados [email protected]”. La fecha, 22 de octubre de 2010.

Compartir: 

Twitter
 

La acusación sostiene que la compra la realizaron a través de Internet y fue deschavada por la madre.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.