SOCIEDAD › LA LEGISLATURA APROBO EL TRASLADO DEL MONUMENTO Y SU EMPLAZAMIENTO EN LA COSTANERA

La mudanza de Cristóbal Colón

Por mayoría, los legisladores aprobaron el convenio entre la Nación y la Ciudad para mover la escultura. Su instalación frente a Aeroparque se sancionó en primera lectura: ahora hay que debatir el proyecto en audiencia pública.

El acuerdo firmado entre la Ciudad y la Nación que dispone el traslado del monumento a Cristóbal Colón, que estaba emplazado en el espacio detrás de la Casa Rosada, fue ratificado ayer por la Legislatura porteña, que también determinó como nuevo sitio para esa escultura el espigón situado frente al Aeroparque Jorge Newbery. La nueva ubicación deberá ser debatida ahora en audiencia pública, para luego ser tratada para su aprobación definitiva.

Los diputados porteños aprobaron con 41 votos a favor, 11 en contra y 5 abstenciones el aval al expediente del jefe de Gobierno, Mauricio Macri, en el cual pidió a la Legislatura la ratificación del convenio rubricado por el jefe de Gabinete nacional, Jorge Capitanich, y su contraparte de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, para la restauración y el traslado del monumento. El convenio fue aprobado por los legisladores del PRO y del interbloque kirchnerista.

Asimismo, la Legislatura sancionó en primera lectura el proyecto de la legisladora del Frente para la Victoria, Gabriela Alegre, que contempla el emplazamiento del monumento en el espigón situado frente al Aeroparque. Esta ley se sancionó en primera lectura, lo que implica que ahora el proyecto debe someterse al debate de la ciudadanía en una audiencia pública, y luego ser tratado nuevamente para su sanción definitiva.

Al defender su iniciativa, Alegre sostuvo que “no estamos retirando del espacio público de la Ciudad ningún monumento sino que ante una necesidad se llegó a un acuerdo entre dos Estados, el porteño y el nacional”. Asimismo señaló que “el lugar que hemos encontrado para su nuevo emplazamiento es inmejorable y cumple con los preceptos con los que fue donado por la comunidad italiana. Por suerte, los dos gobiernos estamos pudiendo mejorar el nivel de diálogo”.

El acuerdo entre la Nación y la Ciudad había sido firmado el 26 de marzo y mereció tanto aprobaciones como críticas por parte de distintas organizaciones de la comunidad italiana.

El conflicto se había iniciado después de que el gobierno nacional resolviera desmontar la escultura para su restauración y su posterior traslado a Mar del Plata, para instalar en ese lugar un monumento a Juana Azurduy, donado por la República de Bolivia.

A las quejas de organizaciones italianas se sumaron las de la organización Basta de Demoler –aunque no se había demolido nada– y el Gobierno de la Ciudad, que reivindica el monumento como patrimonio porteño. El caso llegó a la Justicia, que avaló los trabajos de restauración, pero frenó un posible traslado. Los jueces desestimaron además una denuncia por supuestos daños ocasionados por el movimiento de las piezas que componen el monumento: las fisuras que presentaba fueron originadas por los bombardeos de 1955, una bomba colocada en la década del ’80, los efectos del tránsito pesado y desaprensivas sesiones de hidrolavado. Las obras de restauración están a cargo de expertos de la Universidad Nacional de La Plata, bajo la supervisión de Domingo Tellechea.

La controversia llegó a su fin con el acuerdo de ambos gobiernos y resolvieron entonces que el monumento a Colón permanecerá en la Ciudad, y que el gasto del traslado y la obra de ingeniería para volver a ensamblarlo serán costeados por el Poder Ejecutivo Nacional. Aunque Basta de Demoler amenazó ayer con una nueva denuncia.

El monumento fue donado por la comunidad italiana a la Ciudad. Su peso ronda las 623 toneladas y su altura es de 26 metros.

Compartir: 

Twitter
 

La plazoleta ubicada frente a Aeroparque, donde se instalará el monumento.
Imagen: Pablo Piovano
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.