SOCIEDAD › UN EXPERTO ANALIZA LA SUSPENSIóN DE LAS CLASES

“Que los chicos no vayan al shopping”

 Por Pedro Lipcovich

“Es mentira que se hayan adelantado las vacaciones de invierno: se interrumpieron las clases porque hay una epidemia”, advierte Eduardo López –presidente de la Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica–, para hacer notar que “los chicos no están de vacaciones y no tienen que ir al shopping o al cine o a ningún lugar de reunión, especialmente bajo techo”. Tampoco los grandes deberían ir mucho al cine estas semanas “porque es un lugar muy propicio al contagio”, según el experto. Sin embargo, “hasta ahora” no se justifica el cierre de lugares de concentración de personas, aunque “esta medida podría ser adecuada, según la cantidad de casos”, advirtió. “Ojalá pudiéramos decir que empezó la curva de descenso, pero es posible que la semana que viene haya un pico de casos”, anticipó.

“El cierre de escuelas es una medida acertada pero insuficiente si no va acompañado de aislamiento domiciliario –subrayó López, que, además, es jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez–-. No se trata de que los chicos, en vez de ir a la escuela, vayan al shopping. No se adelantaron las vacaciones de invierno, sino que se declaró un receso escolar por la gripe A. Los chicos no están de vacaciones.”

–¿Qué es lo que puede permitir un padre y qué no debe permitir? Supongamos que un adolescente quiere salir a jugar al fútbol...

–El ambiente abierto es en general menos riesgoso que el cerrado. Pero los vestuarios son un ambiente cerrado, que convendría evitar: más aceptable es jugar en una plaza, sobre todo si el partido va a durar sólo media hora. Porque también importa la duración de la exposición –contestó López.

“El ambiente más peligroso, el más eficaz para la trasmisión de virus, es un lugar cerrado, mal ventilado, donde hay mucha gente muy próxima, por ejemplo un cine –observó el infectólogo–. Es mucho más riesgoso que una tribuna de fútbol, venteada, al aire libre. Además, no es tan probable que una persona engripada vaya a ver fútbol en invierno, pero sí puede suceder que alguien tenga la irresponsabilidad de tomarse un par de antigripales para ir al cine.”

Entonces, ¿también para los grandes es mejor no ir al cine en estas semanas? “Es ir a un lugar cerrado donde se nuclea mucha gente por un período relativamente largo...”, desalentó López. ¿Deberían cerrarse los cines y otros lugares? “No por ahora –contestó el experto–, pero, según el aumento de los casos, podrían justificarse medidas de ese tipo, las que tomó México. Ojalá pudiéramos decir que ya estamos en la curva de descenso de la epidemia, pero es posible que la semana que viene haya un pico de casos.”

Por eso, “las autoridades sanitarias deben esforzarse para monitorear el número de casos: una manera indirecta es seguir la evolución de la cantidad de internados y del número de consultas por gripe light, esos cuadros gripales con menos síntomas y menos fiebre”, señaló.

“Hoy –observó–, en el área metropolitana, todo cuadro clínico gripal es un caso probable de influenza A, que ha desplazado a la gripe estacional; es que ambos virus tienen el mismo receptor en las células del organismo, y el que tiene mayor transmisibilidad desplaza al otro.”

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.