21:32 › MáS DE 20 MILLONES DE AFECTADOS

Para la ONU, las inundaciones en Pakistán son "un desastre de proporciones inmensas"

El coordinador de las acciones de ayuda humanitaria de Naciones Unidas en la zona, Maurizio Giuliani, aseguró que "se trata de un desastre de proporciones inmensas, tanto por la extensión del área, como por las necesidades de la gente, que son el doble de las del terremoto de Haití". Según estimaciones del organismo internacional, al menos ocho millones de personas aún corren riesgo de perder sus vidas producto de la falta de alimentación y viviendas, y de brotes epidémicos relacionados con la contaminación de las aguas.

Estimaciones gubernamentales indican que cerca de 20 millones de personas fueron afectadas directa o indirectamente por las inundaciones sucedidas en el sureste de Pakistán, mientras que al menos cinco millones perdieron sus viviendas producto de la lluvia y el desborde de ríos que inundó un área tan grande como Austria y Suiza juntas.

Naciones Unidas distribuyó hasta ahora tiendas y lonas plásticas a cerca de 900 mil personas sin techo y está alimentando a otras 770 mil. El objetivo es llegar al menos a dos millones de afectados "pero por ahora no es posible pues desde el punto de vista logístico la distribución del material es extremadamente difícil, y falta suficiente financiamiento" dijo el vocero del organismo internacional.

Para garantizar agua potable a 3,5 millones de niños que están en riesgo de infecciones "se necesitan al menos dos millones de dólares al día", agregó Giuliani.

Por otra parte, el coordinador de emergencias de Unicef en el país surasiático, Óscar Butragueño, confirmó la aparición de brotes epidémicos relacionados con la contaminación de las aguas y advirtió que están causando "estragos entre cientos de miles de afectados y amenazan con disparar la mortalidad".

La prensa local había informado durante la semana pasada sobre la muerte de decenas de personas, mayoritariamente niños, por el tétanos, problemas de gastroenteritis o respiratorios, mientras algunos medios locales denunciaron un brote de cólera, aunque el Gobierno paquistaní no confirmó esta versión.

El director en Pakistán de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Guido Sabatinelli, por su parte, calificó la situación como "muy peligrosa" y vaticinó que "el problema aumentará cuando el agua retroceda", cuando se registrarán más muertes, hecho ante el cual pidió reforzar la prevención.

Hasta la fecha se han detectado al menos 87.761 casos de diarrea aguda, 83.050 de enfermedades respiratorias y 113.045 de enfermedades cutáneas, como la sarna, según datos recogidos por la ONU en consultas médicas.

Hasta ahora, la tragedia se cobró la vida de unas 1400 personas, según las autoridades paquistaníes, aunque Naciones Unidas cifra este número en más de 1.600.

En tanto, decenas de hombres armados con palos bloquearon una ruta para exigir que la ayuda se distribuya pronto, en otra muestra de la creciente ira de los damnificados por la ineficiencia del impopular gobierno para enfrentar una crisis de esta magnitud.

Las inundaciones provocadas por lluvias torrenciales del monzón afectaron cerca del 20 por ciento del país, barrieron pueblos enteros y anegaron tierras fértiles y configuran la peor catástrofe de la historia del país.

Cerca de una semana después de haber pedido a la comunidad internacional 460 millones de dólares de ayuda para socorrer a los seis millones de damnificados más vulnerables, la ONU sólo había recibido hasta hoy el 35 por ciento de ese monto.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.