13:13 › TRAS LA VUELTA DE LOS OPOSITORES A LAS CALLES

El gobierno iraní convocó a una contramarcha

El gobierno de Mahmud Ahmadinejad llamó a sus seguidores a marchar el viernes "contra los jefes de la sedición", en referencia a los líderes opositores denunciados por las autoridades tras las manifestaciones del lunes, que fueron reprimidas y en las que murieron dos personas.

"La población de Teherán participará, tras la oración del viernes, en una importante manifestación", indicó en un comunicado el Consejo para la Coordinación de la Propaganda Islámica, que tiene a su cargo la organización de manifestaciones favorables al gobierno.

Según el Consejo, el viernes, los manifestantes "expresarán su ira y su odio por los crímenes salvajes y repugnantes de los jefes de la sedición y sus aliados hipócritas (o sea el principal grupo opositor armado, los Muyahidines del Pueblo, NDLR) y monarquistas", agregó el comunicado.

El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, afirmó que los "enemigos" que organizaron las manifestaciones contra su gobierno el lunes en Teherán no podrán conseguir sus objetivos.

En tanto, los dos principales líderes de la oposición iraní condenaron la represión de las protestas antigubernamentales y rechazaron cualquier vínculo con países extranjeros. Las protestas del lunes en Teherán y en al menos otras cinco ciudades, organizadas por el movimiento "Ola Verde", se saldaron con la muerte de dos manifestantes y desataron una nueva ola de detenciones.

El ex primer ministro Mir-Hossein Mussavi, dijo en su página web que la "Ola Verde" busca ser fiel a los valores de la Revolución Islámica de 1979, luchando por la libertad y la aplicación de la Constitución. "Este movimiento se sustenta en la fuerza del pueblo iraní y no está apoyado en el exterior", afirmó Mussavi.

Por su parte, el ex presidente del Parlamento iraní Mehdi Karrubi, exigió en su página a web la liberación de todos los presos políticos, el cese de la represión, libertad de prensa y respeto a la Constitución. "He sido un soldado de este país durante más de 40 años y no me dan miedo las amenazas. Estoy dispuesto a pagar el precio necesario", dijo el dirigente opositor, un clérigo moderado.

El lunes, más de 200 diputados iraníes pidieron la pena capital para Mussavi, Karrubi y el ex presidente Mohammad Jatami. Las manifestaciones del lunes fueron las primeras realizadas por la oposición desde diciembre de 2009, cuando las calles de Teherán fueron escenario de masivas protestas contra la reelección del presidente Mahmud Ahmadineyad, en la que los opositores denunciaron fraude.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.