21:42 › UNA PROMESA DE CAMPAñA

EE.UU. comienza a discutir la reforma migratoria

El Senado estadounidense comenzó los debates preliminares sobre la propuesta de reforma migratoria elaborada por el bipartidista "Grupo de los Ocho", que a partir de la semana próxima comenzará su discusión y votación en el pleno de la Cámara alta.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, abrió la sesión saludando los esfuerzos de los cuatro senadores demócratas y cuatro republicanos que han elaborado la reforma, que el presidente estadounidense, Barack Obama, quiere convertir en ley este mismo año, aunque antes deberá pasar un largo camino legislativo. Reid reiteró su compromiso de liderar el proceso de discusión en el pleno del Senado "lo más abierto posible" a eventuales enmiendas al texto original de la normativa, que contempla la legalización e inclusive el otorgamiento de la ciudadanía a los 11 millones de indocumentados del país, siempre y cuando se cumplan las condiciones en materia de seguridad fronteriza.

Reid subrayó, sin embargo, su intención de concluir el proceso en el Senado de la normativa antes del receso del Congreso con motivo de la fiesta nacional del 4 de julio, cumpliendo así los plazos trazados en las últimas semanas. La propuesta de ley requerirá de al menos 60 votos para iniciar el verdadero proceso de debate. Esa es la cifra mínima de apoyos que requiere un proyecto de ley para no ser bloqueado en la Cámara alta, en el proceso conocido como "filibusterismo".

Dado que, pese a su mayoría, los demócratas no cuentan con suficiente número de votos, van a necesitar el apoyo de al menos media docena de republicanos, algo que todavía no está seguro del todo. Según medios locales, la prueba de fuego podría darse en breve, ya que la votación inicial podría tener lugar el martes próximo, según declaró la víspera el propio Reid.

Mientras el director del grupo proinmigración National Immigration Forum, Ali Noorani, llamó a ambos partidos a promover un "debate racional", el republicano Jeff Sessions, quien tomó la palabra después de Reid, denunció que el proyecto en discusión responde a "intereses" de grupos empresarios más que a los de los ciudadanos estadounidenses. "Esta ley está mal desde el principio (...) su lenguaje viene en buena parte de grupos con intereses especiales, de La Raza (la mayor organización latina del país), de sindicatos, de las grandes empresas agricultoras, ellos son los que hicieron los acuerdos en este proceso y los senadores sólo respondieron a sus intereses", acusó.

Tal como ya sucediera en la Comisión de Justicia, todos los analistas coinciden en que la clave del éxito del proyecto radica en la forttaleza que pueda demostrar el "Grupo de los Ocho". Las miradas se dirigen sobre todo a uno de sus integrantes, el senador republicano por Florida Marco Rubio, ya que por sus lazos con los grupos más conservadores de su partido se lo considera la llave principal a los apoyos requeridos para el éxito de la iniciativa.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.