DEPORTES › ESTUDIANTES DERROTO A RIVER POR 1-0 Y SIGUE COMO LIDER DEL CLAUSURA

Un equipo que sabe lo que quiere

Pese a que el martes juega ante San Luis en México por la Copa Libertadores, Sabella se la jugó ayer, puso los titulares ante el equipo de Cappa y consiguió un triunfo clave para sus aspiraciones en el ámbito local. Los de Núñez terminaron con nueve.

Estudiantes, por momentos regulando su esfuerzo, jugó un muy buen partido y derrotó a River por 1-0, gracias a un gol en contra de Facundo Quiroga, al intentar despejar un centro de Enzo Pérez. Los de Núñez, impotencia manifiesta, terminaron con nueve por las expulsiones de Villalva y Cabral. River llegaba entonado por su victoria de la fecha pasada ante Godoy Cruz, unos de los líderes del torneo, que representó además el debut de Angel Cappa como entrenador del equipo. Además, había cierta expectativa por el regreso a la titularidad del arquero Ojeda, quien volvió a tener una oportunidad porque Vega no estaba ciento por ciento físicamente.

Estudiantes, por su parte, llegaba con la motivación de ser uno de los punteros del torneo Clausura y feliz por haber logrado en la semana su clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores y, pese que jugar contra los mexicanos de San Luis de Potosí el próximo martes, se animó a poner en la cancha de Quilmes el mejor equipo posible.

Y el partido no decepcionó. Arrancó con intensidad y con promesas de emociones al por mayor. Estaban un poco mejor los platenses, pero fue la fortuna la que les permitió ponerse en ventaja a los 20 minutos cuando Enzo Pérez desbordó por la derecha y sacó un centro bajo buscando piernas amigas, pero que terminó interceptando Quiroga, quien en su intento por despejarla terminó descolocando a Ojeda, que a pesar de la estirada y el manotazo no pudo evitar la apertura del marcador.

River acusó el golpe y Estudiantes aprovechó para marcar su dominio. Desábato pudo ampliar la ventaja con una cabezazo y también estuvo cerca Fernández, con una chilena tras un buena jugada colectiva, pero el árbitro Néstor Pittana anuló el gol por posición adelantada.

En el complementario, River no consiguió mejorar su imagen y por momentos el equipo de Cappa mostró las mismas limitaciones que tenía el equipo cuando era dirigido por Astrada. Ortega no llegaba con claridad al área y se mostraba impotente, además se salvó de la expulsión tras un planchazo descalificador sobre Desábato. Tampoco aportaba mucho Villalva.

El entrenador de Estudiantes, por su parte, esperó unos diez minutos para introducir dos cambios. Salieron Enzo Pérez y Gastón Fernández, de muy buen primer tiempo. La idea de Sabella quedó expuesta: cuidar el marcador y no desgastar a estos jugadores de cara al partido ante a los mexicanos.

Ahí vio la grieta Cappa para determinar el ingreso de Buonanotte, que antes de pisar el campo de juego recibió un afectuoso abrazo de Sabella. Pero tampoco pudo el chiquitín de River cambiar demasiado las cosas. Estudiantes, incluso regulando, llegaba con más claridad al arco de Ojeda y parecía estar mucho más cerca de ampliar la cuenta que River del empate. Boselli, habilitado por Verón, desperdició una gran chance tras matar la pelota con el pecho en el área e intentar conectar con una chilena, pero terminó cayéndose solo al piso y no pasó nada.

Ortega parecía más preocupado por discutir con Desábato que por jugar y así no ayudaba a River, que seguía sin encontrar la pelota y, de calentura nomás, comenzaba a jugar al límite. La impotencia de River explotó sobre el final del encuentro, cuando sufrió las expulsiones de Villalva y de Cabral por dos faltas muy violentas. Tan poco mostró el equipo que Cappa ni siquiera se exaltó ante las expulsiones.

Compartir: 

Twitter

Imagen: Fotobaires
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.