DEPORTES › RIVER Y BOCA SE VUELVEN A VER LAS CARAS EN EL MALVINAS ARGENTINAS

La revancha se juega en Mendoza

Tras la caída por 2-0 del último miércoles en Chaco, que incluyó la expulsión de Domínguez que desató la polémica en torno del castigo que recibirá el volante, el equipo millonario buscará su desquite ante un rival que presentará un mix entre titulares y suplentes.

Boca y River se enfrentarán hoy en el segundo superclásico del verano 2012, y que dejará abierto el interrogante sobre un tercero en el año siempre y cuando el millonario logre el ascenso de vuelta a Primera o bien se crucen en alguna instancia de la Copa Argentina. El partido revancha por la Copa Luis Nofal se jugará en el estadio Malvinas Argentinas desde las 22.10, con arbitraje de Saúl Laverni y transmisión en directo por Fox Sports.

Más de 1200 policías de Mendoza estarán afectados al operativo de seguridad para el superclásico, al que por la imposición del derecho de admisión no podrán ingresar unos 150 barrabravas identificados, entre ellos los líderes de la Doce y de Los Borrachos del Tablón. El estadio abrirá las puertas a las 18.30, y ya no quedan populares porque se agotaron el viernes, el mismo día que salieron a la venta.

Más allá del status de no oficial, el primer partido, con victoria de Boca por 2-0 en Resistencia, dejó en claro el erróneo calificativo de amistoso. La reacción de Alejandro “Chori” Domínguez, patadón a Pablo Ledesma, insulto al árbitro Diego Abal con patadita incluida, según lo informó el propio juez, y gestos obscenos a la tribuna le costó caro y quedó marginado del partido.

Seguramente el técnico Matías Almeyda, quien ayer dirigió una práctica en el Monumental, hubiera puesto al Chori para aceitar el tridente ofensivo con Fernando Cavenaghi y David Trezeguet. Ante la ausencia del ex Valencia jugaría el venezolano César González, de buen pie aunque no sea enganche. También viajó a Mendoza Lucas Ocampos, la joyita que River espera tenga mucho brillo por delante, con lo cual gana en chances de poder entrar si el trámite lo hace necesario.

Almeyda cambiaria a los laterales e ingresarían los titulares Luciano Abecasis y Juan Manuel Díaz, relegando así al banco de suplentes a Luciano Vella y Carlos Arano, quienes habían salido a jugar desde el arranque el último miércoles en el estadio Centenario del Club Atlético Sarmiento, de Chaco. Está claro que River busca revancha para despedirse hasta la próxima ocasión de encontrarse, que se ilusiona sea en el segundo semestre.

Boca también se entrenó en Casa Amarilla a puertas cerradas, antes de partir por la tarde rumbo a Mendoza, y por tener a varios jugadores averiados, el técnico Julio Falcioni presentará un mix entre titulares y suplentes. Juan Román Riquelme no viajó, al igual que los lesionados Diego Rivero, Clemente Rodríguez, Matías Caruzzo, Darío Cvitanich y Lucas Viatri, y el suspendido Facundo Roncaglia.

Por ese motivo, tendrían su chance Juan Sánchez Miño como lateral izquierdo, y posiblemente Orlando Gaona Lugo si opta por reemplazar a Pablo Mouche. Nicolás Blandi, autor de los dos goles en el superclásico del Chaco, volverá a ser titular.

Compartir: 

Twitter
 

El uruguayo Carlos Sánchez le entra duro a Pablo Mouche en la noche del miércoles pasado en Chaco.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.