DEPORTES › ELIMINO POR PENALES A BRASIL COMO EN 2011

Paraguay lo tiene de hijo

Es la segunda Copa América consecutiva en la que los paraguayos marginan a los brasileños desde los doce pasos. Ahora, el equipo que dirige Ramón Díaz será el rival de la Argentina en la semifinal del martes, tras Chile-Perú.

La historia se volvió a repetir. Tal como ocurrió hace cuatro años en la Copa América disputada en Argentina, Paraguay eliminó a Brasil 4-3 en la definición desde el punto del penal, luego de un encuentro que había finalizado 1-1 gracias a los tantos de Robinho y Derlis González, de penal. La falta de jerarquía mostrada a lo largo del torneo por el conjunto de Dunga quedó evidenciada en los tiros desde los doce pasos. Everton Ribeiro y Douglas Costa patearon afuera y el equipo dirigido por Ramón Díaz, que contó con ejecutantes decididos que fusilaron a Jefferson, se metió en semifinales a pesar del fallo de Roque Santa Cruz.

Como había pasado en el partido contra Argentina, Paraguay cedió el protagonismo en la primera etapa. Se refugió cerca de Justo Villar, quien también fue titular contra Brasil hace cuatro años en el Estadio Ciudad de La Plata, y optó por un juego especulativo. Hasta que Dani Alves rompió por derecha, envió un centro venenoso que Firmino dejó pasar y Robinho pudo capturar para conseguir la ventaja en el minuto 14. A partir de ese momento, el equipo guaraní intentó ser más agresivo en ataque, pero apenas consiguió amenazar con un derechazo desde lejos de Nelson Haedo Valdez.

En la etapa complementaria, la tendencia se acentuó y Paraguay, con más ímpetu que ideas, fue arrinconando a Brasil cada vez más cerca del arco Jefferson. Haedo Valdez primero y Da Silva después lo tuvieron de cabeza, pero no fueron eficaces. Y lo que no habían podido conseguir los rivales, lo facilitó Thiago Silva con un ingenuo manotazo en el área que el árbitro uruguayo Andrés Cunha no dudó y sancionó penal. El defensor brasileño había protagonizado la misma jugada en la última Champions League, con su equipo, el PSG, ante Chelsea, en octavos de final. Derlis González fue certero y consiguió el empate. Coutinho, de lo más claro de su equipo, pudo desnivelar el juego, pero Villar lo impidió.

“Ni Argentina, ni Uruguay, ni Brasil nos pudieron ganar”, dijo con orgullo Ramón Díaz en la conferencia de prensa. El entrenador, además, destacó que Brasil extrañó a Neymar y que su equipo tiene mucha valentía.

Compartir: 

Twitter
 

La alegría de los paraguayos, toda la desazón de los brasileños.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.