DEPORTES › EL ROSARINO REAPARECIO EN LA GOLEADA DEL BARCELONA AL REAL

Messi se sumó al baile en Madrid

El conjunto catalán desplegó todo su potencial en el mítico Bernabéu, y con el agregado de que el crack pudo jugar 35 minutos. Los goles del ganador fueron convertidos por Suárez (dos), Neymar e Iniesta. Se fue expulsado Isco.

¡Fiesta catalana en el Santiago Bernabéu! Barcelona goleó 4-0 a Real Madrid con dos tantos de Suárez, uno de Neymar y otro Iniesta, el capitán del equipo. Lionel Messi se sumó a la orquesta a los 10 minutos del segundo tiempo y dejó atrás casi dos meses de inactivididad. Javier Mascherano, en cambio, debió salir en la etapa inicial por una lesión muscular en el aductor. El equipo de Luis Enrique se alejó en lo más alto de la tabla y llenó de dudas al conjunto dirigido por Rafa Benítez, que se fue despedido por silbidos y una pañolada por sus propios simpatizantes.

Antes del pitazo inicial, una bandera francesa, un minuto de siencio y La Marsellesa, el himno nacional de la República francesa, fueron el homenaje desplegado para las víctimas de los atentados en París. Luego del momento emotivo, la pelota volvió a ubicarse del lado de los campeones. Porque la apuesta de Luis Enrique salió al pie de la letra. Decidió que el crack rosarino esperara su momento en el banco y armó el mejor equipo posible, con la inclusión de Sergi Roberto prácticamente en la posición del argentino. Y el volante español, que viene funcionándole como un comodín al entrenador, asistió con clase al uruguayo Suárez, quien definió con tres dedos para abrir el marcador a los diez minutos, y también tuvo en sus pies el segundo gol a los 24, pero pateó desviado.

Cerca de la media hora, Mascherano, que venía cargado después de las Eliminatorias, le dejó su lugar en defensa al francés Mathieu. Y un ratito después James Rodríguez, que volvió a la titularidad luego de su paso por el seleccionado colombiano, hizo estirar a Bravo, quien terminó cerrando una tarea espectacular para mantener su valla en cero, más allá de alguna duda inicial. Neymar, de zurda, aprovechó un pase magistral de Iniesta y puso el segundo a los 39. Antes del final del primer tiempo, también regaló una jugada maradoniana por la banda izquierda, que Suárez no pudo aprovechar para marcar el tercero y sentenciar. Pero ya era baile.

El dueño de casa trató de cambiar la cara en los minutos iniciales del complemento, pero careció de eficacia. Para colmo, Sergio Ramos se hizo amonestar e ingresó en la historía del derby como el futbolista con más tarjetas: 12 amarillas y 2 rojas. Pero Iniesta también quiso agigantar su historia, e hizo honor a su capitanía con un golazo de media distancia, luego de una gran pared con Neymar, el eje de la ofensiva.

A los 56 minutos, casi haciendoles burla a las 56 días de ausencia por lesión en la rodilla, el candidato a obtener el quinto Balón de Oro saltó a la cancha. Falló su primer pase, pero luego trató de buscar sociedades y sentirse cómodo con la pelota. Eso ayudó a que los 73 minutos hiciera gala de su técnica personal, tocara para Neymar, quien dejó solo a Suárez para que haga su especialidad: meter todo lo que pasa cerca dentro del arco.

Isco, acostumbrado a la gambeta, fue expulsado por una patada a Neymar, goleador de la Liga con 12 tantos, y mostró que la impotencia se había adueñado de Madrid. Porque Bravo ni siquiera les dejó descontar a Ronaldo y a Benzema. Munir falló el quinto, pero nadie tenía nada que decir porque la goleada y la punta estaban aseguradas. También la vuelta de Leo.

Informe: Leonel Lenga.

Compartir: 

Twitter
 

Messi mostró parte de su clase en el clásico español.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.