DEPORTES › SAN LORENZO VENCIO 1-0 A GIMNASIA

Ganó con lo justo y se aseguró la punta

El equipo de Ramón Díaz hizo un planteo discreto, pero le alcanzó para festejar.

En un partido con pocas situaciones de gol, San Lorenzo golpeó en el momento justo y sumó un valioso triunfo que lo deposita en soledad, al menos hasta hoy, en la cima de la tabla. El conjunto de Ramón Díaz, que venía de perder su invicto ante Estudiantes, contó con un inspirado Ezequiel Lavezzi y se aprovechó de un limitado Gimnasia, que apenas opuso resistencia. Gastón Fernández, de cabeza, fue el encargado de anotar el tanto de la victoria.

En los primeros minutos, fue Gimnasia quien salió con un planteo más ambicioso. El visitante arrancó más adelantado y, apoyado en las buenas proyecciones de Piatti, comenzó a desequilibrar al local por la banda derecha. Incluso, el tibio arranque de San Lorenzo pudo haberse traducido en un gol prematuro, pero el cabezazo de Silva se fue por encima del travesaño.

El desconcierto de San Lorenzo duró poco: Lavezzi se enchufó y se adueñó del circuito creativo. Entonces, llegaron las situaciones de riesgo: Torres y Lavezzi probaron desde afuera, pero sus remates salieron desviados. Hasta que una buena jugada colectiva terminó por derrumbar la paridad: Lavezzi dejó solo por la derecha a Tula, que sacó un centro para que Fernández, de cabeza, comenzara a marcar el rumbo del triunfo.

Desordenado, Gimnasia apostó por el empate pero, pese a contar con tres puntas definidos en el ataque (Leguizamón, Leal y Silva), le costaba inquietar a Orión. De hecho, fue San Lorenzo quien estuvo más cerca del segundo gol. Primero, se lo perdió Silvera cuando no pudo empujar un centro de Rivero y, unos minutos más tarde, Kletnicki, en una rápida salida, le ahogó el grito a Lavezzi.

El complemento ofreció un panorama diferente. San Lorenzo se retrasó en el campo de juego y le cedió la iniciativa al visitante. Al local le costaba recuperar la pelota. Es por eso que Ramón Díaz sacrificó a Fernández y puso a Alvarado para reforzar el mediocampo.

Pese al planteo conservador de San Lorenzo, era poco lo que podía hacer Gimnasia, que a esa altura abusaba de los centros. Piatti, de lo más peligroso del visitante, tuvo en sus pies el empate, pero su zurdazo cruzado salió a unos centímetros del palo. Sólo restó tiempo para que San Lorenzo coqueteara con el segundo (Rivero estuvo cerca con un zurdazo desviado) y para que Gimnasia desnudara sus limitaciones ofensivas. San Lorenzo volvió a ganar después del traspié ante Estudiantes y sus ilusiones de coronarse campeón todavía continúan intactas.

Compartir: 

Twitter
 

Tula y Lavezzi festejan con la Gata.
Imagen: Fotobaires
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.