ECONOMIA › EL OFICIALISMO SUMABA LOS VOTOS PARA DARLES MEDIA SANCION AL PRESUPUESTO Y AL PAQUETE DE LEYES ECONOMICAS

Cuentas, planillas y votos en la madrugada

La Cámara de Diputados arrancó antes del mediodía el debate sobre el Presupuesto 2014, que continuaba entrada la madrugada. Los que dieron el quórum, con alguna sorpresa. Los ejes del debate. Los cuestionamientos. Las respuestas.

 Por Sebastián Premici

Al cierre de esta edición, la Cámara de Diputados continuaba con el debate sobre el proyecto del Presupuesto 2014 y las prórrogas de la Emergencia Económica, el Impuesto a los Créditos y Débitos (Cheque) y Cigarrillos. La sesión arrancó a las 12.07 de ayer y prometía extenderse por más de 15 horas. El Frente para la Victoria alcanzó el quórum junto a sus aliados del Frente Cívico Santiago, Nuevo Encuentro, Movimiento Popular Neuquino, PJ La Pampa y los salteños Walter Wayar y María Fiore. También se sumaron el ahora massista Rubén Sciutto, y los puntanos Nora Videla y Sergio Pansa, de Compromiso Federal, que responden a los hermanos Rodríguez Saá. La sorpresa la dio el radical Rodolfo Fernández (Corrientes), que luego de sentarse en su banca anunció la ruptura con el bloque de la UCR (ver aparte).

Lo más caliente de la sesión fue la discusión sobre la cantidad de votos necesarios para la prórroga del Impuesto al Cheque. La oposición sostuvo que se necesitaría una mayoría especial (129 votos), mientras que el oficialismo siempre se mantuvo en una mayoría simple. De todas maneras, el FpV especulaba con alcanzar entre 130 y 131 votos afirmativos. Pero más allá de cualquier resultado, defenderían la postura de la mayoría simple, tal como se hizo en 2004, 2005, 2008 y 2011.

“Detrás del cuestionamiento de la oposición a una política fiscal equilibrada, al Estado como redistribuidor social, a la presión tributaria acorde y al manejo adecuado de la política monetaria, lo que se huele es la pretensión de una política de ajuste. Pero como las críticas no son precisas, pareciera ser que el rechazo a este Presupuesto no es por sus fallas, sino por sus virtudes”, aseveró Roberto Feletti, titular de la Comisión de Presupuesto al inicio del debate.

El proyecto del Presupuesto 2014 contempla un crecimiento del 6,2 por ciento, un dólar promedio de 6,33 pesos y un incremento del índice de precios al consumidor de 9,9 por ciento (diciembre-diciembre). El gasto público tiene prevista una expansión del 19,2 por ciento. El total de gastos de capital para las provincias, que incluye Inversión Real Directa –transferencias de capital e inversión financiera– asciende a 97.470 millones de pesos, un 37 por ciento más que lo presupuestado para este año.

“El Presupuesto es la ley de leyes, es el plan de gobierno, donde hay que adoptar reglas transparentes para generar un adecuado acceso a la información fiscal y controlar resultados. La transparencia en la preparación, ejecución y publicación del Presupuesto debe ser una regla. Sin embargo, el oscurantismo presupuestario ha sido un culto de este gobierno. Este proyecto no alcanza ni para ser calificado como libreta de almacenero”, exclamó Graciela Camaño, hoy aliada de Sergio Massa.

Una de las primeras dudas de la jornada se disipó cuando el FpV alcanzó el quórum con 133 legisladores, cuatro más de los necesarios. Ese dato marcó el resto de la sesión. La discusión sobre cuántos votos se necesitarían para aprobar la prórroga del Impuesto al Cheque atravesó toda la sesión. Desde el FpV sostenían el argumento de la mayoría simple, sustentados en los antecedentes parlamentarios de 2008, 2011 y en las argumentaciones de Jorge Vanossi en 2004 y 2005, quien sostuvo que la prórroga debía hacerse por mayoría simple.

“Los gravámenes a los que nos referimos ya fueron establecidos por la mayoría especial que exige esa norma de la Constitución. También queda claro que no se está modificando este gravamen. Por lo expuesto, votaremos en general por la afirmativa, con la aclaración de que entendemos que esto requiere reunir nada más que el voto de la mayoría de los presentes”, argumentó Vanossi el 14 de diciembre de 2004.

En aquel año, y a pesar de su pertenencia política al radicalismo, Vanossi integraba el bloque Compromiso por el Cambio, liderado por Mauricio Macri.

“El número está. Tenemos el número que necesitamos”, indicaron a Página/12 desde la conducción del bloque del FpV. Eran las 18. Si bien todavía restaba mucho para el momento de la votación –calculada para las 4 de la mañana de hoy–, el oficialismo parecía haber resuelto la encrucijada. “Si tenemos el número, la discusión sobre mayoría especial o simple será abstracta. Si no lo tenemos, contamos con la argumentación y los antecedentes a nuestro favor”, agregaron a este diario desde el FpV.

Durante toda la sesión, la oposición comenzó a preparar el terreno para su posible próximo paso: la judicialización de la votación al Impuesto al Cheque.

–¿En 2010 el radicalismo en el Senado convalidó modificar el Impuesto al Cheque con una votación por mayoría simple? –preguntó este diario al radical Ricardo Gil Lavedra.

–Estuvo mal lo del Senado. Los legisladores tienen control de constitucionalidad, pero en definitiva será la Justicia y la Corte Suprema las que definirán.

–¿Usted dice que van a ir a la Justicia? –insistió este diario.

–No nosotros, las provincias tienen la legitimidad para hacerlo –concluyó.

En el mismo sentido se manifestó Alfonso Prat-Gay (Coalición Cívica). “Si no tienen mayoría especial, eso se tiene que coparticipar a partir del día en que cae la asignación específica. A partir de ese momento, las provincias podrán accionar judicialmente”, justificó Prat-Gay.

“Estamos en presencia del gobierno más unitario. Por eso interpelo a los diputados de cada provincia para que voten en contra del centralismo que les quita recursos a las provincias”, agregó el radical Juan Pedro Tunessi.

La principal pretensión de la oposición era lograr la plena coparticipación del Impuesto al Cheque para otorgarle “mayor federalismo” a la distribución de recursos. “¿Qué sería el federalismo, que un gobernador tenga recursos para distribuir entre su población? ¿Acaso los recursos que llegan de la Nación a los distintos pueblos, en obras, subsidios de tasas, programas sociales, no son parte del federalismo? Cavallo nos había dicho que este impuesto era para fomentar la competitividad y se terminaron cerrando el 80 por ciento de las empresas. Ahora sirve para financiar a un Estado nacional que distribuye recursos de manera equitativa”, concluyó Fabián Ríos (FpV-Corrientes).

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

El oficialismo logró el quórum con su propia bancada y aliados, pero se le sumaron algunos opositores.
Imagen: Télam
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared