SOCIEDAD › LA DEFENSA DE GRASSI APELO ANTE LA CAMARA LA ORDEN DE DETENCION

Nuevo intento para zafar de las rejas

El sacerdote recurrió a la Cámara de Garantías, aunque ese tribunal ya había pedido su detención en abril pasado. El martes, el Comité por los Derechos del Niño presentará ante la Corte nacional un recurso para que Grassi sea condenado también en los otros casos.

 Por Carlos Rodríguez

La defensa de Julio César Grassi apeló ante la Cámara de Garantías de Morón el fallo del Tribunal Oral 1 que ordenó la detención, en una cárcel común, del cura condenado a 15 años de prisión por “abuso sexual agravado y corrupción de menores agravada”. Consultado al respecto, el abogado Juan Pablo Gallego, querellante en la causa contra Grassi, dijo estar “muy tranquilo porque después del fallo del lunes, es imposible que pueda recuperar su libertad; hay que tener en cuenta que esa misma Cámara de Garantías, en abril de este año, había pedido la detención del cura, la que no se concretó porque hubo una apelación que estuvo varios meses sin ser resuelta por la Cámara de Casación”.

Por otra parte, tal como se había adelantado, Gallego confirmó que el martes próximo, en representación del Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño (Casacidn), presentará ante la Corte Suprema de la Nación un recurso extraordinario para que Grassi “sea condenado también por los doce abusos sexuales por los que fue denunciado por ‘Ezequiel’ y ‘Luis’”.

En esos casos, Grassi fue absuelto en forma sucesiva por el Tribunal Oral 1 de Morón, la Cámara de Casación y la Suprema Corte bonaerense, tribunales que, por el contrario, condenaron o ratificaron la pena a 15 años contra el sacerdote por los dos hechos denunciados por el joven conocido como “Gabriel”.

Como era de esperar, la defensa de Grassi apeló la orden de detención de Grassi, que ya fue cumplida por decisión del Tribunal Oral 1 de Morón. El fiscal del caso, Alejandro Varela, y los querellantes Gallego y Sergio Piris se presentarán ante la Cámara de Garantías, para que se mantenga la detención, que se cumple ahora en la Unidad 41, de máxima seguridad, en la ciudad de Campana.

Gallego, que en el juicio oral, realizado en 2009, solicitó para Grassi una pena de 37 años de cárcel por los abusos contra “Gabriel”, “Ezequiel” y “Luis”, volverá a insistir frente a la Corte Suprema nacional, ante la cual los abogados del cura reiterarán su pedido para que se deje sin efecto la condena a 15 años.

En su argumentación para pedir que se aplique una pena más contundente, Gallego tomará como eje el dictamen emitido en su momento por la procuradora general de la Suprema Corte bonaerense, María del Carmen Falbo. El abogado Gallego señaló que en ese pronunciamiento, Falbo “había opinado que la Suprema Corte debería rechazar el pedido de la defensa de Grassi para que se deje sin efecto la condena a 15 años y que, por el contrario, debía acoger los presentados por los particulares damnificados”, lo que significaría un incremento de la pena.

Gallego insistió en que Falbo, cuya opinión no fue tomada en cuenta por los miembros de la Suprema Corte provincial, “estimó que era absurda y arbitraria la absolución por los hechos de los que resultan víctima los jóvenes conocidos como Ezequiel y Luis”, dado que “la condena del imputado por los hechos que damnifican a Gabriel presentan innegable similitud con los que denunciaran ‘Ezequiel’ y ‘Luis’”.

En ese dictamen, Falbo sostuvo que “esa circunstancia permite por lo menos descartar que los rasgos de personalidad de Grassi resultaran incompatibles con la comisión de los hechos por los que resultara absuelto”. Gallego señaló que la procuradora expresó que “es llamativo que ninguno de los peritos en psicología y psiquiatría que intervinieron en el caso evaluando a las víctimas desde su especialidad hubiera afirmado que las versiones de ‘Ezequiel’ y ‘Luis’ fueran falsas o inducidas por terceros”. Gallego puntualizó que el dictamen de Falbo “no sólo propiciaba confirmar la pena a 15 años, sino a tomar las otras dos denuncias, lo que llevaría a un incremento de la condena”.

Gallego le dijo a Página/12 que esa será la línea a seguir en la argumentación ante la Corte nacional porque “el ilustrado dictamen de la doctora Falbo revela un análisis minucioso y un profundo conocimiento sobre delitos sexuales, porque los hechos perpetrados por Grassi revelan un modus operandi compatible con las características de su personalidad”.

Compartir: 

Twitter
 

Julio César Grassi está detenido desde el lunes pasado, ahora en la cárcel de Campana.
Imagen: Joaquín Salguero
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared