ECONOMíA › MICELI RESPONSABILIZO AL MODELO NEOLIBERAL

La política que creó pobreza

Como si se tratara de los resultados de un combate o de una catástrofe natural, Felisa Miceli asumió como una responsabilidad de la política oficial “tener que atender a todos los heridos de la crisis que comenzó en la recesión de 1998 y detonó en 2001”. Pero fue más allá en la definición de los roles de la política, al asegurar que “la pobreza es un problema de la política económica, ya que tiene tanta incidencia en su generación como en la posibilidad de desterrarla”.

Durante el seminario sobre la inversión social en la infancia, organizado por Unicef (sobre el que se informa en esta misma página), la ministra marcó distancia con los postulados neoliberales en materia de políticas sociales y el rol de la política económica. Acusó a la concepción vigente desde principios de la dictadura militar (1976) hasta el inicio de la década actual de ser responsable de la generación de la pobreza y de no haber atendido las consecuencias.

“Hoy no podemos darnos el lujo de abandonar las políticas activas en materia social –definió, subrayando que, además de incidir en la generación y las posibilidades de destierro de la pobreza–. La política económica es fundamental para superar las asimetrías sociales.” “El mejor resultado de la política económica es mejorar la calidad de vida de la sociedad, especialmente de los eslabones más desprotegidos, como los niños y los ancianos”, remarcó Miceli, marcando otra vez diferencias con los parámetros de eficientismo y de resultados macro (los “fundamentals”, se los llamaba) que eran la referencia de éxito o fracaso de la política económica hasta los ’90.

Miceli vinculó los objetivos sociales de la política económica con la gestión de gobierno en áreas como educación, recordando que “desde este gobierno nos hemos comprometido fuertemente con hacer real la ley de Financiamiento Educativo”. Vinculando la actividad económica con los esfuerzos volcados en la educación, indicó que “sin producción nacional ni educación de calidad, la Argentina no tendrá salida en el mediano y largo plazo”.

Rememorando el fin de la etapa de la convertibilidad y el inicio de la recuperación posterior, Felisa Miceli describió que “la crisis de 2002 fue el detonante de la recesión que comenzó en 1998, consecuencia del cierre de empresas y el aumento del desempleo (...). Después de la devaluación, se generaron reglas para crear un nuevo orden macroeconómico, con políticas de reindustrialización que posibilitaron cuatro años de crecimiento sostenido con inclusión social”.

Recordó que “en los ’90 se llegó a decir que la política social era la ambulancia que recogía a los heridos de la política económica”, distinción entre políticas que descalificó, al señalar que “la pobreza es un problema de la política económica, que es la que tiene que dar respuesta a estas cuestiones”. Afirmó que el Gobierno seguirá “apuntando los recursos hacia donde deben ser apuntados (...), hasta que se vuelvan a recomponer los indicadores sociales que la Argentina supo tener hace 30 años o más”.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.