EL MUNDO › ES LA PRIMERA VEZ EN TRES MESES QUE FUNCIONA LA ESTRATEGIA DE LA EMPRESA BRITANICA

BP empezó a contener el derrame

La compañía British Petroleum informó que estaba funcionando la campana de contención que colocó sobre el pozo desde donde sale el petróleo en el Golfo de México. La Casa Blanca tomó con cautela el anuncio.

La compañía British Petroleum (BP) informó que logró contener la fuga de petróleo en el Golfo de México. Según la petrolera, habría funcionado la campana de contención que colocó sobre el pozo desde donde emanaba el crudo. Es la primera vez en tres meses que la estrategia de la empresa funciona. Aunque la solución definitiva podría llegar para fines de mes o agosto. La Casa Blanca tomó con cautela el anuncio.

El derrame logró ser detenido después de que los equipos técnicos de BP lograran cerrar las válvulas de un dispositivo colocado sobre el pozo. “Durante las pruebas, las tres aperturas están cerradas, lo que a efectos prácticos cierra el pozo. Aunque no se puede garantizar, se espera que no se vierta petróleo al mar durante la prueba”, dijo la compañía en un comunicado de prensa.

El vicepresidente de BP, Kent Wells, explicó que tras el cierre de las válvulas, los ingenieros comenzaron a monitorear la presión cada seis horas. Aunque el directivo fue mesurado. Pidió no tener demasiadas expectativas frente a la posibilidad de haber puesto fin a la hemorragia de crudo. “Estoy muy contento, pero sólo estamos iniciando las pruebas. Nos hallamos en la etapa inicial del test”, remarcó. Además, Wells precisó que aunque se detenga el derrame por las próximas 48 horas, eso no significaría que el vertido se haya frenado por completo. “Las próximas horas son críticas para el manejo ulterior”, reafirmó.

Poco antes de los anuncios, una falla había alarmado a los técnicos. Una avería había demorado por varias horas los intentos por taponar la fuga. Por eso, los ingenieros vigilan bien de cerca la operación. El pozo de 1500 metros de profundidad está cerrado. La prueba de integridad del pozo, como la denomina BP, podría llevar entre seis y 48 horas. Los técnicos esperan que la presión suba ya que, si permanece baja, eso significaría que puede existir una fuga de petróleo. Después de ese tiempo de espera, se prevé que la compañía decida qué camino tomar: si almacena el crudo en los cuatro buques que están en la superficie, si mantiene completamente cerrado el pozo o, lo más riesgoso, si se decide a reabrirlo.

Las buenas noticias de ayer sólo parecen soluciones temporarias. Habrá que esperar hasta finales de mes o principios de agosto para que el pozo esté completamente clausurado. Para ello, tendrán que concretarse unas perforaciones por debajo del lecho marino, por las que será introducido barro pesado y crudo. Eso pondría fin a la hemorragia de petróleo que se desató el 20 de abril, con la explosión de la plataforma Deepwater Horizon. Durante estos tres meses, se vertieron entre 35 y 60 mil barriles de crudo al mar, generando la peor tragedia ecológica que recuerda Estados Unidos y por la que el gobierno federal recibió críticas de los sectores de la oposición.

La Casa Blanca pudo respirar aliviada después de 87 días. “Creo que es un signo positivo. Estamos todavía en una etapa de prueba y recién mañana tendremos más para decir”, dijo el presidente, Barack Obama. Thad Allen, quien comanda la iniciativa gubernamental para hacer frente al desastre, también celebró las noticias. “Nos alienta este desarrollo, pero todavía no está terminado”, remarcó. Uno de los miembros del equipo científico del gobierno federal, que presenció parte de las operaciones, también pidió mesura. “Es demasiado prematuro aún. No sabemos si algo está perdiendo o no”, declaró Tom Hunter a The Washington Post.

Si BP logra clausurar definitivamente el pozo para agosto, bastante le habrá costado su impericia. Se calcula que habrá gastado unos 30 mil millones de dólares. La compañía habrá destinado unos 10 mil millones a la limpieza del derrame y cerca de 20 mil millones a indemnizar a los afectados de la región, que perdieron sus formas de subsistencia. Días atrás, Kenneth Feinberg, el encargado de garantizar que BP cumpla con los damnificados, manifestó que aún no se ha podido establecer si los millones destinados a un fondo compensatorio serán suficientes. Más de 105 mil reclamos fueron presentados por pobladores de la costa del Golfo contra la petrolera.

Compartir: 

Twitter
 

“Nos hallamos en la etapa inicial del test”, dijeron los directivos de la compañía.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.