EL PAíS › EN EL GOBIERNO PORTEÑO LE APUNTARON A KIRCHNER

Un ataque como defensa

Los macristas dijeron que el ex presidente “usa a la Justicia para perseguir opositores”. Descartaron que Macri fuera a renunciar y tildaron de “mamarracho” el fallo en su contra.

 Por Werner Pertot

Rodríguez Larreta y Michetti defendieron a Macri, de viaje en República Dominicana.
Imagen: Bernardino Avila.

“Estos jueces son...”, escribió Mauricio Macri en su celular desde Santo Domingo. Queda para el lector completar con su imaginación los más variados adjetivos que el jefe de Gobierno les dedicó a los tres camaristas que confirmaron su procesamiento. En el Palacio de Gobierno –adonde llegó el mensaje de texto– el malhumor no era menor. Con cara adusta, Gabriela Michetti y Horacio Rodríguez Larreta salieron al frente de un grupo de funcionarios que repitió la receta de que la mejor defensa es un ataque. “Una vez más, Néstor Kirchner no tiene límites. Se lo decimos en la cara: no nos va a parar usando la Justicia para perseguir opositores. Mauricio Macri es inocente”, proclamó Larreta, en un tono entre enojado y ensayado. En igual registro, Michetti calificó el fallo de “disparate” y “mamarracho”. Aseguraron que Macri no se tomará licencia porque “iría contra la voluntad de los vecinos”.

Los funcionarios de la mesa chica macrista y algunos legisladores estuvieron reunidos desde temprano. El fallo los encontró con Oscar Moscariello como jefe de Gobierno y con el líder de PRO en Dominicana, en una reunión de alcaldes de Latinoamérica. No piensa volver hasta el domingo a la noche. Bolívar 1 estaba que estallaba. “Tendríamos que haber salido contra los camaristas hace semanas. Dejá, ni me hablés”, tronó ante este diario un funcionario cercano a Macri. No era una estrategia compartida por todo el gabinete: otros apostaban un fallo divido. “No lo esperábamos así”, admitían. “Si perdemos en Casación, Mauricio se tiene que ir a su casa”, fue el sincericidio de otro funcionario.

Nada de esto se vio ante las cámaras, ante las que salieron como un equipo a la cancha, con cinco delanteros (sí, cinco): además de Larreta y Michetti, hicieron punta el secretario general, Marcos Peña; el ministro de Justicia, Guillermo Montenegro, y el jefe del bloque PRO en Diputados, Federico Pinedo. La estrategia PRO se podría resumir en un tweet del ministro de Hacienda, Néstor Grindetti: “Había una vez un reino donde Cámara se escribía con K. El mamarracho continúa”, escribió en su Twitter.

“El señor Kirchner no nos va a parar con este disparatado fallo. Le vamos a ganar el año que viene”, prepeó Larreta. “En 2011 se irán a su casa y le tocará a la Justicia juzgarlos”, vaticinó Peña. Luego de las acusaciones de rigor al Gobierno, vinieron los no menos esperables cuestionamientos a los camaristas: “Los jueces de la Cámara volvieron a ser cómplices del tándem Kirchner-Oyarbide”. Michetti hizo un alto para considerar “correctas” las absoluciones de Montenegro y Mariano Narodowski. Luego se ocupó de leer fragmentos del fallo.

Michetti le destinó, sin nombrarla, unas líneas a Elisa Carrió, cuando les pidió a los dirigentes políticos “que creen en la institucionalidad” que lean el fallo. La ex vicejefa comparó la sentencia con “el poema de Brecht que dice que un día van a venir por todos”. El poema, en realidad del reverendo Martin Niemöller, se refiere a los nazis y la Shoá.

El jefe de Gabinete se quejó porque nadie tomó en serio al aliado de PRO en Entre Ríos Héctor Maya, quien aseguró que Oyarbide le dijo sin testigos que se iba a “llevar puesto” a Macri. “Los camaristas lo procesaron sin ninguna prueba (se basan en declaraciones de Ibarra, Cerruti y Digón) y a pesar de que apareció el famoso espía haciendo la primera llamada”, sostuvo Michetti, pese a que esto último nunca fue probado en la Justicia. La versión del espía de la SIDE fue filtrada por el macrismo que luego lo usó de argumento para pedir el juicio político a Oyarbide. Pinedo aseguró que analizarán si hacen lo mismo con los tres camaristas.

–¿De qué manera controlaría Kirchner a cuatro jueces? ¿Están hablando de sobornos?–quiso saber Página712.

–La Cámara fue funcional a Oyarbide. Este procesamiento ya estaba escrito –hipotetizó Montenegro.

–Esto no es una acusación a la Justicia. Otros magistrados no se merecen la actuación de estos jueces –dijo Larreta.

–Se lavaron las manos para que siga Oyarbide –acotó Pinedo.

–¿Van a acompañar una comisión investigadora? –preguntó este diario.

–No vemos la necesidad en este momento de una comisión –dijo Peña.

Michetti, con cara de espanto, consideró “un disparate absoluto” una eventual renuncia de Macri. “Fue elegido por los porteños y va a cumplir su mandato”, pronosticó. Tuvieron más problemas para contestar sobre el ex jefe de la Metropolitana Jorge “Fino” Palacios (le tuvieron que preguntar dos veces). Al final, Peña estimó que “hay que esperar que se complete el proceso judicial para saber qué ocurrió”.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.