EL MUNDO › CUATRO POLICIAS ESTAN ACUSADOS DE MATAR Y HERIR A CIVILES

Después de Katrina, el horror en el puente

 Por David Usborne *

El puente Danziger podría haber quedado como un nombre en un mapa si hubiera tenido éxito el encubrimiento. Pero como los fiscales acusan a cuatro oficiales de la policía de Nueva Orleáns de dispararles a residentes desarmados, matando a dos de ellos, se sabe que siempre significará mucho más. Aquí yacen los últimos lazos de confianza entre una ciudad y sus guardianes. Los crímenes ocurrieron una semana después del huracán Katrina, en 2005. Llevó casi cinco años para que se presentaran cargos federales. Pero su revelación por el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, tuvo el poder y el presagio de un trueno. Los acusados, si son hallados culpables, pueden pasar el resto de sus vidas en la cárcel o podrían enfrentarse a la pena de muerte.

El caos llegó de varias formas a la ciudad en los días posteriores a la tormenta. Cuatro quintos de la ciudad estaban bajo el agua, los hospitales no tenían electricidad y los refugios públicos estaban atestados de excrementos humanos. Y había un departamento de policía que estaba desquiciado, en ningún lugar peor que en el puente Danziger.

Los cargos que se presentaron el martes son los que las familias de las víctimas afirmaron desde el comienzo. El 4 de septiembre de 2005, los cuatro oficiales dispararon sobre seis civiles, que iban a comprar alimentos y chequear sus viviendas, sin justificación. Cuatro resultaron heridos, a una mujer le volaron parte de su brazo, su marido recibió una bala en la cabeza. Otros dos murieron.

Aunque la ciudad revivió la tragedia durante un tiempo –se presentaron cargos contra los acusados en 2006, pero luego el caso se cayó–, los detalles en la acusación federal todavía tienen el poder de horrorizar. Describen los disparos sobre la espalda del hombre mentalmente incapaz, Ronald Madison, cuando trataba de escapar, y ofrecen un nuevo detalle: después de que Madison cayó, ya herido de muerte, uno de los oficiales pateó su cuerpo. Los que se enfrentan a una posible sentencia de pena capital son los oficiales de policía Kenneth Bowen, Robert Gisevius y Anthony Villavaso, así como el ex oficial Robert Faulcon. Están acusados no de asesinato, sino más bien de “abuso de autoridad”. Junto con otros dos oficiales, también están acusados de intentar construir un encubrimiento elaborado que dependía de sus afirmaciones de que había sido atacados con disparos sobre el puente, que, se sabe, no lo fueron.

En la Corte en Nueva Orleáns ayer, tres de los hombres –Bowen, Gisevius y Villavaso– se declararon inocentes a todos los cargos. Faulcon no estaba en el tribunal, pero está esperando la extradición de Texas a Louisiana para enfrentar el juicio.

Eris Hessler, un abogado que representa a Gisevius, dijo que no se había tenido ninguna consideración del caos en el que operaba la policía durante los primeros días después del huracán Katrina. “El gobierno federal claramente se olvidó o eligió ignorar las circunstancias bajo las cuales estaban trabajando los oficiales de policía”, le dijo a The New York Times.

De acuerdo con las acusaciones penales, los cuatro oficiales llegaron a la escena en una camioneta Budget alquilada después de recibir un mensaje por radio de un colega en los alrededores que sugería que oficiales podrían estar bajo fuego de atacantes no identificados. Lo que encontraron cuando llegaron al puente fue un grupo de peatones cruzando de Nueva Orleáns al otro lado.

Entonces, comenzó el fuego. James Brissette, de 17 años, estaba yendo en busca de alimentos. La herida en la cabeza y el brazo parcialmente perdido estaban entre los padecimientos que sufrió. Las balas que impactaron a James lo mataron. Un residente de Nueva Orleáns cuya casa está de espaldas al puente Danziger puso en palabras lo que la ciudad siente: “Tienen una fuerza policial en la que no pueden confiar”.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Sobre el puente Danziger, la policía de Nueva Orleáns disparó para matar.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.