EL MUNDO › EL ALCALDE BLOOMBERG DIJO QUE LOS ACUSADOS DEL ATENTADO EN BOSTON TENIAN OTRO OBJETIVO: TIMES SQUARE

“El plan de ataque incluía Nueva York”

Bloomberg recordó que los sospechosos chechenos –uno muerto, el otro internado– tenían seis bombas en su poder cuando fueron interceptados por la policía de Boston. La CIA tenía en la mira a Tamerlan, el mayor de los hermanos.

Los sospechosos del doble atentado de Boston querían viajar a Nueva York y colocar bombas en Times Square cuando fueron interceptados por la policía, según declaraciones de Dzhojar Tsarnaev ayer al FBI. “Dijo que él y su hermano querían conducir hasta Nueva York y colocar explosivos adicionales en Times Square. Habían fabricado esos explosivos y sabemos que eran capaces de llevar a cabo los ataques”, declaró el alcalde de la ciudad de Nueva York, Michael Bloomberg, a la prensa en referencia a Dzhojar, acusado junto con su hermano Tamerlan del atentado en el maratón de Boston del pasado 15 de abril. Bloomberg recordó también que los sospechosos tenían seis bombas en su poder cuando fueron interceptados por la policía de Boston en la noche del jueves al viernes de la semana pasada.

El jefe de policía de Nueva York, Ray Kelly, ya había indicado anteayer que los sospechosos pensaban dirigirse a Manha-ttan tras las explosiones, aunque había negado que quisiesen perpetrar nuevos atentados. El conductor de un auto secuestrado el jueves pasado por los hermanos Tsarnaev en Cambridge (cerca de Boston), poco antes de que la policía los interceptase, oyó a los dos jóvenes mencionar la palabra “Manhattan”. Pero ayer el responsable policial precisó que, tras un nuevo interrogatorio, Dzhojar Tsarnaev señaló que junto con su hermano decidieron de manera espontánea como blanco a Times Square.

Mientras Tamerlan, de 26 años, fue abatido en la madrugada del viernes pasado, Dzhojar, de 19, se encuentra hospitalizado desde ese día cuando fue detenido en Watertown, en los suburbios de Boston, al cabo de un impresionante operativo policial. La fiscalía federal de Boston lo acusa de uso de armas de destrucción masiva y destrucción voluntaria de bienes con un aparato explosivo. Y si es declarado culpable puede enfrentarse a la pena de muerte.

Además, los dos principales diarios estadounidenses, The New York Times y The Washington Post, informaron ayer que no sólo el FBI sino también la CIA tenían en la mira mucho antes de los atentados a Tamerlan, el mayor de los dos hermanos sospechosos. “La divulgación de la participación de la CIA sugiere que el gobierno de EE.UU. pudo haber tenido más razones de lo que había dicho para vigilar a Tsarnaev durante los últimos meses antes del atentado en Boston. Se plantean también preguntas sobre el hecho de que las autoridades estadounidenses no hayan notado su regreso a EE.UU. y no lo hayan interrogado después de su viaje de siete meses a Rusia el año pasado”, difundió The Washington Post.

De hecho, Tamerlan Tsarnaev tenía 26 años y, según las declaraciones de algunos miembros de su familia, amigos y conocidos, desde 2009 había radicalizado sus posiciones políticas y religiosas, especialmente sobre las guerras en Afganistán e Irak, y la política exterior estadounidense hacia el mundo árabe y musulmán.

Además, la CIA vigiló a Tamerlan en 2011 a petición de las autoridades rusas, ya que Moscú temía que se tratara de un islamista cada vez más radical. Pero, al igual que el FBI, también la CIA llegó a la conclusión de que el fallecido hermano –de origen norcaucásico– no tenía relación con grupos terroristas.

Como medida de prevención, la CIA había incluido a Tamerlan en la base de datos TIDE (sobre sospechosos terroristas). Sin embargo, el nombre de Tsarnaev se introdujo con diferentes grafías y también se dieron distintas fechas de nacimiento, por lo que no saltaron las alarmas cuando, en enero de 2012, el sospechoso viajó a Chechenia y Daguestán. El motivo fue la falla en el nombre y la fecha de nacimiento de los datos aportados por Rusia, y utilizados por las autoridades norteamericanas.

Al parecer, los servicios secretos estadounidenses y rusos mantuvieron contacto en cuatro ocasiones para hablar sobre Tsarnaev antes de que éste realizara un viaje de siete meses a Rusia. Pero cada vez que uno de los servicios de inteligencia de los dos países preguntaba al otro por informaciones adicionales sobre su caso no tenía respuesta.

Compartir: 

Twitter
 

El alcalde Bloomberg dijo que el acusado confesó al FBI que iban a colocar bombas en Times Square.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.