EL MUNDO › QUEJA DE VICTIMAS DEL FRANQUISMO

Una causa demorada

Finalmente, las videoconferencias entre familiares de víctimas del franquismo y la jueza María Romilda Servini de Cubría, en el marco de la querella argentina, fueron suspendidas. Según el diario Público, el consulado argentino en Madrid no recibió notificación oficial de que las comparecencias debían producirse ayer. La magistrada había expedido una notificación el 11 de abril indicando que dos semanas después debía tomar declaración testimonial a los tres primeros familiares, en el marco de una causa por genocidio y/o crímenes de lesa humanidad cometidos en España durante el franquismo. Sin embargo, la cédula no llegó al consulado de Argentina en Madrid y se desconoce en qué punto del proceso se perdió.

En un comunicado, los familiares –nucleados en la red ciudadana en apoyo de la querella (Aqua)– junto a los abogados argentinos Ana Messuti (foto con Pablo Mayoral, una de las víctimas) y Carlos Slepoy, manifestaron: “La ansiedad que ha supuesto para nosotros, como familiares de víctimas o como víctimas directas, presentarnos a prestar declaración son indescriptibles. Sin embargo, estábamos dispuestos a hacerlo, superando los aspectos más dolorosos e imbuidos de enorme entusiasmo. Decenas de años hemos esperado a que un tribunal de Justicia nos escuche”.

Y agregaron con pesar: “Innecesario es describir las molestias de índole práctica que nos causa esta dilación, sin plazos aún ciertos, para no mencionar el costo emotivo que supone la preparación para este tipo de declaraciones, agravado considerablemente por su frustración”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.