EL MUNDO › EL GOBIERNO VENEZOLANO DETUVO A UN NORTEAMERICANO ACUSADO DE CONSPIRACION

Maduro denunció una nueva emboscada

Mientras el opositor Henrique Capriles exigía el comienzo de la auditoría de los votos del domingo 14, el mandatario afirmaba que el oficialismo perdió apoyo en medio de la tristeza y la confusión tras la muerte de Chávez.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, denunció ayer una “segunda emboscada violenta” en el país y relató que le ordenó al ministro de Interior, Miguel Rodríguez Torres, que se detenga a las personas a las que se les encontraron las pruebas de un presunto plan de desestabilización, tras las elecciones del 14 de abril. En consecuencia, las autoridades anunciaron la detención de un ciudadano estadounidense al que vincularon con el plan. Ante esto, Estados Unidos respondió que está buscando información sobre el arresto. Además, ayer finalizó el plazo fijado por el líder opositor, Henrique Capriles Radonski, para que el Consejo Nacional Electoral (CNE) haga un anuncio sobre los pasos a seguir para la auditoría de los votos.

“Ustedes saben que se está preparando una segunda emboscada violenta contra el pueblo y contra la patria”, indicó Maduro durante un acto de gobierno en Caracas. También habló del resultado electoral y dijo que en su país un 60 por ciento de la población está de acuerdo con la revolución bolivariana, pero aseguró que el 14 de abril muchos chavistas no votaron por “tristeza” por la muerte del ex presidente Hugo Chávez y otros lo hicieron “confundidos” por la oposición. A través de Twitter, el mandatario pidió a los venezolanos decir “no al saboteo fascista” y “a la vagancia oligarca”. En este sentido, el ministro de Interior informó ayer de la detención de un ciudadano estadounidense al que identificó como Timothy Hallett Tracy, de 35 años, acusado de ser un agente de Inteligencia vinculado con el “adiestramiento” de estudiantes venezolanos para llevar a cabo acciones de violencia en el país, y señaló que el miércoles se hizo un allanamiento en Caracas, en el que se encontraron 500 videos con material que supuestamente demostraría esa operación de desestabilización.

Rodríguez presentó una serie de fotos y videos que, resaltó, sirven para demostrar los nexos del líder opositor con el supuesto plan para generar el caos en el país y debilitar al gobierno de Maduro, cuya legitimidad es cuestionada por la oposición. Asimismo, agregó que se presume que el detenido es el autor intelectual de la conspiración. “Vamos a mostrar las motivaciones de ellos y las conexiones que tienen para desarrollar toda una serie de eventos que hemos ido viviendo a partir del día de las elecciones pasadas”, dijo en una rueda de prensa. Rodríguez, quien era jefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), detalló que ese organismo había iniciado a fines del año pasado una investigación para develar el complot, que bautizó como Conexión Abril, pues aseguró que la intención era desestabilizar después de los comicios, a partir del desconocimiento opositor de los resultados ante la ajustada diferencia de 1,8 por ciento.

Y habló de los objetivos del presunto agente de Inteligencia y de la conspiración. “La intención era desestabilizar y llevarnos a una guerra civil. ¿Por qué una guerra civil? Porque así lograrían inmediatamente una intervención de una potencia extranjera para supuestamente restablecer el orden y la democracia. Ese sigue siendo el fin”, expuso. Ante la acusación, Estados Unidos manifestó ayer que estaba buscando mayor información sobre la detención. “Hemos visto esos reportes esta mañana. No tengo un comentario porque seguimos buscando más información”, añadió en rueda de prensa un portavoz del Departamento de Estado, Patrick Ventrell.

El gobierno venezolano acusó a Capriles de haber provocado la violencia callejera después de llamar al desconocimiento de los resultados electorales y exigir un recuento de los votos. Los disturbios de la semana pasada dejaron nueve muertos y 78 heridos, la mayoría identificados con el chavismo. Capriles replicó que sus llamados fueron en el marco de la Constitución y que su reclamo por una revisión de los resultados está garantizado en las leyes. El CNE aceptó realizar una auditoría del 46 por ciento de los votos que no se revisaron el día de las elecciones, pero no ha indicado cuándo comenzará el procedimiento, por lo que el candidato opositor le dio un plazo que venció ayer para un anuncio o retomará sus llamados a la protesta. “La verdad del tamaño de nuestro país es que ustedes se robaron las elecciones, ésa es la verdad, ustedes se robaron este proceso electoral y ustedes tienen que explicarle eso al país y al mundo”, dijo el miércoles Capriles.

También durante ese día, la Asamblea Nacional venezolana (AN) creó una comisión integrada por diputados oficialistas para investigar “la agresión fascista” que, según el oficialismo, instigó Capriles tras las elecciones. La nueva instancia parlamentaria comenzará el lunes la investigación. Durante esa jornada, tanto el presidente de Venezuela como el líder opositor convocaron para el 1º de mayo a masivas concentraciones por el día del trabajador. “El 1º de mayo vamos a la calle toda la clase obrera a demostrarle a la burguesía fascista dónde está y a qué está dispuesta para defender esta patria independiente, soberana y socialista”, declaró Maduro en una intervención telefónica transmitida por el canal oficial VTV.

Compartir: 

Twitter
 

“Ustedes saben que se está preparando una segunda emboscada violenta contra el pueblo”, dijo Maduro.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.