EL MUNDO › MOVILIZACIONES EN TODO EL PAIS POR LA CRISIS

Grecia en pie de protesta

Los funcionarios públicos griegos continuaban ayer por segundo día consecutivo con la huelga y movilizaciones convocadas por el sindicato Adedy contra los despidos en este sector exigidos por la troika. A lo largo del día se programaron varias manifestaciones en el centro de Atenas.

Las primeras marchas, que congregaron a unas 1500 personas, según la policía, tuvieron lugar ayer a la mañana desde la plaza Klafthmonos hasta la céntrica plaza Syntagma, frente al Parlamento ateniense, donde a primera hora de la tarde se había programado un concierto. Les siguió una protesta de cerca de un millar de profesores frente al Ministerio de la Reforma Administrativa.

Las manifestaciones se han extendido también a Salónica, la segunda ciudad más grande de Grecia, donde los trabajadores públicos realizaron una marcha por las calles principales. El Sindicato de Profesores de Enseñanza Secundaria (OLME), que siguen la huelga de dos días, ya ha anunciado un nuevo paro de 24 horas para hoy, ya que de los más de 4400 funcionarios que serán despedidos el 22 de marzo, la mitad son profesores de secundaria.

En un comunicado, OLME subrayó ayer que no acepta los “despidos inhumanos de cientos de trabajadores de la educación pública, los primeros despidos de funcionarios en 100 años”. También unos 2000 pensionistas se manifestaron ayer contra el recorte de sus percepciones y en defensa del sistema de salud público gratuito, ante lo que califican de intento de privatización de la sanidad.

Además, rechazaron el cierre de hospitales y policlínicas del sistema de salud público (Eopyy), el traslado de personal sanitario al esquema de reserva laboral –donde pasan a cobrar el 75 por ciento del salario durante ocho meses, tras los que son recolocados o despedidos definitivamente– y el retraso en el pago de sus pensiones.

Las diversas cajas de la seguridad social griega adeudan más de 3000 millones de euros a los jubilados que, desde el inicio de la crisis, deben esperar para recibir su primera pensión entre uno y cuatro años.

Mientras que las protestas siguen en las calles de Atenas, ayer se reabrieron las antiguas policlínicas del sistema público de salud, reconvertidas en 120 centros de atención primaria, que emplearán a entre 2500 y 3000 trabajadores sanitarios y 800 administrativos.

El gobierno griego del premier Antonis Samaras (foto) ha cumplido con la reapertura la fecha señalada y se estima que, en un plazo de diez días, estarán en pleno funcionamiento para atender a los pacientes asegurados. Los nuevos centros funcionarán los días laborables de siete de la mañana a siete de la tarde y, según las autoridades, se reforzarán con personal cualificado “de acuerdo con sus necesidades”.

El acuerdo al que llegó el gobierno con la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) el martes para desbloquear el siguiente tramo del rescate permitirá al Ejecutivo repartir 500 millones de euros entre el millón de griegos más pobre, pero introduce, a cambio, ciertos recortes salariales.

Además, a partir de octubre, se prevé que la troika aumente sus demandas de reformas laborales, como la liberalización del despido colectivo y reducción de los derechos sindicales. En protesta contra estas nuevas medidas de ahorro, la confederación de sindicatos del sector privado GSEE, la mayor central sindical de Grecia, convocó a una huelga general para el 9 de abril, la primera de estas características de 2014.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.