EL MUNDO › DILMA DIJO QUE LA PETROLERA LOGRARá SUPERAR LA CRISIS CAUSADA POR LOS CASOS DE CORRUPCIóN

China ayuda a la vapuleada Petrobras

La presidenta de Brasil anunció que la compañía estatal recibirá un crédito de 3500 millones de dólares concedidos por el gigante asiático. El mercado dio un voto de confianza al préstamo

 Por Darío Pignotti

Página/12 En Brasil

Desde Brasilia

Petrobras logrará superar la crisis causada por los hechos de corrupción, aseguró la presidenta Dilma Rousseff, horas antes de anunciar que la petrolera recibirá un crédito de 3500 millones de dólares concedido por China, con lo cual se atenuaron las presiones de un grupo de accionistas norteamericanos. Los dichos de Dilma a una agencia estadounidense y el socorro financiero procedente de Beijing pueden ser leídos en clave política, pues impactan en la crisis que tiene a maltraer al gobierno y la geopolítica, al mostrar los movimientos de Estados Unidos y China.

La petrolera “tiene una inmensa capacidad, ella está en condiciones de superar este caso de corrupción. ¿Sabe por qué lo digo? Porque va a tomar medidas drásticas como las decididas por empresas internacionales que ya pasaron por problemas similares”, sostuvo Dilma al defender al nuevo titular Aldemir Vantine, nombrado en febrero tras la caída de Maria das Gracas Foster, una ejecutiva muy cercana a la mandataria.

Las noticias sobre los ilícitos cometidos en la mayor empresa energética latinoamericana son el pretexto de la oposición, mediática y partidaria, para agitar una campaña destituyente de la presidenta, cuyo segundo mandato se inició hace cuatro meses.

Según reportó ayer la consultora Ibope, la ola de denuncias, algunas de dudosa procedencia, es un factor que incide en la baja popularidad del gobierno, del 12 por ciento en marzo, un declive de 28 puntos frente a la medición de diciembre.

“Ninguno de nosotros vio ni siquiera una señal (de corrupción)”, aseguró al ser consultada sobre su paso por el consejo de administración de la compañía envuelta en un escándalo de sobornos y contratos irregulares con empresas constructoras. Fue una respuesta implícita a quienes exigen su impeachment, a pesar de que sea jurídicamente poco viable, pues la Constitución impide procesar a un presidente por hechos ocurridos antes del inicio de su gestión, según reiteró ayer el procurador general de la República Rodrigo Janot, quien poco después fue reafirmado por Marco Aurelio Mello, ministro del Supremo Tribunal Federal.

En el reportaje de la agencia Bloomberg, publicado el miércoles en Brasil, también se aseguró que el balance auditado será divulgado en abril, en medio del asedio de accionistas estadounidenses, quienes promueven un proceso contra Petrobras en la Justicia de aquel país.

Al parecer, el compromiso asumido por Dilma sobre el balance fue aprobado en el mercado brasileño, donde los papeles cerraron con una suba del 5 por ciento, luego de haber tocado un techo del 6 por ciento. En la Bolsa de Valores de San Pablo también habría un voto de confianza al socorro del Banco de Desarrollo de China, por 3500 millones de dólares, anunciado ayer en Beijing.

“Este (préstamo) constituye un marco importante que da continuidad a la asociación estratégica entre el Banco de Desarrollo de China y Petrobras, fortaleciendo la sinergia que existe entre las economías de los dos países”, apuntó el gobierno en nota oficial.

China ha ganado varios casilleros en su silenciosa disputa con Estados Unidos por los campos en aguas ultraprofundas descubiertos en el litoral de Río de Janeiro y San Pablo a partir de 2007.

Washington y Beijing tomaron nota de las reservas de los yacimientos de “pre-sal” (debajo de capas de 5000 metros de roca), estimadas en más de 60.000 millones de barriles.

Una de las primeras respuestas adoptadas por George W. Bush fue reactivar la IV Flota cuyos navíos volvieron a surcar el Atlántico a mediados de 2008, decisión desaprobada por su colega Luiz Inácio Lula da Silva, quien inició un programa de modernización bélica, con centro en la defensa de la Amazonia Azul.

“Nosotros le mandamos una carta al presidente Bush; le dijimos que no nos parecía bien la idea porque la Cuarta Flota tiene su línea de acción casi encima de nuestro ‘pre-sal’”, se quejó Lula en 2009.

Simultáneamente, los espías de la Agencia Nacional de Seguridad robaban informaciones posiblemente sensibles de los bancos de datos de Petrobras, como se revelaría en 2013.

Ayer, el diario Folha de San Pablo escribió que Dilma no olvida las pinchaduras de la NSA, que también invadió papeles presidenciales, y planea hablar del tema en el encuentro que mantendrá con Barack Obama este mes durante la Cumbre de las Américas en Panamá.

El caso deterioró las relaciones entre el Palacio del Planalto y la Casa Blanca: en septiembre de 2013, Dilma rechazó un convite de Obama para una visita de Estado.

En lugar de la intimidación de la Cuarta Flota y el acoso de la NSA contra Petrobras, China optó por la aproximación económica, abriendo en 2010 una línea de crédito por 10.000 millones de dólares, sumada a un acuerdo con la petrolera Sinopec.

Avido del crudo y los alimentos brasileños, el gigante asiático fue premiado en octubre 2013, cuando sus empresas integraron el consorcio vencedor, encabezado por Petrobras, en la subasta del megacampo de Libra, dejando afuera a las competidoras norteamericanas. Estos antecedentes explican la importancia, tanto económica como geopolítica, del nuevo préstamo chino conocido ayer.

Lula

El jefe del Partido de los Trabajadores encabezó un acto en defensa de la presidenta y Petrobras el lunes pasado, al cumplirse el aniversario del golpe de Estado de 1964. Lula expresó su “indignación” ante la escalada contra Petrobras y aseguró que las estafas fueron cometidas por un grupo de ex ejecutivos a los que se benefició con la delación premiada con la reducción de penas. Los opositores “están transformando las denuncias de corrupción y así logran que los bandidos condenados se conviertan en héroes”, bramó Lula da Silva ante militantes, sindicalistas y campesinos sin tierra reunidos frente al gremio de los bancarios de San Pablo.

Fue su reaparición luego de haber estado ausente en la manifestación contra el golpismo del 13 de marzo, previa a la multitudinaria marcha opositora convocada por la cadena Globo, partidos de derecha y grupos defensores del retorno de los militares. Sindicatos y movimientos sociales preparan otra movilización para el 1º de mayo, en la que se espera la presencia del ex mandatario.

Compartir: 

Twitter
 

“Petrobras tiene una inmensa capacidad, está en condiciones de superar este caso de corrupción”, dijo Rousseff.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.