EL MUNDO › DESPUES DEL FRAGOR DE LA CAMPAÑA AYER REINABA LA TRANQUILIDAD

Chávez va por la reelección en Venezuela

Los gestos del gobierno y sectores de oposición en los últimos días generaron un clima que favorece el espíritu cívico, por lo que se espera una votación masiva. Según las últimas encuestas Chávez lidera por alrededor de 20 puntos, pero su rival Manuel Rosales espera hacer una gran elección. En la víspera del comicio ninguno de los dos respetó la veda electoral.

 Por Lucía Alvarez y Diego González

Desde Caracas

Después de una campaña electoral marcada por la polarización creciente y rumores desestabilizadores, todo está listo para que 16 millones de venezolanos habilitados para votar elijan hoy con tranquilidad al presidente que los gobernará hasta 2013.

Aunque en las calles caraqueñas todo transcurre con normalidad y las encuestas mantienen el resultado de alrededor de un 20 por ciento en beneficio del presidente Hugo Chávez frente al candidato unitario de la oposición Manuel Rosales, todavía se sienten indicios de incertidumbre entre la población. Ejemplo de ello son las extensas colas que se ven en los supermercados a pesar de las declaraciones del presidente de la organización empresarial Fedecámaras de garantizar el abastecimiento de alimentos para hoy y los días posteriores a la elección.

Los medios de comunicación, como en la campaña, juegan hoy también un rol fundamental al transmitir mensajes contrapuestos. Mientras que todos confluyen en el llamado a una concurrencia masiva y el desarrollo en paz del proceso electoral, florecen propagandas de los candidatos en diarios y canales de televisión en violación la veda electoral.

Así es como se alternan imágenes del presidente (y no del candidato) inaugurando obras a nombre del Gobierno Bolivariano y del gobernador del rico estado petrolero del Zulia ostentando méritos de lo que fue su mandato. También aparecen mensajes promoviendo el voto, con mensajes al estilo de: “Yo soy una trabajadora informal y quiero hacer un llamado a mi pueblo; todos bien temprano, al toque de la diana, vayamos a votar, es una forma más de expresar nuestra libre opinión”.

En estos últimos días dos sucesos habían reavivado el calor. Por un lado, las declaraciones de Chávez en la conferencia de prensa del jueves último en Miraflores, donde afirmó que la inteligencia del gobierno había desmontado un intento de asesinato a Rosales por parte de sectores radicales de la oposición. La respuesta del candidato no se hizo esperar: “Siempre dije que si me pasa algo el primer responsable es él (por Chávez). Yo viví dos emboscadas durante la campaña electoral provocadas por grupos armados que dependen del oficialismo”.

El otro principio de escándalo estalló el viernes cuando fuentes del gobierno anunciaron el descubrimiento de carteles impresos denunciando fraude y convocando para los días posteriores a la elección a una concentración en el bastión opositor que es la plaza Altamira.

Estos hechos que alertaban sobre un clima de desconfianza y sospecha, sin embargo, no tuvieron demasiada trascendencia. Como contrapartida, las declaraciones de Alberto Federico Ravell, el presidente del principal medio opositor, Globovisión, ha colaborado con la creación de este contexto pacífico a su manera. Ante los difundidos rumores que afirman que violarán las disposiciones del Consejo Nacional Electoral (CNE) y publicarán bocas de urnas antes de que el organismo se pronuncie oficialmente sobre los resultados con la intención de crear incertidumbre entre la población, aseguró: “No somos ningunos locos como para estar dando resultados antes de tiempo”.

Un desenlace similar tuvo el debate feroz sobre la utilización de las máquinas captahuellas, uno de los puntos más sensibles y que estuvo en el ojo de la tormenta todo este tiempo. Este mecanismo automatizado de reconocimiento de una persona basado en la comparación de las impresiones dactilares había motivado varias críticas por parte de la muy heterogénea oposición.

El titular del diario El Universal de ayer con las declaraciones del único rector opositor del CNE, Vicente Díaz, daban cuenta de que la discusión estaba saldada: “Es imposible que exista fraude”.

Compartir: 

Twitter
 

Propaganda electoral del presidente Hugo Chávez en Caracas el día previo a la elección, en la que compite con Manuel Rosales.
Imagen: AFP
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.