EL MUNDO › EL MATRIMONIO VENDIO ACCIONES Y COBRO MILLONES

El apellido Clinton vale oro

 Por Antonio Caño *
desde Washington

El matrimonio Clinton ha vendido varios millones de dólares que poseían en múltiples y diversas acciones de empresas, que van desde grandes almacenes hasta el grupo Televisa de México. Lo hicieron para evitar que su actividad financiera, muy exitosa desde que salieron de la Casa Blanca, pueda convertirse en un obstáculo en la carrera de Hillary Clinton hacia la presidencia de Estados Unidos.

Los detalles de la venta, algunos de los cuales fueron revelados por la propia campaña de Clinton a medios de comunicación norteamericanos, fueron comunicados ayer a la Comisión Electoral Federal y a la Oficina de Etica Gubernamental, los organismos oficiales responsables en estas materias.

Según los documentos, los Clinton cuentan en estos momentos, entre las acciones vendidas y otros ingresos, con una fortuna que oscila entre 10 y 50 millones de dólares –entre 7,5 y 38 millones de euros–. Esta fluctuación obedece al margen amplio con el que se facilitan al público las finanzas de los políticos para mantener, dentro de lo posible, su privacidad. Así, se ha informado que la venta de las acciones le reportó al famoso matrimonio unas ganancias de entre cinco y 25 millones de dólares –entre 3,7 y 18 millones de euros.

Esas inversiones estaban en lo que se conoce aquí como un fideicomiso ciego –blind trust, en inglés–, mecanismo por el que se deja la gestión de la inversión en manos de una entidad especializada –en el caso de los Clinton, Citigroup–, sin que el propietario sepa en qué valores está siendo invertido su dinero. De esta manera, se trata, en principio, de evitar que el inversor influyente pueda actuar a favor de sus valores, creando un conflicto de intereses.

Por lo tanto, el dinero de los Clinton estaba siendo invertido sin su conocimiento en acciones que podrían haber constituido algún tipo de contradicción con el mensaje político que Hillary Clinton transmite en su campaña. Acciones, por ejemplo, de compañías farmacéuticas, generalmente contrarias a la reforma del sistema de salud, de empresas petroleras reacias a las medidas contra el cambio climático o de medios de comunicación abiertamente partidarios de los candidatos demócratas, como News Corporation, del magnate australiano Rupert Murdoch.

Los Clinton abrieron ese fondo ciego en 1993, cuando el patrimonio máximo estimado de la pareja era de poco más de millón y medio de dólares. Después de varios años de extraordinario rendimiento, en abril Hillary Clinton recibió una notificación de la Oficina de Etica Gubernamental en la que se le pedía liquidar ese fideicomiso y trasladar sus inversiones a otros instrumentos más transparentes, cosa que la candidata ha hecho dentro del plazo legal. Durante la presidencia de su marido, Hillary salió ilesa de una investigación del fraude inmobiliario de Whitewater.

Hillary Clinton es ya una de las candidatas presidenciales más ricas, por encima de Rudolph Guliani, John McCain y Barak Obama, pero está muy lejos todavía del republicano Mitt Romney, cuya fortuna oscila entre 200 y 250 millones de dólares.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.