EL MUNDO › CIENTOS DE PARISINOS RECLAMAN LA LIBERACION DE LA REHEN DE LA FARC

Encienden velas pidiendo por Ingrid

Nôtre Dame fue el escenario de un acto por la liberación de la ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt. Cientos de parisinos prendieron una vela en la explanada de la famosa iglesia francesa y acompañaron a la familia de la ciudadana franco-colombiana en un intento por presionar al presidente Alvaro Uribe para que negocie con las FARC. “Debemos impedir que Uribe lleve a cabo una acción militar que supondría la muerte de los rehenes. Queremos que el presidente envíe un mensaje de Navidad a los secuestrados para prometerles que serán liberados”, aseguró uno de los hijos de Betancourt, Lorenzo Delloye, quien también demandó la vuelta de Hugo Chávez al proceso.

El ex esposo de Ingrid y sus dos hijos lideraron la ceremonia. Comenzaron celebrando la decisión de las FARC de liberar a tres rehenes, uno de ellos, su compañera de fórmula, Clara Rojas. “Será el mejor regalo de Navidad para sus familias”, aseguró Melanie, la hija de Betancourt. “Y una vez que los tres rehenes hayan sido liberados, Uribe deberá hacer un gesto”, agregó la adolescente. Este gesto, explicó, debe ser aceptar la propuesta de la guerrilla y despejar dos municipios en el sureste colombiano. En esa zona liberada, las FARC aceptarían intercambiar a cerca de 45 rehenes –políticos, soldados, empresarios y extranjeros– por medio millar de guerrilleros presos. Uribe, no obstante, se niega a un despeje por miedo, dice, a que el grupo armado aproveche la desmilitarización y se haga con el control de esa región.

Justo cuando Melanie pedía al presidente colombiano que reconsiderara el despeje militar, un pequeño grupo de colombianos interrumpió la ceremonia y acusó a la familia de la rehén de estar apoyando a las FARC. “Entre los rehenes de la guerrilla también hay soldados. ¿Hizo algo Uribe para liberarlos? No, dibujó una cruz sobre ellos, dándolos por muertos”, se defendió la hija de Betancourt. Y su padre agregó: “Nosotros sólo queremos la paz. Sólo queremos el diálogo entre las FARC y el gobierno”.

Durante el acto, el Comité de Apoyo a Betancourt aprovechó también para instar al papa Benedicto XVI a que viaje a Colombia y oficie como mediador para conseguir la liberación de todos los secuestrados en manos de las FARC. “El tiene el poder de movilizar al gobierno colombiano”, aseguró el vocero del grupo, Hervé Marro. “El Papa realiza cada año visitas pastorales a varios países, es factible que vaya a Colombia. El momento es bueno porque la esperanza es muy grande y existe una verdadera urgencia”, agregó.

La invitación a Benedicto XVI llegó apenas unos días después de que el presidente francés Nicolas Sarkozy lo visitara en el Vaticano. Durante el encuentro, el mandatario lo puso al día sobre el conflicto colombiano y la situación de los rehenes, especialmente de Betancourt. En el pasado, Sarkozy, uno de los principales promotores del canje humanitario, había invitado a otros líderes mundiales a sumarse a los esfuerzos por liberar a los secuestrados. El último invitado fue el ex presidente Néstor Kirchner, quien todavía no contestó.

Otro elemento que da fuerza a la posibilidad de una mediación del Pontífice es que el gobierno de Uribe nombró como único facilitador de las negociaciones con las FARC a la Iglesia Católica colombiana. A pesar de que todavía no se conoció ningún resultado concreto, se supone que la Episcopal ya estaría liderando los contactos con la guerrilla.

Compartir: 

Twitter
 

Cientos de franceses participaron de un acto en Nôtre Dame.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.