EL PAíS

En campaña

Una pelea de fondos

Imagen: Télam.

El Gobierno y Elisa Carrió volvieron a cruzarse por los fondos destinados a los partidos. Tras el fallo de la Cámara Nacional, que hizo lugar a un amparo del ARI para que el Gobierno explique “las razones por las cuales se conceden o deniegan” los aportes extraordinarios a las fuerzas políticas, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, sostuvo que “no hay un manejo injusto” de esos recursos. El funcionario habló con números: “El ARI, el año pasado, recibió 3,12 pesos por afiliado. Se acusa al justicialismo de tener una decisión discrecional, pero PJ recibió 0,53 centavos por afiliado”, señaló. Por su parte, Carrió insistió en que la Casa Rosada le niega a su fuerza “el dinero que nos corresponde” porque, dijo, “sabe que no tenemos financiamiento espurio”.

A raíz de la polémica, Randazzo explicó que los fondos sobre los que se generó la discusión “no son de campaña electoral sino fondos permanentes partidarios que tienen que ver con el desarrollo de la vida interna de los partidos”. Añadió que “dentro de lo que prevé la Constitución y la ley de partidos políticos para su financiación, el 80 por ciento se asigna así: un 20 por ciento de base a todos los partidos y el resto de acuerdo a la cantidad de votos que sacaron en la última elección de legisladores. Con respecto al 20 por ciento que queda, que serían unos 4 millones, la ley le da atribuciones al Ministerio del Interior para asignarlos”.

“En la Argentina hay 710 partidos y el ARI pidió 400.000 pesos. Si tuviéramos que darles 400 mil pesos a los 710 partidos, estaríamos hablando de 284 millones de pesos. Entonces establecimos un mecanismo lo suficientemente razonable de acuerdo a la cantidad de afiliados, actualizados por la Justicia electoral”.

Randazzo agregó que “en el 2009, en relación con este mismo fondo partidario, hasta la fecha la Coalición Cívica ha recibido 730 mil pesos, y el oficialismo 1.247.900 pesos. Nosotros, por supuesto, vamos a entregarle (a la Justicia) esta información para que quede claro cuál es el criterio que hemos tomado.”

A su turno, Carrió insistió en criticar nuevamente el manejo de los fondos. “El Gobierno hace esto de negarnos el dinero que nos corresponde contra nosotros, porque saben que no tenemos financiamiento espurio”, sostuvo durante una visita a Bariloche. La titular de la Coalición Cívica enfatizó que el Acuerdo Cívico y Social está “enfrentando esta elección sin reglas de juego, porque de un lado están el Gobierno y De Narváez, con todo el dinero y violando la ley, y del otro estamos nosotros. Estamos a lo largo de todo el país jugando sin referí un partido desigual, pero de todos modos vamos a hacer varios goles y si ganamos es porque la Argentina está dispuesta a cambiar”.

Del campo opositor

Imagen: Jorge Larrosa.

Miembros de la Mesa de Enlace y candidatos opositores participaron ayer en Santa Fe del Congreso Anual de Confederaciones Rurales, donde llamaron a votar contra el kirchnerismo para modificar la “crisis” que atravesaría el campo. Con más de 700 productores como testigos, los referentes del agro Eduardo Buzzi (Federación Agraria), Mario Llambías (CRA), Hugo Biolcati (Sociedad Rural) y Carlos Garetto (Coninagro) se mostraron con Felipe Solá (Unión-PRO), Adrián Pérez (ARI) y Rubén Giustiniani (Partido Socialista). Coincidieron en que “el campo será un actor fundamental en el desarrollo del país”.

“Supimos estar a la altura del desafío pero tenemos una tarea inconclusa. No terminó con el voto de (el vicepresidente opositor Julio) Cobos. Ganamos una pulseada pero no la gran batalla de instalar una política distinta”, dijo Buzzi y agregó que el Gobierno mantiene “la idea de seguir poniéndole el pie encima a la gente del campo”.

Solá sostuvo que “la única manera de que el campo vuelva a producir en serio es ganándole a Kirchner el 28 de junio”. “Hay una batalla política formidable que no va a cesar salvo que Kirchner pierda en la provincia. Si ganamos, va a haber políticas productivas y discutiremos sobre un país normal”, remarcó el ex menemista-duhaldista-kirchnerista.

Garetto dijo que el conflicto con el Gobierno “nos dejó algunas consideraciones: ellos titulan a este modelo como de acumulación económica, pero es también un modelo de acumulación política y social”. Propuso “recomponer en el Congreso una fuerza equilibrada y mayoritaria que nos permita instalar un debate definitivo en materia de políticas de Estado agropecuarias”.

El “lilito” Pérez recordó que “hace dos años sacamos un documento que proponía dejar en paz (sic) al campo. Hoy proponemos terminar con las retenciones en carne, leche, trigo y maíz, e ir hacia una eliminación de retenciones a la soja pero en una instancia gradual y con un techo inicial del 20 por ciento”.

Giustiniani destacó que desde el Frente Progresista que integra el socialismo “el compromiso es terminar con los superpoderes y reclamar la vigencia de un país federal”. La “delegación de facultades al jefe de Gabinete junto a los decretos de necesidad y urgencia han sido la herramienta para vaciar el funcionamiento del Congreso”, dijo.

Cerró el presidente de la Sociedad Rural y pidió “fortalecer las instituciones de la república”. “De lo contrario, poco vamos a hacer por el sector agropecuario”, mezcló. “Las retenciones son una expropiación de bienes porque uno trabaja para que la renta le sea expropiada y esa renta no se indemniza. El sistema venezolano, mal o bien, paga por las empresas que expropia. A nosotros nos pagaron con afrentas e insultos”, dijo.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.