EL PAíS › ARGENTINA DIO TODOS SUS ARGUMENTOS EN LA HAYA

“Hicimos una presentación completa”

“Podemos decir que nuestra presentación fue consistente, completa e integral”, dijo el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Homero Bibiloni. “Botnia eligió un lugar equivocado y puso la planta equivocada para la aptitud del ecosistema de la zona, fue algo impuesto unilateralmente que llevó al país al máximo nivel de controversia”, agregó.

Ayer terminó la primera semana de audiencias ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, en donde se dirime la última etapa –la etapa oral– del conflicto de Argentina y Uruguay por la instalación de la pastera finlandesa. Durante la última audiencia, Argentina pidió el “cese de las actividades” y “desmantelamiento” de Botnia. Y en una síntesis, los integrantes del equipo de científicos recordaron que la planta ya causó daño en el agua y en el aire, provoca “olores nauseabundos” y “problemas respiratorios de pobladores, y especialmente niños”. La Corte hizo algunas preguntas, especialmente sobre el uso de cloro y del agua que usa Uruguay. Botnia “ya causó daño en el agua, el aire y el ecosistema del río, afectando la vida de los pobladores y actividades preexistentes como su uso recreativo y el turismo”, dijo Marcelo Kohen cuando sintetizó la posición argentina. Especialista de la Universidad de Ginebra, asesor en el conflicto por la pastera, indicó que “el daño ya existe y la situación podría empeorar si Botnia sigue operando”.

Antes de eso, tomó la palabra Alair Pellet, experto en derecho internacional y otro de los asesores argentinos en la controversia con Uruguay. “Todavía es posible desmantelar la planta o que las instalaciones de la pastera se utilicen para otra cosa”, dijo. “El cese de actividades y desmantelamiento de Botnia no es ni imposible ni desproporcionado”, pero recordó que “Argentina expresó que estaría satisfecha con un cambio en el uso de las instalaciones de Botnia para que sirva a otro propósito que no afecte el ecosistema del Río Uruguay y sus áreas de influencia”.

La semana próxima, las audiencias tendrán como voz protagonista al equipo uruguayo. Una semana después, Argentina y Uruguay se turnarán para hacer sus respectivos descargos. Y luego el Tribunal se tomará un cuarto intermedio –que algunos calculan de seis meses– para dar el veredicto.

Antes de concluir, los jueces formularon preguntas para las partes. Entre las cuestiones, intentarán saber si Botnia podría convertir la tecnología actual de la planta (ECF-libre de cloro) por el sistema utilizado actualmente en Europa (TCF-totalmente libre de cloro), un proceso mucho más costoso. Los jueces están interesados también en el proceso de emisión de gases contaminantes y del agua utilizada en la planta. Uruguay deberá responder a los planteos a partir del lunes, cuando se reanuden las audiencias. Una semana después lo hará Argentina.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.