EL PAíS › RELEVAMIENTOS DE LA FALGBT Y LA CHA ENTRE LOS CANDIDATOS

La diversidad porteña

 Por Soledad Vallejos

A casi un año de la sanción de la ley de matrimonio igualitario, organizaciones LGBT tomaron las elecciones a Jefatura de Gobierno y cargos legislativos porteños como oportunidad para señalar, o buscar, la incidencia política de una agenda específica del colectivo. Con preguntas propias, la Federación Argentina LGBT (Falgbt) y la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), cada una por su lado y en ocasiones sin repetir candidato, relevaron actitudes de políticas y políticos ante puntos específicos, pero también la consideración, o no, de una agenda ciudadana LGBT en sus plataformas. A ninguna de las dos organizaciones respondió el actual jefe de Gobierno y candidato Mauricio Macri.

En términos generales, las indagaciones no depararon mayores sorpresas: quienes en 2010 apoyaron la modificación del matrimonio civil se declaran, ahora, dispuestos a trabajar para modificar situaciones de discriminación económica y social. Hay, también, alguna sorpresa, como el hecho de que una candidata favorable a la agenda de la diversidad esté de acuerdo, también, con la resolución que prohíbe a los gays donar sangre.

A la hora de consultar, la dinámica fue distinta para cada organización. La Falgbt evaluó las opiniones de quienes ocupan los cinco primeros lugares en las encuestas para Jefatura de Gobierno, en función de su respuesta al Plan de Ciudadanía LGBT (puede encontrarse en www.ciudadanialgbt. org), cómo votó su espacio político la ley de matrimonio igualitario, cómo votó el candidato si en ese momento ocupaba una banca y qué posición toma ante la Ley de Identidad de Género. Además, pidió a cada lista de candidatos para la Legislatura porteña que asumieran un compromiso con ese mismo plan de ciudadanía. La CHA, en cambio, remitió seis preguntas a todos los candidatos a Jefatura de Gobierno: de los 14 inscriptos, respondieron 9 (un resumen, en www.cha.org/elecciones 2011).

Cuatro fueron los candidatos que respondieron los cuestionarios de ambas organizaciones. Daniel Filmus (FpV), Silvana Giudici (UCR), Pino Solanas (P. Sur) y María Eugenia Estenssoro (CC), es decir, todos ellos se declararon favorables a que la diversidad sexual y la no discriminación por motivos de orientación sexual formen parte de la Ley de Educación Sexual de la Ciudad y sean motivo de campañas públicas. También declararon que implementarían programas de capacitación e inserción laboral específicos para el colectivo trans, no están de acuerdo con la penalización de quienes se prostituyen y están de acuerdo con que las personas trans puedan acceder a su DNI sin necesidad de someterse previamente a intervenciones quirúrgicas. Sin embargo, Estenssoro se desmarca de los otros tres candidatos en un tema sensible: se declaró de acuerdo con la resolución que prohíbe que las personas homosexuales donen sangre. (Sólo otro candidato la acompaña en esa elección: el abogado conocido en Tribunales como denunciante serial Enrique Piragini.) De los espacios políticos a que pertenecen los cuatro candidatos, sólo el de Giudici votó mayoritariamente en contra del matrimonio igualitario.

En lo que refiere al terreno legislativo de la Ciudad, casi todas las listas se comprometieron con la agenda de ciudadanía LGBT. En relación con ella, por el PRO Martín Ocampo señaló la “inclusión laboral plena para la población trans” como una de sus “prioridades”. Por el Frente de Izquierda, Julio Patricio Rovelli, quien no se comprometió con el plan específicamente, basó su campaña en mostrarse favorable a la Ley de Identidad de Género, que, señala la Falgbt, “no es competencia de la Legislatura porteña sino del Congreso nacional”. Por la CC, Maximiliano Ferraro se comprometió ampliamente con la agenda de la diversidad, al igual que Alejandro Bodart y Aldo Gallotti por Proyecto Sur; por Nuevo Encuentro, Alejandro Vanelli (junto con su marido Ernesto Larrese, el primer amparista en la campaña por el matrimonio igualitario), se comprometió a procurar acciones que permitan “erradicar la discriminación”. Por Valores para mi País, Cynthia Hotton, una de las organizadoras de la campaña “Los niños quieren mamá y papá” no se comprometió ante las organizaciones, pero sí explicó hace días su interés en llegar a la Legislatura: “Entrarán María Rachid y Alex Freyre (ambos son candidatos del FpV) a defender una agenda gay. ¿Quién se les va a oponer?”.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.