EL PAíS › UNA ENCUESTA MUESTRA UNANIMIDAD CASI PERFECTA EN COMO MANEJAR LA CUESTION MALVINAS

Sin vocación belicista

Prácticamente todos los consultados apoyan que el tema se maneje por vía diplomática, presionando con Latinoamérica. Tres cuartas partes consideran el tema importante, una muestra de transversalidad política de la agenda.

 Por Raúl Kollmann

Menos de un tres por ciento de los habitantes de la zona metropolitana consideran que Argentina tiene que tomar una actitud bélica en la cuestión Malvinas. La enorme mayoría elige alternativas que ponen el acento en las iniciativas diplomáticas: gestiones, presión política y alianza en el reclamo con América latina son las opciones que tienen más consenso. En cualquier caso, la recuperación de las islas es considerada importante o muy importante por el 74 por ciento de los encuestados, una transversalidad que supera largamente el color político de los ciudadanos. “Es un tema en el que no hay alineamiento kirchnerismo versus antikirchnerismo, como suele haberlo en la mayoría de las cuestiones”, evalúa Ignacio Ramírez, de la consultora Ibarómetro, que realizó la encuesta.

Las conclusiones surgen del sondeo concretado en Capital Federal y Gran Buenos Aires. En total se entrevistaron mil ciudadanos, vía telefónica, respetándose las proporciones por edad sexo y nivel económico-social. Ibarómetro es conducida por Doris Capurro, aunque el estudio sobre Malvinas estuvo a cargo de Ignacio Ramírez.

“La primera novedad es que en las opiniones sobre Malvinas hay convergencia transversal, de procedencias muy distintas. Son actitudes ante el tema bastante generalizadas, que bordean el 70 por ciento de los encuestados, lo que nos permite hablar de cierta universalidad. En concreto, hay acuerdo en que el tema es de importancia, en que se acompañan las iniciativas del Gobierno y se acompañarían todas las iniciativas, salvo las bélicas”, explica Ramírez.

Durante mucho tiempo se consideró que Malvinas era más un tema de los sectores populares, más nacionalistas, que de la clase media. El estudio de Ibarómetro indica que esto no es así, más aún teniendo en cuenta que el sondeo se hizo en Capital Federal y Gran Buenos Aires, con mayor presencia de clase media.

“Está claro que el tema reapareció –continúa Ramírez– ahora más desvinculado de la guerra de 1982. Reaparece por las declaraciones del primer ministro David Cameron diciendo que los argentinos son colonialistas. Y entonces se despierta cierta argentinidad, cierta unidad de criterio, que de todas maneras no acompaña la idea de la guerra de 1982. En primer lugar, porque pasó un tiempo suficiente, pero también por la evolución del mundo. Yo diría que el tema Malvinas estuvo muy contaminado por la guerra y ahora se tomó distancia.”

“Creo que la postura de la Presidenta encaja bien con lo que piensan los ciudadanos. Posición firme, enérgica, pero no bélica, ni tampoco chauvinista, ni de un nacionalismo al viejo estilo. David Cameron hace una declaración y Cristina no le subió la apuesta, como tal vez hubieran hecho otros líderes latinoamericanos. Eso legitima mucho sus posturas”, analiza el consultor.

Tres de cada cuatro personas, un 74 por ciento, creen que el tema Malvinas es muy o bastante importante, frente a un 15 por ciento que dice que es poco o nada importante. Y un porcentaje idéntico opina que las declaraciones del premier británico David Cameron fueron ofensivas. La respuesta de CFK tiene la aprobación del 67 por ciento, 13 puntos por encima de los votos que obtuvo en octubre, lo cual da la idea de la transversalidad del tema. “Creo que la Presidenta saca el tema de Malvinas de la tradición nacionalista de derecha y lo hace potable a una parte del progresismo que lo rechazaba. Esto, insisto, tiene que ver con la distancia de la guerra de 1982”, reitera Ramírez.

“Cuando hablo de que Malvinas, hoy en día, encaja con una idea de argentinidad es porque se trata de una cuestión compartida, que va más allá del kirchnerismo o el antikirchnerismo, que entronca con la historia y que no produce abroquelamientos según los partidos políticos. Está por encima de eso. Tal vez si la Presidenta hubiera reaccionado de una forma distinta, no tendríamos el consenso que hoy hay en la política y la reivindicación de Malvinas”, redondeó el analista de Ibarómetro.

[email protected]

¿Cuán importante es la cuestión de las islas Malvinas?

¿Cuál es la mejor vía para continuar reclamando los derechos argentinos sobre las islas?

¿Cómo evalúa usted las reacciones y medidas del gobierno argentino frente al tema?

epigrafe



Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.