EL PAíS › CRISTINA KIRCHNER COMPARTIO AYER UN ACTO CON SCIOLI Y ZANNINI Y MARCO DIFERENCIAS CON LA OPOSICION

“Este espacio tiene una visión federal del país”

La Presidenta estuvo con la fórmula presidencial del Frente para la Victoria en La Pampa, donde se mostró también con los candidatos locales del kirchnerismo. Criticó a Macri y Lousteau y pidió un “trasvasamiento generacional y un recambio dirigencial”.

 Por Nicolás Lantos

La Presidenta junto a los candidatos del FpV en el acto de La Pampa, donde entregó subsidios para realizar diferentes obras.
Imagen: Télam.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner asumió el comando de la campaña electoral del Frente para la Victoria. Aunque no ocupará ningún lugar en las boletas que estarán en el cuarto oscuro, su rol como conductora del proyecto político quedó claro ayer, en un acto en La Pampa que compartió con los candidatos a presidente y vice, Daniel Scioli y Carlos Zannini. Además de defender los logros de los últimos doce años y elogiar a la fórmula elegida, cargó duramente contra la propuesta opositora encabezada por Mauricio Macri: advirtió que “no se gobierna con globitos y chamuyo, sino con números y gestión” y remarcó “la visión federal e integral del país” que tiene el FpV. También reclamó un “trasvasamiento generacional y un recambio dirigencial sin egoísmos”.

En sus intervenciones, la Presidenta no se enfoca solamente en las elecciones nacionales sino que busca también tallar en los comicios locales. Eso explica sus videoconferencias de ayer, con la senadora Rosana Bertone, que este domingo definirá en ballottage la gobernación de Tierra del Fuego, y con Eduardo Accastello, intendente de Villa María postulado a la gobernación cordobesa que se decide la próxima semana. También metió baza en la interna porteña, al criticar al ex ministro de Economía y actual candidato a jefe de Gobierno por ECO, Martín Lousteau, por su responsabilidad en el fracaso de la resolución 125 sobre retenciones móviles.

La herramienta elegida para llegar a varios distritos a la vez fueron las conexiones vía satélite que CFK despliega en cada acto desde la campaña presidencial de 2011, con buenos resultados: “Algunos creyeron ver en ellas una suerte de conectividad, de anunciar al mismo tiempo distintas inauguraciones, actos y políticas de gobierno, pero no es sólo eso, sino que se trata de la visión federal e integral que este espacio político tiene del país”, señaló al respecto CFK y marcó así un primer contraste entre el Frente para la Victoria y otros espacios como el PRO y su porteña fórmula presidencial Macri-Michetti. “La Argentina –prosiguió la Presidenta– es una sola y los 40 millones de argentinos pueden tener distintas historias y venir de distintas identidades, pero concebimos a la patria como un todo en el cual no puede haber nadie que se caiga y quede afuera.”

Su presencia en territorio pampeano, uno de los pocos en el país donde el peronismo todavía está dividido, fue también un contundente apoyo al actual gobernador Oscar Jorge y al candidato kirchnerista a sucederlo, el secretario de Asuntos Municipales, Fabián Bruna. Jorge y Bruna, aliados a la Casa Rosada, libran una interna de larga data contra los ex gobernadores Carlos Verna y Rubén Marín, distanciados del gobierno nacional desde el conflicto con las patronales rurales en 2009 (aunque la antipatía entre Verna y CFK es anterior, de cuando compartían bancada en la Cámara de Senadores).

Ante un público con una importante presencia juvenil, la Presidenta reclamó un “trasvasamiento generacional y un recambio dirigencial sin egoísmos”. Sobre el escenario, cerca suyo, estaba María Luz Alonso, la diputada de La Cámpora que en octubre buscará uno de los escaños en la Cámara alta que se dirimen en La Pampa. “La política no puede ser una calesita en donde siempre giran lo mismos caballitos sino que debe tener un recambio generacional. Nuestro movimiento peronista y la política del país necesitan de la formación de nuevos cuadros nacionales, populares y democráticos que estén a la altura de la historia”, dijo CFK.

Durante el acto, entregó subsidios para la realización de un Centro de Medicina Nuclear en La Pampa, la segunda etapa del acueducto del río Colorado, que une la capital provincial con la ciudad de General Pico, y para ampliaciones y equipamiento en hospitales de esa provincia. Además de los dirigentes pampeanos y de la fórmula presidencial del Frente para la Victoria, también acompañaron a Fernández de Kirchner el secretario general de la Presidencia, Eduardo de Pedro, y los precandidatos al gobierno de la provincia de Buenos Aires, el jefe de Gabinete nacional, Aníbal Fernández, y el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez.

La Presidenta también destacó algunos indicadores socioeconómicos positivos, como el índice de Gini, que mide el nivel de desigualdad de los países y se redujo 0,377 a 0,374. “Son apenas tres centésimas, pero no saben cuánto cuesta mover una centésima de ese índice, que es el que marca cómo se reduce la brecha, y lo hemos hecho porque generamos más empleo”, celebró. “Cuando hace unos meses algunos diagnosticaban calamidades, hoy volvemos a crecer”, agregó, citando a la consultora internacional Merrill Lynch: “No nos quieren mucho pero dicen que habrá un crecimiento del 6,4 por ciento” para el último trimestre de este año. A continuación, planteó que “en un mundo que necesita comida, el desafío es darle valor agregado a los productos de la tierra” y por eso justificó “la alianza estratégica con China y Rusia, aunque algunos no lo entiendan”.

En ese momento aprovechó para tirar contra el PRO, principal rival del peronismo en los comicios de este año. “A muchos no les importan los números; a nosotros sí porque no se gobierna con globitos y chamuyo, sino con números y gestión”, dijo, haciendo referencia a los globos con los que el partido liderado por Mauricio Macri adorna sus actividades de campaña. Acto seguido, se refirió sin nombrarlo a su ex funcionario Lousteau: “Los compatriotas saben qué fue lo que pasó en 2008, con la 125, y cómo casi nos hacen volcar por haber calculado mal los números y ahora nos quieren dar lecciones”, dijo antes de reivindicar que, por el contrario, el Frente para la Victoria se ha hecho cargo de todo, “de lo bueno y lo malo”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.