EL PAíS › ANOCHE CERRO EL PLAZO PARA INSCRIBIR CANDIDATOS EN LA PROVINCIA

El rompecabezas bonaerense

Más allá de la disputa entre las fórmulas Fernández-Sabbatella y Domínguez-Espinoza, en el FpV también habrá competencia en varios municipios. En algunos habrá hasta cinco precandidatos a intendente. Al cierre de esta edición aún se negociaban las listas.

 Por Miguel Jorquera

Gabriel Katopodis, Mariano West y Raúl Otacehé, tres que tendrán competencia en sus distritos.

Con el cierre definitivo de las listas de precandidatos en la provincia de Buenos Aires –ayer a la medianoche–, las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del Frente para la Victoria concentran la tensión en la disputa entre las dos fórmulas para la gobernación: Aníbal Fernández-Martín Sabbatella y Julián Domínguez-Fernando Espinoza. La puja promete ser dura en todo el territorio bonaerense y de ella surgirá el candidato con más chances de convertirse en futuro gobernador. También la pelea municipio por municipio abre un panorama incierto. Algunos caciques territoriales del peronismo no tendrán adversario; otros tendrán que enfrentar a algún contrincante con chances de arrebatarle la comuna. Y hay distritos con tres, cuatro y hasta cinco aspirantes a convertirse en el representante del FpV para las elecciones de octubre. En algunos de esos municipios el oficialismo ya gobierna y, en otros, su objetivo es desplazar a la oposición.

La disputa bonaerense del kirchnerismo está centrada en las fórmulas a la gobernación, donde se abren las opciones para los votantes del oficialismo y en el último tramo de la boleta: las municipales donde en la mayoría de las 134 comunas de la provincia habrá un amplio abanico de ofertas. Más allá de la bondades y dificultades de cada una de las fórmulas para plantarse frente al electorado provincial, ambas buscan hacer pie en cada municipio a través de los intendentes propios y de los principales referentes K en aquellos donde no gobierna.

En la disputa territorial, el tándem Domínguez-Espinoza consiguió el respaldo de los jefes comunales del PJ. Espinoza es el actual intendente de La Matanza, el municipio más populoso e importante de la provincia a la hora de dirimir una elección. Sus adversarios decidieron darle pelea en su propio distrito y en eso trabajaban anoche en el cierre de listas diferentes corrientes alineadas con la dupla Fernández-Sabbatella: el retador sería el dirigente de la Uocra Heraldo Cachuqueo –apoyado por otros gremios como la UOM en la que juntos comandan la CGT matancera– en lo que representaría la principal modificación en la provincia con respecto al cierre de la medianoche del sábado. Cerca de Espinoza, le restaron importancia y afirman que lo apoyan unos 60 gremios del distrito.

El sabbatellismo buscará, en tanto, un triunfo en Morón, donde gobierna, con Hernán Sabbatella como candidato, aunque enfrente tendrá otros dos opciones del peronismo dentro del FpV. La listas de la fuerza del director de la Afsca, Martín Sabbatella, también disputarán territorio en otros sectores del conurbano como en Florencio Varela, el distrito en manos de Julio Pereyra, e Ituzaingo, donde manda Alberto Descalzo, además de encabezar listas en otras comunas del interior provincial como en Chacabuco, los pagos de Domínguez. Incluso, un histórico como Mariano West tendrá como adversario al referente de La Cámpora Walter Festa, en Moreno. En otros municipios, en cambio, se trataba de achicar la grilla de precandidatos buscando concentrar en los referentes más taquilleros, identificados con una y otra fórmula, para no dilapidar esfuerzos. En esta línea se trabajaba en La Plata, donde el intendente Pablo Bruera y la decana de la facultad de periodismo de la UNLP, Florencia Saintout, corren con mejores chances que los otros tres candidatos.

También hay un capítulo aparte en las comunas donde gobiernan aquellos que regresaron al redil del FpV después de haber emigrado al massismo. En General San Martín, también se buscaba achicar ayer por la noche las tres candidaturas que compiten con el regresado Gabriel Katopodis. Como sucedió en Almirante Brown, donde Darío Giustozzi –también de regreso del massismo– tendrá un solo adversario en la interna, Mariano Cascallares.

O en Merlo, donde las cosas se trocaron: Raúl “Vasco” Othacehé tuvo un duro rival en Gustavo Menéndez del Frente Renovador en 2011. Pero luego, el Vasco acordó con Sergio Massa y Menéndez se pasó al sciolismo. Tras su regreso al FpV, Othacehé volverá a enfrentar, esta vez por la intendencia, dentro de la primaria oficialista, a Menéndez, que tiene el respaldo de NE, La Cámpora y otras agrupaciones menores. Aunque ambos ahora aparecen más cerca de Domínguez-Espinoza.

Las disputas también tienen su excepciones. Por un lado, intendentes del FpV con una probada gestión no tendrán enfrente competencia a pesar de su alineamiento con cualquiera de las fórmulas a gobernador. Allí se inscriben, entre muchos otros, Patricio Mu- ssi –cercano a Domínguez– en Berazategui o Jorge Ferraresi en Avellaneda. También hay unidad detrás de otros candidatos, como Juan “Juanchi” Zabaletta, que le disputará Hurlingham al massista Luis Acuña.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.