EL PAíS

“La Rioja les va a dar una lección a los argentinos”

El presidente Kirchner viajó por tercera vez a La Rioja para apuntalar a los candidatos del Frente para la Victoria que competirán contra Menem. Luego siguió viaje a Catamarca.

El presidente Néstor Kirchner pisó ayer por tercera vez en el año suelo riojano con un claro adversario en la mira: Carlos Menem. El riojano se presenta como candidato a senador y enfrenta al gobernador (ex menemista y ahora kirchnerista) Angel Maza, que encabeza la lista del Frente para la Victoria. “No tengo ninguna duda de que La Rioja les va a dar una lección a los argentinos el 23 de octubre”, aseguró Kirchner, que consideró que la provincia “va a demostrar que es punta de lanza de los nuevos tiempos y va a estar festejando en las calles”. Luego siguió viaje hacia Catamarca, donde el Frente para la Victoria enfrentará al gastronómico Luis Barrionuevo que, como Menem, va con el sello del PJ.
Como principal orador del cierre de campaña en La Rioja, el Presidente buscó apuntalar la candidatura de Maza, que en las encuestas está seis puntos arriba de la de Menem. Detrás de Maza se alinearon todos los intendentes riojanos, excepto uno (Nicolás Martínez, de Aimogasta) y la mayoría de los diputados provinciales. “La Rioja no depende más de una sola persona. La Rioja es mucho más que Menem”, afirmó Maza.
Al llegar, bajo un sol abrasador, Kirchner auguró que “se viene un cambio generacional en la Argentina” y destacó que La Rioja “siempre fue punta del iceberg de las grandes transformaciones argentinas”. En el acto, que se hizo por la tarde en un estadio de fútbol, las alusiones al menemismo fueron permanentes. “Se terminó eso de pensar que el mejor dirigente es el más pícaro, el que más plata hace rápidamente”, dijo ante miles de personas. “La Rioja va a ser el punto de inflexión de la nueva Argentina y aquellos que decían que los riojanos tal y cual cosa van a tener que callarse la boca y admitir que los riojanos siempre van a estar en la construcción de la Argentina que necesitamos”, remarcó Kirchner.
Además, se comprometió a “ayudar en todo lo que pueda para que esté permanentemente en marcha” la curtiembre Yoma. Los trabajadores de esa curtiembre habían denunciado que estaban vaciando la empresa para cerrarla, ya que tiene gruesas deudas con el Banco Provincia, el Nación y el Central. La titular del Banco Nación, Felisa Miceli, viajó a la curtiembre, en Nonogasta (Chilecito) y anunció que se hará cargo de la empresa hasta que haya un nuevo inversor. “Hay que acordarse de los que abandonan el barco, los que gastaron la plata de pueblo, lo que se olvidaron de la curtiembre y hoy la dejan abandonada”, azuzó Kirchner.
“No me importa que no me aplaudan en los cócteles o las cenas de gala”, afirmó Kirchner en alusión al estilo del ex presidente riojano, versado en la farándula, los autos caros y las fiestas fastuosas. “Lo que importa que los riojanos me esperen para decirme que no nos traicioné”, remató, antes de marcharse, con el sueño de derrotar a Menem en su propia tierra.

Informe: Werner Pertot.

Compartir: 

Twitter
 

Kirchner hizo ayer campaña en La Rioja junto al gobernador Maza.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.