EL PAíS

Los docentes bonaerenses retomarán medidas de fuerza la semana próxima

El Frente Gremial Docente de la provincia de Buenos Aires se reunirá hoy en La Plata para ponerle fecha al paro de 24 horas que ya decidieron. Siguió el cruce con el gobernador Felipe Solá.

Sin diálogo directo, los sindicatos docentes bonaerenses y las autoridades provinciales siguen tensando la relación a quince días del fin del ciclo lectivo para 4,5 millones de alumnos. El Frente Gremial completó ayer la segunda jornada de la huelga de 48 horas y anunció que hoy decidirá si concreta la semana próxima una protesta de 24 horas. Reclaman un incremento salarial que eleve el salario inicial de 840 a 1000 pesos y un compromiso de recomposición para el año próximo. El gobernador Felipe Solá reiteró las acusaciones contra los dirigentes que “hacen paro por razones políticas” y ratificó que no habrá aumentos.

Los estertores del año escolar potenciaron los conflictos en todas las jurisdicciones. En Entre Ríos también culminaron ayer una huelga de 48 horas, mientras que en Chaco los maestros anunciaron que si les descuentan los días de huelga que realizaron este año podrían dar por terminado el ciclo lectivo el martes próximo.

En Buenos Aires, el segundo día de conflicto sumó a los docentes privados del Sadop que evaluó “en un 70 por ciento el nivel de adhesión”. El Sindicato Unico de Trabajadores de la Educación (Suteba) y la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) estimaron que el paro tuvo un acatamiento del 95 por ciento, con picos del 100 por ciento en ciudades como Mar del Plata, Pergamino y Tigre.

El Frente Gremial Bonaerense ya había resuelto un nuevo paro por 24 horas y se reunirá hoy en La Plata para fijar el día de cumplimiento de la medida de fuerza, que se concretaría la semana próxima.

El gobernador cuestionó nuevamente la postura de los gremios, los acusó de adoptar medidas de fuerza por “razones políticas” y aseguró que “no va a haber aumento de sueldo porque haya paro”. Solá pidió “disculpas” a “todos los (padres) que tienen que dejar de ir a trabajar y perder su día de salario en muchos casos para cuidar a sus hijos, a raíz del paro docente”.

En la misma línea de confrontación, la directora general de Cultura y Educación bonaerense, Adriana Puiggrós, dijo que ve “con asombro y disgusto” el paro que cumplen los docentes y calificó la medida –que a su juicio logró una adhesión un veinte por ciento inferior a paros anteriores– como una “escena lamentable”.

Una situación similar se vivió en Entre Ríos, donde los docentes realizaron la segunda jornada de paro de 48 horas en demanda de mejoras salariales, con un alto nivel de adhesión. La medida contó con el apoyo de la Asociación Gremial del Magisterio (Agmer), de la Unión de Docentes Argentinos (UDA), de la Asociación del Magisterio Técnico (AMET) y del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop). Los gremios evaluaron que el índice de adhesión a la medida se situó entre el 90 y el 95 por ciento en toda la provincia.

Por su parte, en Chaco, la Unión de Trabajadores de la Educación (UTRE-Ctera) suspendió ayer la huelga de hambre que mantenían desde hace quince días tres de sus dirigentes e intimó al gobierno provincial para que en el término de 48 horas concrete la devolución de los descuentos de los días de paro.

Compartir: 

Twitter
 

Con las negociaciones rotas, el conflicto docente bonaerense parece profundizarse.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.